El colectivo liberal, aún latente en Girardot

Quince candidatos al Concejo, uno a la Alcaldía Municipal y otro a la Asamblea de Cundinamarca  por el Partido Liberal, se la jugaron íntegramente para gobernar los próximos cuatro años.

Dirigentes nacionales del partido Liberal, Álex Prieto, Óscar Sánchez y César Gaviria, en compañía del candidato a la Alcaldía de Girardot, Néstor Paredes (tercero a la derecha). Foto por Johan Hernández

Hacia 1848, en cabeza de José Ezequiel Rojas, el Partido Liberal aparece en Colombia para impulsar una política de transformaciones; acabar con la esclavitud, proteger la libertad religiosa, permitir el sufragio universal y secreto, suprimir la pena de muerte, suprimir los monopolios, entre otros sueños, que eran forjados, principalmente, por indígenas, esclavos, artesanos, comerciantes y, sobre todo, idealistas críticos que estaban en contra de una sociedad que prefería proteger unos tantos intereses particulares y “conservar” el estado de cosas.

La lucha constante -en contra de la miseria, la acentuación creciente de desigualdades y el acorralamiento de ciudadanos trabajadores- llegó a Girardot con el objetivo de abrirle camino a la esperanza, a la paz y a las oportunidades, hace más de 65 años, cuando casi todas las calles eran monte, había chivos y vacas por montón y la papa salada, con agua de panela bien caliente, configuraba el platillo central en los desayunos y ‘onces’ de la comunidad entera.

La ‘ola roja’, año tras año, fue creciendo en todo el municipio y en el país; las riñas, improperios y amenazas no lograron detener a todo un ejército de locos que buscaba la liberación del pueblo de los pensamientos y doctrinas conservadoras, hasta lograr materializar la Constitución Política de 1991, la globalización de la economía y la creación de la acción de tutela, entre otros más proyectos de los que han gozado los colombianos.

El Partido Liberal en las elecciones regionales

La colectividad liderada por el expresidente César Gaviria fue la que más inscribió candidatos ante la Registraduría. De los 121.194, 13.300 ciudadanos izaron el ‘trapo rojo’ en las elecciones regionales, esperando, sin pedir permiso, repetir en 150 alcaldías; además, de 300 curules para diputados y 500 para concejales. Y Girardot no se quedó atrás; allí la formación política estuvo haciendo política, recorriendo calles, convenciendo gente. Pero ¿será conveniente tener una mayoría de líderes liberales en el país?

Esta vez la oportunidad fue para un ingeniero civil girardoteño, nacido y criado en Kennedy que, luego de “una decisión junto con amigos de barrio”, se postuló al Concejo en 2003, alude el aspirante a la Alcaldía de Girardot por el Partido Liberal, Néstor Iván Paredes, al recordar “el apoyo de la comunidad lo llevó a obtener más de 800 votos por dos periodos electorales consecutivos”.

Luego de esa aparente esquizofrenia de pasar de la ingeniería a la política, lo nombran como secretario de Infraestructura de Girardot, mientras sostenía su empresa privada de construcción, para hoy ser la persona que va de casa en casa, azotado por el canicular rayo de sol distintivo de la ‘Ciudad de las Acacias’, exponiendo sus estrategias y propuestas de cambio como candidato a la Alcaldía de Girardot, en representación de la bandera ‘rojiblanca’.

“Para nadie es un secreto que Girardot es la ‘Plaza Roja’ de Colombia, sus raíces son liberales; sus ancestros lo ratifican” (sic), acota el excandidato a la Alcaldía de Girardot, Néstor Iván Paredes.

Los comentarios de las alianzas de Paredes, en la pasada contienda electoral vienen y van, se han convertido en un chisme de pasillo; sin tener en cuenta que “por estar sin maquinaria, las encuestas no le favorecían” asevera el exaspirante al Concejo por el Partido Liberal, Jorge Cortés; empero cumpliendo con los principios y virtudes liberales que tenían como objetivo “unirse y aliarse sólo con la comunidad para llegar al progreso” (sic), subraya Cortés.

El excandidato al Concejo, Jorge Cortés y Néstor Paredes, exaspirante a la Alcaldía, ante los girardoteños exponen sus propuestas de gobierno. Foto por Ana Hernández

Nuevos rumbos en la política local

A pesar de que son pocos los jóvenes que, en el municipio, están haciendo ejercicios políticos, se han creado nuevos movimientos, el porcentaje del voto de opinión y de las encuestas electorales ha repuntado. La comunidad considera que “hay que darle la oportunidad a nuevas generaciones y llegar a cambios dentro de la sociedad” (sic), indica el psicólogo Óscar Acevedo, pues las quejas de la ciudadanía se multiplican y “los casos de corrupción vienen desde los partidos tradicionales”, recalca Acevedo.

En las calles murmuran que el Partido Liberal ha dejado de ser lo que fue, al recordar las bombas que retumbaban en las calles del país desde 1995; los jóvenes con armas, dejando de lado los libros; un pueblo desangrado por el conflicto armado; una campaña presidencial de Ernesto Samper Pizano que recibió dinero del narcotráfico; y, como si fuera poco,el desencadenamiento de  siete casos de congresistas condenados por parapolítica del 2000 al 2018.

“Ningún partido ha cumplido con su ideal o propósito de servirle a la sociedad, porque se han convertido en microempresas electorales que trabajan en función de la burocracia”: Andrés Olivar, docente de Comunicación Social y Periodismo de UNIMINUTO Girardot.

La venalidad campeante no ha sido sólo por obra de élites del Gobierno Nacional, también se han evidenciado casos en pueblos que no tienen, muchas veces, ni cómo subsistir. Más de cien concejales liberales y cincuenta alcaldes han sido judicializados por indebidos manejos del dinero público, sin contar todos los demás investigados. A pesar que algunos líderes del ‘trapo rojo’ han trabajado arduamente por el desarrollo del país, el historial criminal del Partido Liberal ha sido amplio y cada día su desprestigio escala.

Etiquetas: Baza de los liberales por Alcaldía de Girardot, Democracia liberal entre el formalismo institucional y la inacción, Movimiento de los partidos políticos en GirardotMaquinaria política sigue vigente

                                                                                                                                      Caricatura por Johan Hernández

 

                                                                                                         Infografía por Heidy Miranda

 

 

Por Heidy Miranda, Johan Hernández, Ana Hernández

10 comentarios en “El colectivo liberal, aún latente en Girardot

  • el 5 diciembre, 2019 a las 11:48 AM
    Permalink

    Es interesante ver el perfil del candidato, además de la historia del Partido Liberal, ya que da un claro bosquejo de aquel candidato.

    Respuesta
  • el 29 noviembre, 2019 a las 9:16 PM
    Permalink

    Los casos de corrupción, narcotráfico, muertes e ilegalidades no sólo están ligados al partido Liberal, también se ven en todos los partidos colombianos. Lastimosamente, los partidos políticos en el país se han permeado de estos actos delincuenciales que han afectado a toda la comunidad y han logrado que la gente desconfíe de la democracia y la participación en la política.

    Respuesta
  • el 29 noviembre, 2019 a las 8:10 PM
    Permalink

    Sí es verdad que Girardot es la plaza roja de Colombia, pero nunca le han cumplido al partido, ni acá ni en el país, escogen siempre a los más corruptos. Deberían todos los liberales, no sólo los candidatos sino también los seguidores, cumplir las normas, virtudes y principios que rigen a este partido y así poder hacer progresar al país.

    Respuesta
  • el 29 noviembre, 2019 a las 5:16 PM
    Permalink

    El partido liberal todavía está muy presente en la ciudadanía y cada día busca personas con cualidades que representen la visión de éste. Actualmente, los jóvenes están muy activos en la política y se han integrado a dicho partido. Pero la corrupción y la deshonestidad hacen que vaya perdiendo adeptos, pues surge partidos independientes con los que se identifican más.

    Respuesta
  • el 28 noviembre, 2019 a las 4:59 PM
    Permalink

    El tema político nos concierne a todos, queramos o no, vivimos en un entorno afectado directamente por este. Pará poder elegir un buen alcalde debemos tener en cuenta: las alianzas políticas establecidas, su trayectoria en cargos públicos, sus cualidades y virtudes buscando que sea una persona transparente y con principios, y analizar la viabilidad de sus propuestas basados en recesidades sociales reales, cabe resaltar que es responsabilidad de los electores que no sigan las mismas personas o grupos políticos en los cargos.

    Respuesta
  • el 28 noviembre, 2019 a las 12:09 PM
    Permalink

    Es importante conocer las propuestas de Néstor Iván Paredes y su relación con el partido liberal, sin embargo no fue suficiente para alcanzar el cargo de mandatario de Girardot. Aun así es interesante la iniciativa que propone sobre luchar y velar por los derechos humanos, en especial, por la libertad, por la educación y el derecho a una vida digna. Por otra parte, el trabajo periodístico de los compañeros cumplen con los parámetros establecidos en clase y la información de la infografía contextualiza mejor la nota.

    Respuesta
  • el 27 noviembre, 2019 a las 9:43 PM
    Permalink

    El partido liberal en tiempos remotos tuvo gran parte de Colombia bajo su mandato, entre esa parte se encuentra la ciudad de Girardot, ahora bien antes de las ultimas elecciones del 27 de octubre, se creía que el municipio seguí respaldando dicho partido, pero no fue así, ya que los girardoteños decidieron inclinarse por el Partido político “el centro democrático”, lo que demuestra, que dicho poder se está reduciendo, ello como consecuencia de las diferente polémicas en las que se ha visto envuelto.

    Respuesta
  • el 27 noviembre, 2019 a las 4:58 PM
    Permalink

    El deseo del partido liberar colombiano de ser el principal en cada lugar y región del país es respetable, pero debemos tener una mirada critica e igualitaria cuando de temas políticos se habla ya que los diferentes puntos de vista son los que forman una sociedad igualitaria y equitativa para todos; se resalta la importancia del liberalismo en el inicio de la política girardoteña y los avances que año tras año este partido ha colaborado a ratificar en la política, pero no podemos dejar de lado lo crucial e importante que es la pluralidad política.

    Respuesta
  • el 27 noviembre, 2019 a las 7:52 AM
    Permalink

    La política ha sido un enjambre de inmoralidad, en cuanto al poder y las ideologías de control que envuelven a los diferentes candidatos políticos, se puede inferir que cuando estos ejercen dominio gubernamental se ven involucrados en acciones ilícitas que en la realidad diplomática se ignoran y no son castigadas; tanto en Girardot y otras ciudades del país, incluso pueblos invisibles en la geografía colombiana son la cuna de los funcionarios corruptos; cabe destacar, que estas zonas invisibilizadas funcionan como un campo de práctica corrupta para así lograr influencia en distintas áreas metropolitanas.

    Respuesta
  • el 26 noviembre, 2019 a las 6:49 PM
    Permalink

    En la actualidad dicho colectivo aún sigue siendo latente en Girardot puesto que, el partido liberal ha sido básicamente un pilar de la ciudad. Por otro lado, se debería de dar nuevas oportunidades a candidatos jóvenes para que así, den grandes cambios, beneficios a la urbe, por ejemplo: proporcionar empleos a los jóvenes girardoteños que no tienen experiencia, brindar ayudas a los estudiantes que no tiene presupuesto para pagar una universidad, y demostrarle al pueblo que si se puede servir a la sociedad. Además, un candidato antes de ser lanzado debería ser primero que todo, analizado dado que, hay veces que se postula cualquier persona sin tener los estudios necesarios que son tan fundamentales para poder gobernar a una ciudad entera.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *