Seguridad en Girardot, pilar importante para la actividad turística durante las festividades

Cada día se emplean estrategias de patrullaje para garantizar la tranquilidad de los girardoteños y visitantes.

                                     Los controles de seguridad, por medio del Ejército Nacional, son cada vez más recurrentes. Foto por Diego Vera

Desde hace muchos años la ‘Ciudad de las Acacias’ se ha enmarcado como un lugar idóneo para liberarse del ruido y el estrés de la capital. El tren, la barca, el río Magdalena, los paseos de olla, las festividades de los pueblos adyacentes y la tranquilidad de recorrer las calles en la madrugada sin ningún peligro son actividades que con el tiempo se volvieron costumbre para los citadinos de la megalópolis bogotana.   

El auge del turismo en el municipio fue de tal magnitud que empezaron a llegar viajeros de distintas regiones y ciudades, con el fin de pasar sus vacaciones en un entorno agradable, con un clima apetecido por la mayoría. Ello hizo que la atención de los malandros se centrara también en aquel soñado lugar, ideal para realizar robos, atracos y dejar a las personas viendo un chispero; en algunos casos, sin dinero para volver a sus hogares.

Luego, entonces, se presentaron cada vez más situaciones de inseguridad, pues Girardot empezó a crecer comercialmente y en población flotante, ya que la mayoría de sus habitantes migraron de sus lugares de origen y muchas veían la oportunidad de surgir económicamente al iniciar sus propios negocios; empero la mentalidad de otros era radicarse con el fin de cometer actos delictivos, pues resulta una manera fácil de obtener dinero.

Situación actual

Los riesgos se han vuelto constantes en lugares turísticos y la confianza de los visitantes en las fuerzas del orden ha disminuido, teniendo en consideración de que no pueden transitar con total serenidad, porque en cualquier instante pueden resultar agredidos para robarles, durante las festividades hay escasa presencia de la policía y no hay constante patrullaje. Hace falta más pie de fuerza, debido al flujo cuantioso de pasantes que llegan de Bogotá y sus inmediaciones.

Para mitigar el flagelo, semanalmente el alcalde se reúne con los mandos de la fuerza pública para dialogar acerca de la seguridad de los girardoteños; se “planean estrategias y evalúan los resultados” (sic), afirmó la secretaria de la Oficina Jurídica de la Alcaldía, Olinda García. Se aplican planes de vigilancia en sectores comerciales, en los barrios que son considerados peligrosos e, incluso, en las zonas de estrato alto, tomando en consideración que no son tan concurridos.

La Oficina Jurídica de la Alcaldía Municipal es la dependencia que se encarga de velar por los intereses de los ciudadanos en cuanto a seguridad, defensa y orden público.

 

   Carpas de vigilancia policial en el parque principal buscan generar confianza a los habitantes.  Foto por Mishelle Ortiz

 

Perspectiva ciudadana

Actualmente, la inseguridad ha venido en aumento debido al crecimiento poblacional de los últimos tres años, teniendo en cuenta que se presentan continuamente casos de atraco que atentan contra la integridad de los lugareños. “Hace poco me robaron el celular” (sic), expresó la estudiante de Psicología Tatiana Gómez, siendo este uno de los hurtos más comunes por estos días en el municipio, pues, los ladrones interceptan a sus víctimas a cualquier hora del día con armas cortopunzantes y de fuego, para que los lugareños no opongan resistencia y entreguen sus pertenencias sin resistir.

Los ciudadanos piden a las autoridades constante patrullaje, pues “el monitoreo que presta la policía casi no es evidente en horas de la noche y en la mañana no son constantes” (sic), enfatizó la docente de Psicología, Diana Herrera; Las zonas comerciales y los barrios como Rosablanca, Santa Isabel, Blanco y Santander requieren de mayor presencia de uniformados, porque son concurridos por universitarios y personas pudientes, “donde no se puede dejar la casa sola, porque los delincuentes se aprovechan” (sic), remarcó Herrera.

Por otra parte, la delincuencia no solamente afecta la economía de los habitantes, sino también a la sociedad, puesto que los jóvenes y niños que sufren problemas de violencia intrafamiliar, son de bajos recursos o descuidados por sus padres tienden a inmiscuirse en pandillas, los cuales les confieren apoyo, distracción de su cotidianidad, dinero extra y, a su vez, la instrucción para cometer actos ilegales.

Girardoteños temen al fleteo, hurto y expendio de sustancias alucinógenas por la escasa presencia policial.

Sin embargo, según la Policía Nacional los actos delincuenciales han disminuido en un 40 por ciento, y se efectuará en los próximos días una campaña llamada ‘Plan Desarme’ dentro de una política que devuelva la confianza de los veraneantes y población para que el comercio y el turismo sigan siendo fuentes primas del sustento local.  

Se tiene certeza de que las medidas que se pongan en marcha sean aplicadas con mano dura para que la ciudad conserve su atractivo turístico, y que los niños y jóvenes puedan continuar alejados de la delincuencia y drogadicción. El futuro depende de que cree una conciencia de identidad ciudadana con sentido de pertenencia.

 Etiquetas: Disparo de delincuencia infantil y juvenil, Universidad Piloto en la mira de la delincuencia,  La inseguridad, una preocupación central de los girardoteños, Inseguridad y deterioro en la vía a El Arbolito

                                                                                          Caricatura por Diego Vera

 

                                                                                  Infografía por Cristian Gonzáles

Por Mishelle Ortiz , Diego Vera, Cristian Gonzáles

5 comentarios en “Seguridad en Girardot, pilar importante para la actividad turística durante las festividades

  • el 9 octubre, 2019 a las 4:58 PM
    Permalink

    ¿Cómo así qué la tranquilidad de recorrer las calles en la madrugada sin ningún peligro ?, eso es falso -que peligro de ciudad, EN LA PUERTA DE MI CASA ME ROBARON CON MI NOVIA.

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2019 a las 7:56 PM
    Permalink

    Girardot es destino turístico por excelencia, lo que genera aumento en la población cuando es tiempo de vacaciones, por ende, los ladrones aprovechan, y la policía debe idear plan de patrullaje que ayude a mitigar robos, cabe resaltar lo importante que dichas estrategias no solo se lleven a cabo cuando sea temporada alta, sino también todos los días, donde el universitario no resulte siendo víctima de hurto por falta de seguridad en sectores de educación superior; el plan desarme es una buena opción, pero al igual que la policía, la alcaldía debería diseñar proyectos que ayuden a menguar hechos abrumadores.

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2019 a las 7:52 PM
    Permalink

    Girardot es un punto turístico atractivo para las ciudades y pueblos de alrededor, más en época de festivales, pero la seguridad es un factor a considerar, ya que es cuando se da más oportunidad para los atracadores, debido a la falta de presencia de la policía. Es bueno que la alcaldía tome cartas en el asunto y se involucre realmente en la problemática, no solo para época de festividades, sino para que sea constante el control por parte de las autoridades.

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2019 a las 6:59 PM
    Permalink

    Como lo afirma la noticia, la inseguridad en Girardot ha aumentado de manera alarmante, las personas víctimas de robo se convierten en una cifra más y las autoridades después de unos días olvidan estos casos, como si nada. Por otro lado, las medidas no se tienen que tomar días antes y durante los periodos de festividades o descanso, para dar una buena imagen de la ciudad, sino que se debe velar todos los días por todos los habitantes que residen ya sea en los barrios más vulnerables o en los que menos delincuencia hay.

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2019 a las 12:38 AM
    Permalink

    Girardot siendo una ciudad turística debe contar con unas medidas de seguridad mínimas que garanticen la protección y bienestar de los lugareños y visitantes para disfrutar de lo que ofrece dicha cosmopolita como: un descanso, diversión, seguridad… Ahora bien, la alcaldía es quien debe dar seguridad brindando la mejor alternativa para desmantelar y acabar con estas bandas del microtráfico comenzando con las fuerzas de seguridad brindando más personal para así tener un control, brindando empleo, ofrecer una buena educación de calidad a los jóvenes dandoles a conocer otras formas de vida que no sean ese dinero fácil. Si estas irregularidades se logran erradicar muy probablemente la situación mejore considerablemente para un buen desarrollo turístico y social para la ciudad de Girardot.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *