Problemas por quemas y arrojamiento de desechos en la vía Nariño

El comercio ilegal, los incendios y los hedores afectan la sanidad de la zona; aparte de provocar la disminución en la actividad económica del sector y perjudicar la salud de los animales.

En caso de residuos como llantas, colchones y muebles grandes, se debe emitir una solicitud de un camión especial para ser conducidos al depósito. Collage por Oriana Franco

La avenida que atraviesa a Girardot es protagonista de accidentes automovilísticos, testigo de eventos deportivos, vecina de nuevas infraestructuras y conexión a municipios aledaños. Sin embargo, esta vez, el papel principal lo ocupa la contaminación ambiental, pues la mayor parte de la arteria está rodeada de montes invadidos por muebles destrozados, colchones, basura orgánica e, incluso, baldosas rotas, que las personas proceden a incinerar, provocan incendios. No es extraño, además, encontrar animales en descomposición, o vivos y abandonados.

Si el fuego se sitúa en un área mayor de una hectárea, un incendio forestal; y si es más pequeña, se trata de una quema forestal. Giovanni Tovar, asesor de Dirección de la Asistencia Técnica y Medio Ambiente (DATMA), estableció que “una de las causas es la falta de compromiso y educación de los ciudadanos, especialmente, de los mismos habitantes de la zona” (sic); por lo que la mejora ambiental depende, en alta medida, de los lugareños.

“La población de Girardot está acostumbrada a recoger carbón vegetal para los asados o para utilizarlo como combustible en las casas que aún no tienen gas natural” (sic), aseguró Giovanni Tovar, asesor de DATMA.

Ante lo asegurado por Tovar, quien mencionó el fenómeno de la ‘cultura del carbón’ la comercialización ilegal del carbón vegetal, la comunidad demanda que las quemas disminuyan en Girardot de existir mayor control sobre dicha venta ilícita fruto del gusto por el dinero fácil de los mismos ciudadanos. La extracción de tal material de los árboles intensifica el calentamiento global, y de igual forma, profundiza efectos del cambio climático.

Los vecinos que solicitan supervisión constante para el área, declaran que, si bien es contaminación visual, también afecta a los animales, como lo ejemplificó Nicolás Franco, habitante de la urbanización Hacienda Girardot en el barrio La Esperanza, pues “los felinos, en especial, son los más perjudicados, debido a los huesos y objetos filosos que se les incrustan en sus bocas” (sic). Por más de que se advierte a los residentes de la zona sobre las jornadas de recolección de los camiones de basura, prefieren contaminar.

Las consecuencias en el ámbito social

El impacto sobre las microcuencas y las carreteras generado por los residuos sólidos, se da comúnmente, debido a la escasa apropiación respecto de los ecosistemas que propicia la tala de árboles y el turismo no responsable, derivante en desastres ambientales como las inundaciones, pues, según el instructor del SENA en Gestión Ambiental, John Jairo Zea, “los escombros taponan las microcuencas canalizadas, haciendo que muchos barrios se aneguen cuando llueve”.

Así mismo, los propietarios de establecimientos comercializadores de alimentos presentan reclamos dado que los hedores y el aspecto descuidado del sector, perjudica las ventas. Así es como, Jorge Gómez, propietario del restaurante ‘La Avenida’, afirmó que “muchos clientes se han quejado por los animales carroñeros, insectos y olores que hay allí”, por lo que solicitó a las autoridades ambientales que las repercusiones sean más enérgicas para quienes arrojan la basura con frecuencia.

“Se pasó una propuesta a la empresa de servicios de recolección de basuras para llevar a cabo un proyecto de separación en la fuente”, anunció el instructor de Gestión Ambiental del SENA, Elkin Gualteros.

El servicio social es una de las maneras de saldar las multas contraídas por infracciones ambientales Foto por Geraldine Figueroa

Por otra parte, las políticas ambientales sobre el manejo de residuos enfocado a la segregación en la fuente no son suficientes para solventar la problemática, al no financiarse, que en palabras del instructor de Gestión Ambiental del SENA, Elkin Gualteros, por “presupuesto limitado, sino por el pago a las empresas de recolección de detritos, por toneladas enterradas en el relleno sanitario, por lo que la misma empresa no facilita los medios para disminuir los desechos ni hay aprovechamiento de los mismos”.

Las alternativas

Un paso clave para el mejoramiento de la situación ambiental en lugares como la vía Nariño, a la altura de La Esperanza, es trabajar desde la educación ambiental. Giovanni Tovar, asesor de DATMA, propuso “aprender sobre la clasificación de los residuos, estar al tanto de los horarios de la recolección de basura, denunciar a la Policía Ambiental para que impongan comparendos, conocer el depósito de materiales de construcción inservibles, y aumentar la vigilancia sobre los sectores vulnerables”.

Finalmente, es importante saber acerca de la historicidad del entorno, especialmente si las acciones que se tomen repercutirán tanto en la salud como en el aspecto medioambiental. Cabe destacar que lo que primero fueron praderas de explotación ganadera causantes de la ruptura del sistema hídrico que contribuía al positivo funcionamiento de las cañadas, ahora albergan proyectos urbanísticos generadores de residuos sólidos, que afectan la cotidianidad de quienes viven y se lucran en la zona.

Etiqueta: Contaminación ambiental un problema social en Girardot,Vía Girardot-Nariño, convertida en un punto crítico de acumulación de basura  Acciones para mitigar la deforestación y comercialización de la madera en GirardotCero basura en el centro del Girardot 

                                                                                                                                                                              Caricatura por John Góngora
                                                                                                                 Infografía por Paula Cruz

Por Paula Cruz, Oriana Franco, Geraldine Figueroa, John Góngora

2 comentarios en “Problemas por quemas y arrojamiento de desechos en la vía Nariño

  • el 17 marzo, 2020 a las 1:24 PM
    Permalink

    La situación descrita, es representación del desconocimiento de la ley que multa con especificidad el arrojamiento de basuras; La ley 111 del Código Nacional de Policía y Convivencia describe las sanciones en contra de los irresponsables que arrojan basuras y de igual forma a los prestadores de servicios de recolección que incumplan con sus funciones y horarios de asistencia. Ahora bien, la escasa sanidad en los costados de la vía Nariño es consecuencia por el desconocimiento y no demanda a la ley, no solo de los inadaptados sino también de la comunidad inerte frente a sus acciones auto responsables.

    Respuesta
  • el 12 marzo, 2020 a las 1:43 PM
    Permalink

    La desconcientización del cuidado al medio ambiente a llevado a la comunidad a ser los primeros causantes de las diferentes problemáticas ambientales en la vía nariño, La educación ambiental y el aumento de una voraz vigilancia, son la clave para generar una construcción social con el propósito de contribuir a conciencia en mejoramientos ambientales, los cuales permitan la recuperación y el cuidado de estás zonas.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *