Una batalla por la vida

“Estoy muy feliz, pese a ser mi cuarta quimioterapia, de ocho en total. Es difícil, pero no   imposible. El camino es largo, pero la felicidad, la fe y el armarse de valor logran que saque fuerzas de donde sea necesario para afrontar un proceso que ha traído cambios significativos a mi vida y que hizo que mi pensamiento cambie por completo” (sic) enfatiza Lorena Marroquín, paciente con cáncer.

Leer más