Falta de compromiso con los derechos de la comunidad homosexual en Girardot

En las administraciones de Bogotá, Medellín y Valle del Cauca se han diseñado y formulado lineamientos de política pública en favor de los sectores sociales de LGBTI, en el cual se preservan sus derechos .


Miembros de la comunidad LGBTI de la ‘Ciudad de las Acacias’ que sobresalen en actividades culturales que se realizan en la Región.Collage por Angie Díaz

La homosexualidad consiste en la atracción romántica y sexual de dos personas del mismo género, la cual ha estado siempre presente en las distintas culturas a lo largo de la historia; por ello, data su origen desde la Antigua Grecia. En aquella época mantener relaciones con el mismo sexo no estaba mal visto, porque lo importante era el estatus social de la pareja; y en la Antigua Roma existía la misma postura, hasta la aparición del cristianismo.

Por tanto, esta religión fue el primer ente generador de rechazo hacia la homosexualidad, debido a las diferentes reformas sociales introducidas por parte de la iglesia, asumidas desde la moralidad, como emplear lacerantes castigos contra las comunidades LGBTI (lesbiana, gay, bisexual, transgénero e indefinido), que provocaron que se empezara a esconder las afinidades sexuales inconfesables. Además, de considerar la condición como algún tipo de enfermedad, que hasta los años 90 la Organización Mundial de la Salud (OMS) la sacó de su lista de enfermedades mentales.

 

“La manera en que los grupos conservadores religiosos inciden en la arena política depende del andamiaje institucional de cada país y, sobre todo, de lo representados que estén en los congresos o parlamentos”, señaló el politólogo, profesor e investigador de la Universidad de Guelph, Jordi Díez.

 

Sin embargo, ha sido difícil la lucha histórica de las comunidades LGBTI por sobresalir en una sociedad que no respeta la diferencia. Por muchos años sus miembros han sido discriminados, rechazados y odiados. Sentimiento aquel del que se deriva el concepto de ‘homofobia’ como la aversión respecto de la diversidad sexual, que ha sido el principal causante de homicidios a la comunidad, expresado en el cálculo que en el año 2000, cuando se estimaba que cada dos días una persona homosexual era asesinada.

El panorama local

En Girardot, la historia ha ido de la misma forma, al evidenciarse estigmatización y, por ello, no se ha podido hacer un censo real de qué tantos homosexuales existen en la ciudad, porque muchos aún siguen escondidos. Al parecer se sigue considerando como un tabú para la sociedad, pues es mal visto en general y, por consiguiente, no permite que las distintas comunidades puedan surgir ante tal desalentador panorama.

El grupo poblacional de jóvenes es el que entiende y respeta la orientación sexual de las diferentes personas, sin embargo, a los que aún se les dificulta comprender la diversidad, son a los adultos mayores que crecieron con ideales e imaginarios distintos a los que existen en la actualidad. “No lo veo como ningún tipo de homofobia; pero en Girardot muchas personas sí encuentran un tabú en ello” (sic), expresó David Reyes, estudiante de Francés en UNIMINUTO.

 

Como parte de la campaña contra la discriminación, por parte de las Naciones Unidas, se ha fijado el día 1 de marzo como el Día para las Cero Discriminaciones.

 

 Cabe destacar que Girardot habita un gran número de personas que se consideran homosexuales, aunque no son capaces de expresar sus intereses y trabajar por las causas. Tal falta de compromiso y temor han sido la razón principal por la que siempre se ven los mismos tratando de hacer valer sus derechos como minorías, dado que son seres humanos que poseen los mismos derechos, deberes y, por ende, ser merecedores de un trato igualitario. (74 palabras).

Así mismo, la ‘Ciudad de las Acacias’ no se beneficia de contar con medidas sube mentales que le brinden visibilidad y garantías a la comunidad LGBTI, así como lo constató Fernando Mancera, docente de Trabajo Social de UNIMINUTO: “En estos momentos no hay políticas públicas para poder desarrollar todo el trabajo perteneciente a la comunidad y que tuvo que articularse al Plan de Desarrollo Nacional” (sic).

 

Se solicitan proyectos de inclusión para la población LGBTI en la ‘Ciudad de las Acacias’, que frenen la discriminación y violación de los derechos humanos. Fotomontaje por Angie Díaz

El Plan Nacional de Desarrollo contempla la normatividad para la población diversa, que según el Decreto 2893 de 2011, en el artículo 13, numeral 2 se deben “diseñar programas de asistencia técnica, social y apoyo para las comunidades Indígenas, y población LGBTI”. Y así mismo, en el numeral 5 se establece “coordinar con las instituciones gubernamentales la elaboración, ejecución y seguimiento de las políticas públicas dirigidas a comunidades, el ejercicio de las libertades y derechos de la población LGBTI”.

Un nuevo aire

Existen personas comprometidas en contribuir positivamente mediante el Consejo Consultivo LGTBI, que fue creado en noviembre de 2018, con el fin de buscar espacios de inclusión por medio del cual “se está trabajando en crear políticas públicas frente a la educación, salud y vivienda” (sic), manifestó Natalia Sepúlveda, miembro del semillero de Inclusión Sic-sociedad y psicóloga de UNIMINUTO. No obstante, es evidente la falta de empeño de los militantes de la comunidad para proceder conjuntamente por un pronto beneficio.

 

Igualmente, desde la Alcaldía Municipal en el último año se ha venido presionando por establecer los derechos de las comunidades diversas, pues “se demanda” (sic), aseveró Gleniss Miranda, coordinadora de Comunidades LGBTI y Comunidad Diversa de Girardot. Sin embargo, hay que tener presente que su construcción no es fácil y que aún queda un largo camino por recorrer.

 

Una educación sin prejuicios

En el ámbito académico se ha ofrecido un trato digno y efectivo desde la educación superior hasta cursos cortos de belleza y cocina, que permiten desenvolverse en su vida laboral a aquéllos que se les dificulta conseguir un trabajo. Así como “la universidad tiene una tarea totalmente incluyente; independientemente de la dimensión humana proclamada por la Iglesia, nuestro deber es brindar educación igualitaria” (sic), destacó Yesid Ávila, capellán de UNIMINUTO Centro Regional Girardot.

 

Del mismo modo, la Alcaldía brinda espacios de inclusión mediante sus programas de asistencialismo. Sin embargo, no hay que olvidar que el hecho de prestar un servicio gratuito de educación básica como cursos cortos, no mitiga totalmente la problemática, puesto que más profundamente golpea el estado psicológico de la persona, que ha sufrido rechazo tras rechazo a lo largo de su vida, lo cual no le permite un crecimiento personal y profesional prospero. 

“Es importante la participación de la ciudadanía y de la universidad en los procesos de inclusión”, aludió Natalia Sepúlveda, miembro del semillero de Inclusión Sic-sociedad y psicóloga de UNIMINUTO.

Se han realizado varias actividades culturales de inclusión y esparcimiento para la comunidad LGBTI como el Reinado Nacional del Turismo Gay y Señorita Girardot.
Foto por Édgar Valenzuela

 

Ante el panorama, es de resaltar que se ha avanzado un poco en temas de inclusión por parte de la misma organización LGBTI, que es liderada por el reconocido estilista girardoteño Jaime Agudelo, debido a que, por ejemplo, ya se han realizado ocho versiones del ‘Reinado Señorita Girardot Gay’ y seis del ‘Reinado Nacional del Turismo Gay’, por medio de los cuales los participantes pueden exponer libremente su personalidad.

 

Ha sido un extenso y luchado recorrido luchado por los veteranos activistas de la comunidad; con todo y eso, se toma inminente que asuman la vocería nuevos integrantes, para asegurar la progresión requerida de un movimiento que pretende exhibir liderazgo para hacerse sentir en una sociedad que soslaya actitudes de comprensión y aceptación.

Etiquetas: Duelo de divas, un evento de inclusión; Octava versión del Reinado trans, una respuesta a la escases de políticas públicas para la comunidad LGBTI,  La educación colombiana en la reforma constitucional de 1991 una visión desde los derechos humanos; UNIMINUTO incluye a las personas con discapacidad

Caricatura por Édgar Valenzuela

 

Infografía por Lady Saavedra

 

 

Por Angie Díaz, Lady Saavedra y Édgar Valenzuela

2 comentarios en “Falta de compromiso con los derechos de la comunidad homosexual en Girardot

  • el 16 marzo, 2020 a las 5:34 PM
    Permalink

    La comunidad LGBT es una de las mas potentes frente a el reclamo de los derechos de identidad, no solo en Girardot sino Mundial, La fobia es una forma de discriminación que está aún muy presente en nuestras sociedades a través de diversas formas, que van desde la invisibilización de las diversas expresiones de la sexualidad, hasta la movilización y acción en contra del reconocimiento de los derechos de las personas, utilizando en muchas ocasiones argumentos religiosos, que pueden incitar a crímenes de odio, es de suma importancia la identidad de género y la orientación sexual se debe eliminar toda forma de discriminación.

    Respuesta
  • el 12 marzo, 2020 a las 10:32 PM
    Permalink

    Las personas pertenecientes a la comunidad LGTBI son vistas por gran parte de la sociedad como sujetos diferentes o extraños, sin darse cuenta que siguen siendo personas normales que tienen sentimientos y gustos diferentes; los cuales deben ser respetados de igual manera que los de las personas que no son pertenecientes a esta comunidad. Cada ser humano en sí es un universo diferente en pensamientos, gustos y sentimientos, y todos debemos ser tratados con el mismo respeto que exigimos para nosotros mismos, ya que nosotros también tenemos ideales diferentes a los de cada persona y merecemos un respeto por igual.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *