Limitado presupuesto para el acondicionamiento de las instituciones públicas de enseñanza en Girardot

En la ciudad no se invierten los recursos suficientes para cumplir con las demandas académicas de estudiantes en los colegios públicos, y los responsables de la distribución monetaria se valen de los planteles más necesitados para esquilmar el dinero destinado a educar a niños y jóvenes.

La Institución Educativa Manuel Elkin Patarroyo es uno de los establecimientos más afectados por la precarización de los bienes asignados a los niveles de formación académica básica y secundaria.                                                               Foto por Lady Saavedra

A los cárteles de la corrupción y de la contratación que escandalizaron al municipio en los últimos cuatro años les apareció una inesperada competencia. Los recientes hechos de protesta ocurridos a las afueras de la Institución Educativa Manuel Elkin Patarroyo se convirtieron en una alerta roja para los habitantes sobre lo que realmente está ocurriendo en los colegios públicos que, finalmente, se nutren con un porcentaje de los fondos procedentes de la Administración Municipal y el Gobierno Nacional. Si eso está ocurriendo en una corporación local, el monto destinado nacionalmente no debe ser suficiente para solventar las urgencias del sistema educativo.

Anualmente, se destina en Colombia un rubro para financiar a los estudiantes en instituciones de enseñanza públicos y privados desde preescolar hasta la formación básica y media. El presupuesto destinado para 2020 es de $44,1 billones, según el Ministerio de Educación (MEN), y la asignación a los entes territoriales se hace con base al número de alumnos y la gratuidad de los establecimientos. A diferencia de las partidas aprobadas en 2018 que correspondieron a $38.5 billones, el crecimiento para este año es del 6.41% y sitúa a la educación como el sector de mayor beneficio presupuestal vigente.

Con esta maravilla, ¿para qué más?

El renglón educativo en los últimos años ha sido el que mayor asignación de dineros ha tenido; sin embargo, sigue siendo insuficiente. El Gobierno Nacional dispuso de $1.27 billones en recursos adicionales para contribuir al funcionamiento y mejoras de infraestructura y fortalecimiento científico, tecnológico y de innovación; un 4% más de lo acordado para 2020. Pero gracias a que los políticos que han gobernado la ciudad no han sido coherentes con la distribución del capital asignado, las estructuras se desmoronan poco a poco y los educandos recogen los escombros.

A la educación pública del país le faltan más de $83,2 billones anuales para adquirir el nivel de los países con los que tanto comparan a Colombia. Según Fernando Piza, rector de la Institución Educativa Manuel Elkin Patarroyo, los montos de financiamiento faltantes se adicionarían a “educación primaria, con $24,5 billones; bachillerato, con $37,4 billones; y $21.3 billones adicionales para solventar los gastos especiales internos” (sic). En total, se necesitaría el doble de la asignación vigente para tener una educación digna y de calidad con estructuras firmes y resistentes a los golpes de la corrupción municipal.

“Para la infraestructura educativa, el Presupuesto General de la Nación tiene una asignación de miles de millones de pesos; pero al momento de distribuirlos empiezan los ‘peros’ de la Alcaldía” (sic): Anny Pulido, estudiante de la Institución Educativa Manuel Elkin Patarroyo.

No hay que ir muy lejos para saber qué se puede hacer con el dinero que la venalidad les quita a los colombianos cada año, en especial a los girardoteños. Como afirma Mariana Ariza, docente de UNIMINUTO, “con ese dinero, por ejemplo, se podrían construir más de dos instituciones educativas nuevas, así como alimentar diariamente a toda la población” (sic). Es por eso que el deterioro de las aulas de clases refleja, a través de los suelos en mal estado, tableros rotos y pupitres partidos, la nula importancia que la Administración local le confiere a la educación oficial.

Frente a un caso local

El presupuesto anual que recibe la Alcaldía para solventar los gastos educativos es arrebatado por la misma clase dirigencial con la excusa de que “el gobierno anterior dejó grandes huecos fiscales, que descontrolaron las cifras presupuestales para la renovación política en la ciudad” (sic), según comentó Anny Pulido, estudiante de la Institución Educativa Manuel Elkin Patarroyo. Igualmente, el dinero destinado a la educación y que no es suministrado por el MEN en su totalidad, no presenta previa rendición de cuentas, por la cual se asegure que el capital fue invertido para cubrir dichos huecos.

Los discentes del Instituto Educativo Manuel Elkin Patarroyo visualizan a diario el deterioro estructural de las instalaciones y del mobiliario escolar, al igual que la precariedad de los sanitarios, la carencia de áreas verdes y los patios pequeños para los recreos. Todo esto demuestra que pese a las cuantías destinadas por institución -en los cuales se incluye reformar la planta física- siguen siendo insuficientes debido a las malas condiciones que presentan. La existencia de dos caños dentro de la instalación, residuos inorgánicos, el barro que se genera por las fuertes lluvias y los puentes hechos de madera, que en cualquier momento podrían derrumbarse, son evidencia del abandono estatal respecto del servicio de la educación pública.

 

Restos de material de construcción que eran destinados a las mejoras infraestructurales educativas y que debían garantizar una ampliación y adecuamiento de las zonas deterioradas.
                                                                                                                                                                         Foto por Lady Saavedra

Cielos rasos derrumbados, excremento de paloma, suelos agrietados y puertas deformadas configuran el panorama que presenta actualmente el plantel y en reclamo por las paupérrimas condiciones de infraestructura, los alumnos decidieron tomar el centro educativo para protestar por los escasos recursos que la Administración les suministra, anualmente. Por otro lado, José Devia, secretario de Educación de Girardot, asegura que los recursos “son repartidos en las instituciones, latentes hasta hoy de forma equitativa” (sic), y que la protesta, diferente a un paro estudiantil, “se encuentra fomentada por elementos de poco valor y de desinformación”.

“Se requieren salones más grandes y herramientas para mejorar las condiciones de la institución; así, como para garantizar su mantenimiento” (sic): Fernando Piza, rector de la Institución Educativa Manuel Elkin Patarroyo.

Según el Decreto 2411 expedido el 30 de diciembre de 2019, por el cual se liquida el Presupuesto General de la Nación para la vigencia fiscal de 2020, se detallan las apropiaciones y se clasifican y definen los gastos propuestos para el año. En el caso de los establecimientos de educación pública las partidas destinadas a cubrir aspectos estructurales, de calidad y demás se determina a partir de la cantidad de discentes registrados, cuántos son provenientes de territorios rurales y a qué grado de escolaridad pertenecen.

En los colegios públicos, tras el Decreto Único Reglamentario del Sector Educación, de 2015, se estableció la gratuidad desde transición hasta undécimo; por ende, la inversión estatal y el gasto por estudiante se ha incrementado significativamente arrojando sumas que redondeaban los tres millones seiscientos noventa y seis mil pesos por entidad educativa, cifra superior a la destinada a instituciones privadas. De los $44,1 billones, únicamente el 25% es dirigido a las instituciones de educación básica primaria y secundaria de tipo público, cuando el financiamiento total en educación del país debe dividirse en un mayor porcentaje, según los diferentes niveles de escolaridad existentes. Así, el hueco fiscal del municipio se profundiza al absorber tan sólo el 3% de lo destinado por el Gobierno Nacional.

Si bien, la asignación efectiva de recursos en Colombia afecta a los más necesitados y vulnerables del país, los organismos siguen manejando sistemas obsoletos e ineficientes y la distribución por municipios o territorios es inequitativa, comparada con otros ministerios del Gobierno. La inversión nacional y los gastos estatales se encuentran desestabilizados, en virtud de los índices de corrupción administrativa que interfieren en la asignación equitativa de recursos públicos; igualmente, las administraciones municipales contribuyen al deterioro de la calidad educativa en los planteles al no suministrar un porcentaje de capital ecuánime el cual debería ser canalizado a la mejora estructural de los colegios públicos de la ciudad.

Para nadie es un secreto cómo sobreviven los colegios públicos, sobre todo, los regionales. Los fondos vienen en caída vertiginosa y cada año dan tristeza. Invertir en innovación o tecnología es imposible y la excelencia educativa se decae a pasos agigantados; se eleva la deserción estudiantil y varios establecimientos cierran sus puertas debido a la precaria atención prestada por los gobiernos centrales en torno de la formación académica y profesional de las nuevas generaciones.

Etiquetas: Girardot con los peores colegios de Cundinamarca, Una lucha por la educación, El millonario contrato de la PAE para mejorar la alimentación escolar en Girardot, Paro Nacional: las dos realidades que enmarcaron las protestas del 21 de noviembre

 

                                                                                                                                                                           Caricatura por Angie Día

                                                                                                                                                            Infografía por Lady Saavedra

Por Angie Díaz, Lady Saavedra, Valentina Claros, Édgar Valenzuela

13 comentarios en “Limitado presupuesto para el acondicionamiento de las instituciones públicas de enseñanza en Girardot

  • el 1 junio, 2020 a las 9:57 PM
    Permalink

    Los recursos destinados a la educación pública y privada debe responder a las necesidades tanto estructurales como de calidad para poder generar un desarrollo educacional en las instituciones nacionales y no sólo beneficiar a unas pocas por ganar reconocimiento político o legitimidad.

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2020 a las 11:38 PM
    Permalink

    Cuando se habla de recursos escolares para nadie es un secreto que la mayoría de mandatarios no realizan las suficientes estrategias para garantizar una educación de calidad. Ahora bien, con el tema del Aislamiento Preventivo Obligatirio, se están cubriendo las necesidades de cada estudiante para que pueda estudiar de igual forma en una era tecnológica?donde las desigualdades aparecen más constantes y muchos de ellos no tienen las herramientas suficientes.

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2020 a las 11:37 PM
    Permalink

    Es triste que los desgobiernos de Girardot, se vean reflejados en la comunidad estudiantil generando un impacto negativo. Si bien, esta institución educativa no es la única en estado de deterioro a esa le sumamos diversas instituciones públicas que al paso de los días se van acabando y destruyendo por la carencia de estructura e inversión en la misma como parte de el mantenimiento para cualquier inmueble. No solo esto, también la garantía de todos los instrumentos y herramientas necesarias para una educación de calidad.

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2020 a las 11:33 PM
    Permalink

    Como realizadora de la crónica, pude evidenciar el mal estado en que se encuentran algunos sectores de la Institución Educativa Manuel Elkin Patarroyo. Este es un tema de mucha importancia, puesto que la educación es un pilar fundamental, y no es justo que el Gobierno destine algunas migajas para esta índole; además hay que tener en cuenta que este colegio no es el único que se encuentra en estas precarias condiciones, las cuales deja en evidencia el vídeo de la crónica.

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2020 a las 11:24 PM
    Permalink

    La educación es necesaria en todos los sentidos para así alcanzar mejores niveles de bienestar social y de crecimiento económico y nivelar las desigualdades económicas y sociales, en este caso es el colegio Manuel Elkin Patarroyo que anualmente vienen recortando los recursos a esta institución esto le imposibilita a el rector Fernando piza suplir muchas de las deficiencias que se viven al interior del colegio ya que no cuentan con los recursos necesarios para darles algo mejor a los estudiantes de esta institución. La secretaria educación de Girardot ha tenido varias quejas de los mismos estudiantes ya que considerablemente no cuentan con muy buenos recursos para la mayoría de los colegios públicos de Girardot.

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2020 a las 10:50 PM
    Permalink

    Conozco las instalaciones del centro educativo protagonista de la crónica, por ende, aseguro que las falencias presentadas son ciertas y que el ejercicio de la administración es inaceptable y escasa. El énfasis está en los recursos económicos destinados para estos espacios educativos, dichos medios no están llegando en la cantidad correspondiente frente a la necesidad; y si hablamos de la situación en tiempos de pandemia el panorama es desalentador e incluso deprimente para los estudiantes de los centros educativos públicos del país.

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2020 a las 10:47 PM
    Permalink

    La educación es un pilar fundamental dentro de una sociedad, pues, de ello depende el desarrollo y evolución de la misma en diferentes aspectos, tales como: economía, política, cultura, salud, entre otros ejes de interés social. Con base en la educación se forman aquellos líderes del mañana, por ello la importancia de una educación de calidad en cada comunidad.
    La función de las entidades prestadoras de este servicio llamado educación desempeñan un rol indispensable dentro de la formación académica de los niños, jóvenes e incluso adultos, no obstante, la responsabilidad recae en distintos papeles, pues estas instituciones sin el apoyo adecuado no funcionan de la manera en que deben, por eso la importancia de los recursos recibidos por parte del estado, ya que de ello depende la calidad de la educación y el buen desarrollo del estudiante, las instalaciones, los docentes, estructura y demás, son factores que varían los resultados.

    Respuesta
    • el 31 mayo, 2020 a las 11:32 PM
      Permalink

      Los recursos asignados para el mejoramiento de la infraestructura del colegio Manuel Elkin, se han quedado cortos debido a la variedad de necesidades que tiene la institución; se espera que desde el ministerio de educación se desarrollen nuevas estrategias para mitigar esta problemática.

      Respuesta
  • el 31 mayo, 2020 a las 10:36 PM
    Permalink

    Hoy en día; las diferentes entidades, gobiernos, etc… No ofrecen unos presupuestos dignos para la educación en Colombia. Y es que acá en Girardot, de cierta forma se roban los presupuestos que van dirigidos a las instituciones educativas públicas; y a la hora de reclamarselos ignoran el tema. En gran parte esto tiene que ver con la administración y secretaría de educación municipal y departamental, aunque no sólo estas entidades municipales sino que también el gobierno nacional tiene que prestar mucha más atención a esto y brindar herramientas que ayuden en el desarrollo educativo de la sociedad.

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2020 a las 10:11 PM
    Permalink

    El Gobierno Nacional debe destinar mucho más dinero a la educación en Colombia, sobretodo a ciudades como Girardot donde prevalecen los colegios públicos sobre los privados. Igualmente, tener en cuenta que la educación es el motor principal del país, allí se forman los futuros profesionales que tomarán las riendas del país, por ende, es incomprensible semejantes huecos económicos con tan altos porcentajes de capital destinados anualmente.

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2020 a las 10:09 PM
    Permalink

    Los estudiantes la mayoría de las veces piensan que los recursos que son destinados a la institución no se utilizan de manera correcta, pero lo que no contemplan es que debido a los huecos fiscales que dejó la anterior Administración es imposible hacer cambios grandes, ni mucho menos estructurales, que son los que más requiere el colegio en estos momentos.

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2020 a las 10:07 PM
    Permalink

    La Administración Municipal y la Secretaría de Educación de Girardot se hacen los de la vista gorda cuando se les menciona la palabra ‘recursos’, aquellos destinados a los colegios públicos de la ciudad, generando únicamente una baja en la calidad educativa y perjudicando nuestro proceso de formación como estudiantes de la Institución Educativa Manuel Elkin Patarroyo.

    Respuesta
    • el 31 mayo, 2020 a las 11:32 PM
      Permalink

      La postura del secretario de educación de la ciudad de Girardot, evidencia el espaldarazo que brindan los entes gubernamentales, frente a las condiciones qué impiden el acceso a una educación digna, en Girardot y en el país. Cuando las paupérrimas condiciones de las instituciones del municipio, son el resultado del desplume de los fondos educativos. Argumentar qué las protestas, en pro de un mejor manejo de estos, carecen de elementos de valor y es fruto de la desinformación. Hace parte de un acto de deshumanización, la lucha por las garantías educativas, es el motor de la formación de un país.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *