Equidad de género: brechas por mitigar

En 2019, según una encuesta realizada por Nielsen, la tasa de desempleo en mujeres en el total nacional fue de 16,9 %, mientras que la de los hombres quedó en 9,8 %, lo que se traduce en una diferencia de 7,1 puntos porcentuales entre géneros.

Según la encuesta realizada por la firma Ipsos para 2019, Chile, Colombia y Argentina son los tres países de Latinoamérica donde más creen que el hombre tiene muchas más ventajas sobre la mujer, con un 72 %, 64 % y 62 %, respectivamente.           Foto por Amaranta Castro

Las calles retumbaban de aplausos y gritos, la alegría que irradiaban era inexplicable. Corría el 8 de marzo y las marchas para conmemorar la lucha de las mujeres no se hicieron esperar, entonando cánticos feministas: “¡Abajo el patriarcado, se va a caer, se va a caer! ¡Arriba el feminismo que va a vencer, que va a vencer!”. Así daban inicio a un día que sin duda alguna marcaría diferencia en el calendario.

Sin embargo, no todo es color de rosa como se suele imaginar. Hasta el 13 de febrero se habían registrado más de 20 feminicidios en el país, y según la ONU MUJERES, en 2012 uno de cada dos casos de asesinato era perpetrado por su compañero sentimental o un miembro de la familia; casos no denunciados ante dificultades presentadas por las víctimas a la hora de interponer alguna denuncia por violencia sexual e interpersonal para no perder el vínculo con la familia.

En Colombia el feminicidio fue tipificado como un delito autónomo por la ley 1761 de 2015, que lo define como el asesinato de una mujer por su condición de mujer o por motivos de su identidad de género.

Y aunque desde hace algunos años las administraciones municipales, mancomunadamente con el Gobierno Nacional crean espacios para evitar el maltrato hacia la mujer, el déficit es evidente, puesto que las cifras cada año que pasa aumentan y como mencionó Amaranta Castro, activista feminista, “ser mujer en América Latina representa un peligro inminente”. Empero el riesgo no es únicamente en dicha parte del mundo, ya que en Paquistán ser activista feminista va en contra de la religión.

¿Equidad de género al alcance de todos?

Al parecer en Colombia ser mujer es difícil comparados con las oportunidades que tienen los hombres; pero la desigualdad está presente y se hace más notable cuando se trata de la comunidad LGBTIQ+ (Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transgéneros, Transexuales, Travestis, Intersexuales y Queers), dado que “muchos de ellos se sienten en el olvido y el abandono” (sic), manifestó Carlina Prada, coordinadora de dicha comunidad en Girardot.

No obstante, el empoderamiento de algunas personas pertenecientes a ese colectivo ha logrado acortar la brecha que se tiene frente a la poca participación política que ejerce: casos específicos como el de la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, los ediles Érik Calvo, de Bosa y Natalia Goyeneche, de Teusaquillo, entre otros; además de veintidós personas pertenecientes a la comunidad resultaron elegidas por votación popular en los pasados comicios territoriales de octubre.

Se conmemoró el “Día a la Mujer”, luego de la comisión de 129 feminicidios, durante el cual protestaban en búsqueda de la igualdad de condiciones y derechos laborales.                                                                                                               Foto por Amaranta Castro

Así mismo, Colombia se encuentra en el segundo lugar de países en Latinoamérica donde son asesinadas más personas del colectivo LGBTIQ+, según un informe revelado en El Salvador por grupos regionales de cada país: entre enero de 2014 y junio de 2019 se presentaron más de 500 casos de personas asesinadas por su respectiva orientación sexual o identidad de género, y según Marcela Sánchez, directora de la organización en Colombia, las investigaciones no avanzan.

Enormes colectivos del movimiento feminista se toman las calles el 8 de marzo

Los eventos conjuntos que se realizaron en el transcurso de la efeméride fueron claves para evidenciar de cierto modo la “inconformidad contra el patriarcado”, asevera Castro; además a ello, es “la oportunidad para que la mujer pueda aportar en la construcción de una mejor sociedad”, acota el comunicador social Óscar Imbáchiz. Sin duda alguna, la oportunidad perfecta para que sean escuchadas por el Gobierno Nacional.

Según Medicina Legal, Antioquia, Bogotá y Valle del Cauca son los departamentos en donde más asesinan a mujeres en Colombia.

Desde tempranísimo, mujeres recorren las calles de las ciudades, con concentraciones humanas cada vez más notables y el número de habitantes crece significativamente en cada marcha. Por otro lado, en distintos países se llevan a cabo paros en el que las mujeres no decidieron salir #UnDíaSinNosotras, cuyos objetivos principales radican en mostrar su disconformidad por el aumento de feminicidios como también evidenciar el abuso y la violencia hacía ellas, y mitigar la desigualdad de género que hoy en día sigue siendo notoria.

Así mismo, los detalles dispensados por parte de seres del mismo o diferente sexo hacia las mujeres no se hicieron esperar: cenas, rosas, chocolates, libros, entre otros, adornaban con una bella sonrisa el rostro de cientos de damiselas, quienes, a pesar de la vulnerabilidad que por desgracia viven, nunca paran de soñar. Mediante pañuelos morados, símbolo del feminismo, ornamentaban sus cuellos, brazos o donde quisieran portarlos, la idea siempre fue hacerse sentir.

Mariana Ariza, docente de Comunicación Social y Periodismo de UNIMINUTO, afirma que “hace falta más unión y articulación entre el Estado y los organismos de control ciudadano” (sic), y es que entre 2015 y 2019 se presentaron más de 90 mil casos de violencia sexual en niños colombianos, según el documento de Alianza por la niñez de 2019; sobre ello, hay que considerar que el 93 % de los casos tienen su origen en el marco del conflicto armado.

Ahora bien, la equidad de género es un tema que se debe tener en cuenta no solo desde los ejes políticos y sociales, sino también desde la pedagogía; en ese orden de ideas, ¿está Colombia preparada en cátedras que involucre los estudios de género? La violencia de género es un tema que le concierne a todos y es necesario que desde la academia se logre esa transformación de imaginarios equívocos que se tienen sobre género y a que se respete la identidad de género.

La ONU recomienda que en Colombia se siga avanzando “para impulsar la equidad de género”, promover calidad para procesos de selección y contratación laboral; al igual, que erradicar ataques en contra de la mujer, y un “balance entre el trabajo remunerado y lo personal”; amén de “la prevención y el seguimiento de la violencia y el acoso en el lugar de trabajo”. Actualmente, el Gobierno Nacional cuenta con la línea de atención y orientación a mujeres, la ‘155’ con servicio las 24 horas del día.

Etiquetas: Las mujeres ya no vivimos en casas de muñecas ; Violencia de género, una realidad en la región del Alto Magdalena ; Falta de compromiso con los derechos de la comunidad homosexual en Girardot ; Interacción en línea, posible causante de violencia de género

 

                                                                                                                                                                                        Caricatura por Jhon Candia

                                                                                                                                     Infografía por Cristian González y Diego Vera

 

Por Diego Vera

10 comentarios en “Equidad de género: brechas por mitigar

  • el 31 mayo, 2020 a las 11:58 PM
    Permalink

    Es bueno encontrar artículos que muestren a partir de cifras y comparaciones sobre la desigualdad que vive este género en base a las oportunidades que ofrece la sociedad y que se ven afectadas en su mayoría las mujeres en Colombia, la falta de proyectos o charlas que impulsen en la equidad de género y que deben tener conocimiento todas las personas, pues concierne a todos y es que solo a partir de cuando somos conscientes de las situaciones que ocurren a nuestro alrededor es que se puede lograr un cambio

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2020 a las 11:55 PM
    Permalink

    Muchas personas del género masculino discuten la idea del feminismo con el argumento de que a los hombres también los matan, sin embargo, en el contexto del género femenino, los homicidios son propinados por su pareja sentimental o por un hombre que no les gusta la mujer que tienen al lado. Por ende, es importante la publicación de estos artículos para resaltar que las mujeres están siendo asesinadas, violadas o violentadas por los hombres sin un argumento válido; a diario se visualizan noticias de al menos un caso de femincidio en el país y es una situación que debe frenarse ya.

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2020 a las 11:54 PM
    Permalink

    La lucha por la equidad de sexo es algo a lo que se le debe tener el ojo puesto; pero de forma constante y seria, para que resulte en cambios reales y no se convierta en una tendencia mediática cualquiera.

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2020 a las 11:43 PM
    Permalink

    Se necesita más equidad en Colombia para las mujeres, pues aún se sigue presentando violencia, agresiones, maltrato psicológico por parte de los hombres; por lo tanto, las feministas realizan movimientos sociales en pro de ayudar a su género a combatir dicha violencia; sin embargo, no son la única minoría a la que se presenta una desigualdad y diferencia, pues también está la comunidad LGBTIQ, los afrodescendientes y demás grupos. Por consiguiente, se debe tener una inclusión para todos, quitando toda brecha o prejuicio.

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2020 a las 11:43 PM
    Permalink

    En absoluto, estoy de acuerdo con estas marchas protestantes exclusivas del género femenino, pues si han decidido salir a las calles y levantar con potencia estos movimientos sociales, es porque buscan fines conjuntos, sin embargo, pienso que cada protestante debe conocer el porqué de sus reclamaciones y a su vez los objetivos que buscan porque está claro que muchas personas, en este caso mujeres; se suman a estas aglomeraciones demandantes sin conocimiento de su causa únicamente con el fin de ser partícipes de las revueltas y los actos vandálicos que en la mayoría de estas se presentan.

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2020 a las 11:43 PM
    Permalink

    Que avancemos en tecnología pero no como sociedad pluralista, es un clara señal de que algo se esta haciendo mal, indudablemente el terreno ganado es muestra de que se va por un buen camino, sin embargo, pensar en bajar la guardia o dejar de protestar porque ya se ha logrado trascender entre tantas barreras, no puede estar en la mente de las personas que quieren ver un mundo diferente.

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2020 a las 11:37 PM
    Permalink

    La desigualdad de género sigue estando presente no solo en colombia si no también en el mundo, por esa razón en esta generación cada vez más se levantan líderes sociales que combaten la desigualdad, ya que hombres y mujeres están en la capacidad de ejercer cualquier tipo de rol en las diferentes dimensiones del ser humano.

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2020 a las 11:31 PM
    Permalink

    Para nosotras las mujeres es muy difícil vivir en un mundo rodeado por acciones machistas, aunque no seas visto a simpleza, debemos despertar y tomar conciencia de que tanto hombres cono mujeres somos iguales y que nadie puede pasar por encima de nadie sin importar su condición sexual

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2020 a las 11:15 PM
    Permalink

    Si bien según EEUU, Colombia ha dejado de ser un País catalogado como «tercermundista», la brecha de intolerancia y falta de educación es completamente evidente, sin embargo la lucha de género está latente y es admirable ver cómo ante tanta injusticia las chicas no se rinden, y cada vez obtienen más apoyo ante sus derechos fundamentales, quizá no tanto como el que deberían pero toda lucha empieza de cero.

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2020 a las 11:00 PM
    Permalink

    Este tipo de artículos favorecen a la lucha en la equidad de género y a resistir en contra de un patriarcado que sin lugar a duda existe y se hace apodera de ciertos ejes, aunque no lo creamos la educación y la academia es el arma para poder transformar esos pensamientos negativos que se tienen en cuanto a género.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *