Reseña crítica a la sociedad postcapitalista de Drucker

William Delgado Moscoso, profesional en Licenciatura En Lenguas Modernas Español-Inglés, especialista en Lingüística Aplicada a la Enseñanza del Inglés y máster en Educación.

Peter Drucker propone el conocimiento como recurso básico de la economía, pues, en su modalidad de “información” convierte el mercado en un ente superior que la organiza (la economía) en torno de sí mismo (el conocimiento). Por tanto, las compañías centro de la economía son ahora aquéllas dominantes de la producción y tráfico de conocimiento, mas no el de los objetos; ni tan siquiera lo pueden hacer ya aquellas empresas que controlan el dinero (bancos), que han encontrado rentable, sino factor sine qua non para sobrevivir, cobrar por dar información.

Pero dicha característica, ya sobrenatural que reviste al conocimiento, demanda el implementar novísimos determinantes para la administración del recurso, elementos coordinadores necesarios en una joven teoría económica en la que el conocimiento es el centro del proceso de producción de riqueza; y es por este menester que, por sí solas, fallan las propuestas proteccionistas o de libre comercio, las reguladas por el consumo o por la inversión, o aquéllas que pregonan un común denominador. En cuanto a las primeras, un equilibrio parece ser el requisito, y para  las segundas, Drucker categóricamente expone que no hay ni la menor prueba que una vez el aumento en cualesquiera de ellas tenga un efecto directamente proporcional en la producción de conocimiento; y referente a la tercera, la imposibilidad de alcanzar uno, la vuelve sencillamente incompatible. Por tanto, apela de la mejora continua del proceso producto-servicio; la explotación continua del conocimiento e innovación genuina. 

La productividad que se nutre de la innovación es una responsabilidad administrativa, que en consonancia implica un propósito, una visión a cierto plazo, de una determinada producción (ambición) y un esfuerzo concentrado -el equipo de trabajo en pos y en pro del propósito-, explotación sistemática de oportunidades de cambio y administración del tiempo. Una sabia combinación de resultados cortoplacistas en búsqueda de un producto a largo plazo.

Para lo anterior, Drucker hace un llamado a encontrar y/o inventar esas conexiones que permitan la articulación de todo el conocimiento que se tiene como fruto del estar en el mundo, del existir. No concibe la secesión de saberes, al contrario, clama por una integración que devenga en el rendimiento de un conocimiento ya existente, tanto para el individuo, el equipo o como para la organización. Si no se logra, se está, en consecuencia, manejando tan sólo información.

La idea no es persistir en la reproducción de la información; más bien en la potenciación de las aptitudes de los estudiantes. Drucker afirma que gastamos el espacio escolar en la producción de respetables mediocridades. Pero ¿cómo potenciar aptitudes? La escuela debe proveer la práctica mediante la cual el estudiante aprenda haciendo. Un buen ejemplo de este tipo de escuelas son aquellas escuelas profesionales: y tal como lo sugiere su nombre, lo que se pretende es facilitar un espacio para que sean los profesionales quienes continúen en sus capacitaciones y de igual forma ellos capaciten a sus coetáneos. Tanto es así, que estas escuelas se han unido a compañías para la promoción permanente.

Drucker finalmente propone que una vez establecido cuán importante es el conocimiento y su constante flujo en la escuela, tal debe permitir un rediseño necesario que también redefina al hombre a quien va dirigida y quien va a administrar el conocimiento. Este hombre ha de ser la persona educada, que, en un concepto universal, pueda unificar capital conocimiento y valores con un claro sentido occidental, un hombre que un mundo globalizado respete las diferencias, que comprenda los conocimientos y transforme el statu quo imperante en la sociedad. Una persona educada es entonces la persona que asume la responsabilidad de hacer que el conocimiento sea comprendido sin ir en detrimento de su rigurosidad y exigencia. 

No se puede discutir lo acertado de las palabras de Peter Drucker en cuanto al nuevo orden económico mundial y que hace referencia al conocimiento como el centro gravitacional de toda la dinámica de mercado y por supuesto del mencionado nuevo orden. La historia de la humanidad está suficientemente ilustrada con ejemplos de guerras, complots, fortunas yendo y viniendo, listas de los más ricos, bolsas de valores y un etcétera., algo largo como para elaborar un documento exclusivo con tal propósito. Algunos de estos ejemplos evidencian hoy más que nunca el celo con el cual se administra el conocimiento. Basta mirar en qué se ha convertido la guerra fría, en una y muy bien estructurada carrera por el espionaje industrial; ya no es crucial el número de armas estratégicas que produzca una nación sino la calidad de información que posea para producirlas en mayor cantidad y con menor inversión. Sin embargo, el derrotero de Drucker no es establecer el conocimiento como estrategia militar, sino más bien como la propuesta a cada pueblo como la única solución para alinearse en un grupo o en otro, los económicamente desarrollados y los definitivamente estancados en historias añejas, románticas y algunas hasta didácticas.

Etiquetas: Se promueve el conocimiento y la investigación, Educación, Democracia escolar,  Democracia y humanidades más allá de la razón

Por William Delgado

6 comentarios en “Reseña crítica a la sociedad postcapitalista de Drucker

  • el 15 noviembre, 2019 a las 9:42 AM
    Permalink

    El conocimiento es una herramienta crucial hoy día y es nuestro deber implementar en las nuevas generaciones conocimientos que se afiancen y sean didácticos, no mediocres o tradicionalistas; pues el mundo está en constante evolución y la manera de enseñar debe cambiar. Todo ello, también para avanzar en la economía y en la industria que ya no solo se preocupa por las ventas si no por las estrategias para vender, los conocimientos que tienen sus rivales y la información que se le entrega a los clientes.

    Respuesta
  • el 14 noviembre, 2019 a las 11:23 AM
    Permalink

    Se destaca que el conocimiento se da por todo lo observado, de la interpretación, realización de experimentos científicos, además, por lo más importante que es la práctica, Por un lado, una información pueden generar grandes competencias a diferentes organizaciones, en la actualidad el impacto de la tecnología, muchas organizaciones necesitan de ciertos conocimientos para poder generar innovaciones, competencias e influir en el mercado, pero muchas deciden comprar todos los estudios para su propio beneficio. La educación que se da en las diferentes instituciones educativas, debe ser más práctica para que los jóvenes adquieran más conocimiento y sean más competentes, innovadores.

    Respuesta
  • el 13 noviembre, 2019 a las 12:22 PM
    Permalink

    Emplear el conocimiento para generar cambios, innovación y una evolución es lo que está marcando a la sociedad del hoy. Bien se sabe que para poder aumentar la economía de una empresa o un país se hace a través de una era digital. En el ámbito académico, se logra que las personas logren realizar actividades de productividad las cuales facilitan el proceso de interacción, además este proceso tecnológico busca potenciar un desarrollo económico y social, puesto que al brindar oportunidades de empleo se mejora la calidad de vida de muchas personas, logrando así un mayor valor monetario mediante la transformación.

    Respuesta
  • el 13 noviembre, 2019 a las 9:53 AM
    Permalink

    En este importante texto, agradable de leer puedo destacar que la «Tecnología, gerencia y sociedad» son palabras clave en una colección de ensayos que abarcan las tendencias tecnológicas del siglo XX, tales como: planeación a largo plazo, relaciones recíprocas entre la tecnología, la ciencia y la cultura; y las del administrador antiguo y del futuro.

    Respuesta
    • el 14 noviembre, 2019 a las 4:08 PM
      Permalink

      Hoy en día la economía necesita del conocimiento, el cual lo desarrolla el recurso humano; para que un país se desarrolle de la misma manera, utilizando herramientas que permita enfocar la economía del bienestar de la sociedad, con ello se busca el desarrollo en cualquier sector que sirva de comodidad para los integrantes, así siempre se buscará mejorar la ecuación producto servicio, donde debe llegar al consumidor final con un valor agregado del mismo, para ello debemos estar constantemente innovando.

      Respuesta
  • el 12 noviembre, 2019 a las 2:05 PM
    Permalink

    Dentro de los recursos de información una de las herramientas más importantes se construye a partir del conocimiento de aprendizajes colectivos o individuales, en donde se desarrolla un proceso de transformación organizada dentro de la economía. Por esta razón se construye un discurso social, frente a temas de educación y el objetivo que desarrollan dentro de cada estudiante, en donde se propone una transferencia de conocimientos más asertiva y respetable que permita poner en práctica lo aprendido frente a la construcción de aptitudes de innovación y administración de los recursos, que se desarrolla como estrategia de los mercados de producción económica dentro del contexto social en el cual cada estudiante o profesional se enfrentara después de su etapa estudiantil.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *