Empatía, emprendimiento y empleabilidad: ejemplos de cultura laboral en la región del Alto Magdalena

“La única diferencia entre la bandera de ellos y la de nosotros es el escudo”: Cristian Ortiz, emprendedor local.

En las calles de Girardot se comercializa un postre con sabor a tolerancia. Foto por Alexánder Nieto

A pesar de la crisis económica que se cierne sobre la ‘Ciudad de las Acacias’, su ciudadanía se mantiene en pie de lucha, con la esperanza de salir adelante mediante iniciativas empresariales no relacionadas directamente con el turismo -que se presenta como el bien más codiciado y de mayor atención por parte de las autoridades locales- y con las cuales dichos emprendedores quieren difundir una cultura de tolerancia y respeto a través del trabajo.

Ésta es la postura de un empresario girardoteño que sale día a día, junto con cinco colaboradores de variada edad, a vender postres de leche en Girardot, Ricaurte, Agua de Dios, Espinal, Carmen de Apicalá y Chaparral, desde hace dos años. “A donde llega es un éxito total”, comenta el emprendedor Cristian Ortiz, pues cuenta con el valor añadido de “la atención que se brinda” y, además, “por la calidad del producto”, subraya.

Con su alegría, entusiasmo y orgullo, Ortiz ofrece oportunidades de empleo a cualquiera que tenga las agallas de laborar. “He conocido gente con toda clase de caracteres: altivos, humildes, prepotentes, etc., -relata Ortiz-, y “me he dado cuenta de que los venezolanos son excelentes personas; incluso, tengo muchos amigos y conocidos que son de Venezuela”. Y prosiguió, al precisar que “las únicas condiciones para trabajar conmigo es que tengan buena actitud; si no la tienen, que estén dispuestos a cambiarla; a dejar la pena”.

‘Salem’, nombre de la marca que ofrece, nació de la idea, según él mismo,  de “vencer los miedos, superarse, ser humilde y dejar de ser empleado, porque la vida de empleado no es buen negocio: pagan muy poco y exigen mucho”. Después de haberse preparado como administrador de empresas, mercadeo, ventas y gestión comercial de negocios, no se justifica ser “un profesional que se gane un mínimo”, asevera Ortiz.

 

Generar empleo y estabilidad laboral es posible en Girardot, gracias a innovadoras ideas de negocio.                                                                                                                                                    Foto por Alexánder Nieto

Ser legal, alternativa a lo negativo de la inmigración

Las opiniones sobre la migración y su impacto en la economía local se dividen en dos posturas diametralmente opuestas –en las cuales la empleabilidad y el salario son temas centrales–: la positiva, porque “las oportunidades de trabajar están abiertas para quien las busca”, remarca Ortiz; y la negativa, puesto que “hay pocas oportunidades de empleo, y vienen los venezolanos a trabajar por la mitad del sueldo que gano, y me quedo sin trabajo” (sic), asevera Laura García, asesora de ventas informales.

La explotación a la que se someten los venezolanos se debe, en gran medida, a la ilegalidad de su estatus migratorio. “Si no se tienen los papeles migratorios y de trabajo al día, conseguir un empleo, y su respectivo salario, es prácticamente imposible” (sic), argumenta el barbero José Luis Martínez, lo cual afecta igualmente al empleado colombiano, pues “hay mucha gente que se aprovecha de la necesidad y contrata por muy poco; los venezolanos, por ayudar a sus familias, así trabajan” (sic), complementa Cristian Ortiz.

 «Así como nosotros, muchos colombianos hacen cosas positivas; pero también hay quienes, en el exterior, han dejado a Colombia con mala imagen. Con los venezolanos es igual. Son personas como tú y yo» (sic): Cristian Ortiz.

Ante el caudal de información que circula por los diferentes medios de comunicación,  redes sociales y la vida social, “las personas que juzgan, señalan, critican y humillan a los venezolanos, muchas veces carecen de cultura y compasión. Es ponerse en los zapatos de los demás y tratar de sentir y pensar como ellos” (sic), expone Cristian Ortiz, recordando lo sucedido algunos años atrás, cuando los colombianos emigraron a Venezuela por las décadas del narcotráfico.

La compleja situación en Venezuela

Como ‘fenómeno de movilidad humana’, la migración desde el vecino país se debe contextualizar con base en “las políticas de represión económica”, arguye Cristian García, docente de Comunicación Social y Periodismo de UNIMINUTO, pues, “al cerrar las fronteras se genera un estado de shock, que conlleva a la salida de multinacionales y de escasez de alimentos” -continúa García-, y así, sin los recursos de los tratados bilaterales y, “no se satisfacen las necesidades per cápita; llegando a una crisis” (sic).

La visión de países que son potencia económica no encaja con la idea de “un mercado solidario, pues prefieren el asistencialismo promovido a favor de sus intereses”, comenta García Villalba. Esto “evita que los colombianos se comuniquen o se acerquen a los venezolanos para ofrecerles un empleo con todas las de la ley” (sic), asevera Ortiz. Sin embargo, “es responsabilidad de todo inmigrante el contribuir al país que lo acoge” (sic), indica José Luis Martínez.

“Venezuela está inmersa en un imaginario comunista, pero la gente no entiende la definición del término. Esto genera que el inmigrante se estigmatice bajo el mal llamado ‘castrochavismo’”: Cristian García Villalba.

De forma, que el efecto sobre la economía colombiana, ya afectada “por condiciones laborales internas, se agrava debido a la llegada de mano de obra barata”, postula García Villalba. No obstante, desde la visión de los Derechos Humanos, es importante entender que “las fronteras y delimitaciones son sólo del atlas, y no en cuanto a fronteras humanitarias” (sic); pues “dichas personas salen en busca de nuevas oportunidades y se les debe extender la mano” (sic), comenta el docente García Villalba.

Etiquetas: Percepción de la migración venezolana;  Promoción de la empleabilidad y emprendimiento; Las empresas en Colombia, entre la oportunidad y la ilegalidad; El trabajo informal no paga

 

 

Por Alexánder Nieto, Nicolás Aranda, Javier Montaño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 comentarios en “Empatía, emprendimiento y empleabilidad: ejemplos de cultura laboral en la región del Alto Magdalena

  • el 6 diciembre, 2019 a las 4:25 PM
    Permalink

    Esta crónica menciona un tema coyuntural en Girardot y es el tema del empleo, pues hoy muchas personas mantienen a la espera de conseguir una entrada económica fija y que además les de tiempo de compartir con su familia. Casos como el de Cristian son muchos, ahora las nuevas generaciones tienen como prioridad el tema de ser empresarios y generar empleo; conozco de cerca el caso del protagonista y sé lo perseverante que ha sido, pero el dilema hoy es que quieren ganar dinero sin hacer nada, son flojos e incompetentes, no dan la talla en muchos lugares y por eso un empleador echa mano de lo que hay y si las únicas opciones son venezolanos pues no me parece incorrecto, el lío es aprovecharse de ellos y su situación para hacer crecer su economía.

    Respuesta
  • el 6 diciembre, 2019 a las 3:43 PM
    Permalink

    Crear empresa en Colombia es una manera de surgir independientemente, aunque no es fácil, muchos colombianos y extranjeros en búsqueda de una mejor calidad de viva, trabajan de manera informal con productos hechos por ellos mismos para solventar sus necesidades fundamentales. En ocasiones, estos ciudadanos no reciben el apoyo de las administraciones locales ni de bancos, es por eso que luchan día a día para sacar su empresa adelante. Por otro lado, el articulo de los compañeros cuenta con información especifica, actualidad, contextualización, y por su puesto, el audio y vídeo refuerzan lo escrito.

    Respuesta
  • el 6 diciembre, 2019 a las 3:22 PM
    Permalink

    Considero que en Girardot y en demás municipios del Alto Magdalena, el emprendimiento es el mejor camino para crecer económicamente, para ser independientes, y para tener una calidad de vida acorde a nuestras expectativas lo cual implica desarrollar una cultura encaminada a vencer la resistencia de algunas personas a dejar de ser dependientes; sin embargo, las últimas Administraciones Municipales no han contribuido a que este factor se desarrole en este sector del país, pues no brindan oportunidades para las personas que si quieren emprender. El artículo cuenta con valores noticiosos, actualidad, proximidad, interés humano e información relevante del tema principal de la noticia, pero no manejan buena contextualización, hay escasa transición entre citas de fuentes consultadas y se repite la información del escrito, el audio y el video.

    Respuesta
  • el 5 diciembre, 2019 a las 4:05 PM
    Permalink

    Es algo muy bueno que la ciudad apoye a los micro empresarios, porque así se aumenta el empleo, además que con la llegada de venezolanos, existen muchos que quieren trabajar y salir adelante y es bueno darles oportunidades.

    Respuesta
  • el 5 diciembre, 2019 a las 4:00 PM
    Permalink

    No hay que hacer discriminación, pues no todos los venezolanos son como los muestras los medios de comunicación, sino que hay unos que quieren salir adelante, pero con tal de que tengan los papeles al día y sean responsables se les puede ayudar.

    Respuesta
  • el 29 noviembre, 2019 a las 11:29 AM
    Permalink

    El emprendimiento no solo se trata de tener una idea y llevarla a cabo, también se puede emprender de una forma menos riesgosa con la compra de negocios existentes o franquicias. Opciones rentables que garantizan un porcentaje más alto de éxito.

    Respuesta
  • el 29 noviembre, 2019 a las 11:14 AM
    Permalink

    El emprendimiento es el mejor camino para crecer económicamente, para ser independientes, y para tener una calidad de vida acorde a las expectativas, pero esto implica desarrollar una cultura del emprendimiento encaminada a vencer la resistencia de algunas personas a dejar de ser dependientes.

    Respuesta
  • el 28 noviembre, 2019 a las 10:05 AM
    Permalink

    No hubo un orden establecido mediante la crisis venezolana y la forzada llegada de una enorme cantidad de ellos a nuestro país, lo cual se prestó para que cientos de ellos se colaran y por alguna necesidad causen molestias y estragos en diferentes zonas de Colombia, el triste resultado un alto índice de xenofobia, por ende hay pocas oportunidades para una población que necesita ser asistida con urgencia por parte de otros países, puesto que la situación del nuestro no es estable.

    Respuesta
  • el 27 noviembre, 2019 a las 1:14 PM
    Permalink

    Todas las personas somos iguales y tenemos el mismo valor independiente de donde seamos, la migración venezolana en Colombia, ha logrado que la población demuestre ese lado xenófobo al decir que «los venezolanos llegaron al país para quitarles el trabajo». Lo que sucede, es que a base de sus circunstancias propias, crisis gubernamentales, que desembocan en crisis políticas y económicas, hacen que sus ciudadanos salgan de su país, teniendo que buscar oportunidades en otros territorios diferentes al propio. Se debería acabar con esta clase de estereotipos, apoyar las microempresas y entender que todos tenemos necesidades económicas por satisfacer.

    Respuesta
    • el 27 noviembre, 2019 a las 1:15 PM
      Permalink

      Todas las personas somos iguales y tenemos el mismo valor independiente de donde seamos, la migración venezolana en Colombia, ha logrado que la población demuestre ese lado xenófobo al decir que «los venezolanos llegaron al país para quitarles el trabajo». Lo que sucede, es que a base de sus circunstancias propias, crisis gubernamentales, que desembocan en crisis políticas y económicas, hacen que sus ciudadanos salgan de su país, teniendo que buscar oportunidades en otros territorios diferentes al propio. Se debería acabar con esta clase de estereotipos, apoyar las microempresas y entender que todos tenemos necesidades económicas por satisfacer.

      Respuesta
  • el 27 noviembre, 2019 a las 10:43 AM
    Permalink

    Emprender sea convertido en una estrategia rentable de aquellas personas que culmina su formación profesional, y buscan vencer los miedos con el objetivo de superarse y dejar de ser empleados. Por lo tanto el emprendimiento brinda oportunidades dentro de un mercado comercial en donde muchas personas pueden ser partícipes dentro de un trabajo colectivo, sin discriminación y explotación de cargas laborales, fomentando en la construcción social de un desarrollo industrial y rentable dentro de un capital económico, y así mismo una mejor calidad de vida en cada uno de los participantes que buscan sobre salir frente a la difícil situación de empleo en el país.

    Respuesta