Delincuencia común en Melgar, en la mira de la Policía Nacional

 En lo corrido del año se han aumentado las capturas en el país por tráfico ilegal de armas, situación que actualmente es prioridad para las autoridades viales.

Retenes de la Policía Nacional en Melgar, se adelantan también como estrategia para la prevención del microtráfico en la ciudad. Foto por Kátherin Sánchez

La existencia y la continua expansión de las organizaciones armadas ilícitas, casos de bandas de delincuencia organizada, grupos guerrilleros, paramilitares y organizaciones dedicadas al narcotráfico son el resultado del fácil acceso de armamento, que constituye su poder de acción. Se estima que el 80% de las armas y municiones de todo tipo que entran al país, ilegalmente, son destinadas a células al margen de la ley y a la delincuencia común y organizada.

Anualmente, las Fuerzas Militares, la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) y la Policía Nacional realizan múltiples operaciones para contener el tráfico de armas por carreteras nacionales o por tramos clandestinos. Si la demanda se mantiene en pie, debido a la persistencia de las estructuras delincuenciales que controlan los negocios ilícitos, los dispositivos por parte de los entes de seguridad aumentarán para erradicar los ‘mercados negros’ desde su producción hasta la distribución con fines criminales.

“Las capturas más frecuentes en el país son por tráfico de estupefacientes, porte ilegal de armas de fuego y presentación de documentos falsos” (sic), acotó William Corzo, subintendente de Tránsito y Transporte en la Estación de Policía de Melgar.

Tal comercio oscuro se da de múltiples formas, en pequeños cargamentos a bordo de medios de transporte urbanos, hasta grandes cantidades enviadas por las rutas o ‘trochas’ con el fin de evadir la acción de las autoridades. En este caso, la posición geoestratégica de Colombia es una ventaja para los traficantes, teniendo en cuenta sus fronteras terrestres con Venezuela, Ecuador, Panamá, Brasil y Perú, y su salida al Mar Caribe y al Océano Pacífico.

Registro e identificación a personas que transitan hacia Melgar, es la estrategia del cuerpo policial para combatir los casos de delincuencia común. Foto por Karen Cárdenas

El tráfico ilegal de munición

Hace una semana sobre la carretera que conecta Girardot con la capital del país, la Policía Nacional en un operativo de rutina detuvo dos vehículos -un automóvil Sandero y una camioneta Duster- que se movilizaban en caravana a altas horas de la madrugada. Hasta ahora, para los uniformados era un procedimiento regular que debían cumplir en aras de asegurar la movilidad y tranquilidad de los viajantes en una de las principales vías nacionales.

Al registrar uno de los baúles de los automotores hallaron una caja de cartón que en su interior contenía pan; sin embargo, debido al peso inusual del producto, las autoridades realizaron su apertura y descubrieron más de 100 cartuchos calibre 38 milímetros, y 50 más, calibre 7.65. Al notar nerviosismo en los supuestos implicados en el hecho, las autoridades decidieron realizar el registro al siguiente auto, y encontraron una pistola y otras dos armas automáticas.

Los presuntos delincuentes fueron dejados a disposición de la Fiscalía 43 Seccional Melgar para ser procesados por el delito de porte y tráfico ilegal de armas de fuego y municiones. Tales operativos “son esenciales en las vías y en las ciudades para disminuir la violencia y los focos de inseguridad”, según afirmó Néstor Bocanegra, comunicador social y periodista en la Alcaldía de Melgar.

La acción arrojó la captura de ocho personas, entre ellas un menor de edad, “todas integrantes de una misma familia”, tres de ellas con nacionalidad venezolana, junto con elementos “avaluados en cinco millones de pesos”, a decir de William Corzo, subintendente de Tránsito y Transporte en la Estación de Policía de Melgar. Durante lo que va recorrido del año 2019 en la ‘Ciudad de las Piscinas’ se han detenido a doce individuos por actos delictivos.

Especulaciones de la ciudadanía

Los puestos de control por parte de las autoridades viales se incrementaron luego de las últimas declaraciones dadas por los líderes disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) -Iván Márquez, Jesús Santrich y alias ‘El Paisa’-, en la que anuncian que retoman las armas. Ante dichos hechos, algunos melgarenses replicaron falsas noticias a través de plataformas sociales, afirmando que el material de intendencia de los rebeldes iba dirigido al Espacio Territorial de Reincorporación, en la vereda La Fila, jurisdicción de Icononzo, lo cual desató masiva preocupación.

Infortunadamente, las redes sociales como Facebook y WhatsApp han sido manejadas en oportunas ocasiones para divulgar falsos anuncios prestos a estafas y a desinformar a los lugareños que hacen uso de las herramientas de comunicación, que desatan masivamente diferentes reacciones. Por otra parte, los capturados hacen parte de una organización ilegal que se dedica a la extorsión en Melgar y municipios aledaños, donde no están vinculados con excombatientes de las FARC.

“Cabe resaltar que los capturados no tenían antecedentes (…). El juez dio medida de aseguramiento a un solo integrante y al resto de implicados, casa por cárcel en Bogotá” (sic), anunció Jhon Perilla, concejal de Melgar.

Las autoridades competentes desmintieron la ola de rumores populares y procedieron a esclarecer, mediante diversas entrevistas a los medios de comunicación, la confusión que hubo respecto del suceso. Así, la ciudadanía expresó que “el territorio necesita más acompañamiento” de los entes de seguridad y un arduo “compromiso de la comunidad para denunciar cualquier situación sospechosa que pueda afectar la integridad física o moral” (sic), acotó Johana Herrera, madre de familia.

Comparendos a motociclistas sobre la vía Centro en Melgar, por ilegalidad en sus documentos de identidad.                                                                                                                                                    Foto por Valentina Claros

Dichos hechos permitieron debilitar las bandas ilícitas que se concentran en esta zona del país. Durante recientes días también se desarticuló un grupo delincuencial conocido como ‘Los Monos’, en el marco del desarrollo del ‘Plan de Choque’, denominado «El que la hace la paga», constituido en uno de los más duros golpes propiciados al microtráfico y otras modalidades, luego de dos años de investigación criminal adelantada por parte de la SIJÍN y el personal policivo de los cuadrantes.

La Alcaldía de Melgar junto al Concejo Municipal han aprobado el presupuesto con miras al fortalecimiento de los operativos de la Policía Nacional para el mejoramiento de la seguridad; han invertido en elementos como vehículos automotores, dos CAI móviles y 30 cámaras inteligentes, “distribuidos en lugares estratégicos para mitigar actos de microtráfico”, y conexos como lo son “hurtos o problemas de convivencia”, recalcó Perilla.

Etiquetas: Nueva cara de la seguridad en Girardot, Plan candado en Girardot, Apuesta por la seguridad vial, Alarmas comunitarias de alta tecnología para combatir la inseguridad

                                                                                                                                    Caricatura por Karen Cárdenas
                                                       Infografía por Karen Cárdenas

Por Karen Cárdenas, Valentina Claros, Kátherin Sánchez, Cristian González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 comentarios en “Delincuencia común en Melgar, en la mira de la Policía Nacional

  • el 6 diciembre, 2019 a las 12:11 PM
    Permalink

    En el último año los actos delincuencias y hurtos han aumentado exageradamente, no solo en Melgar sino en distintas partes del país. Por ello, es importante que la Policía Nacional tome las medidas pertinentes para contrarrestar las problemáticas presentadas.

    Respuesta
  • el 17 octubre, 2019 a las 11:42 PM
    Permalink

    Generar controles policiales en el municipio ayuda a mitigar actos delictivos por bandas delicuenciales organizadas del sector o aledañas.

    Respuesta
  • el 17 octubre, 2019 a las 8:20 AM
    Permalink

    El aumento de retenes en el municipio genera control y percepción de seguridad aunque muchos ciudadanos no les agrade

    Respuesta
  • el 16 octubre, 2019 a las 3:15 PM
    Permalink

    Es importante que la policía haga buen trabajo en los puestos de control utilizando los implementos adecuados a su debido procedimiento para no tener inconvenientes con los famosos “retenes ilegales”. Son necesarios más puestos de control, no solo a las afueras en las carreteras que conectan a Girardot con Melgar sino también dentro de dichas ciudades para acabar con la delincuencia que afecta la ciudadanía; así como encontraron a esas personas andando en camionetas recorriendo las carreteras con porte ilegal de armas, municiones, como si no fuera un delito, así mismo van a encontrar dentro de las ciudades, mayores y menores de edad cometiendo actos delictivos como porte de armas blancas o de fuego, vendiendo productos psicoactivos, psicotrópicos, participando en casos de sicariato, etc…
    Las ciudades necesitan mas policías en las calles.

    Respuesta
  • el 8 octubre, 2019 a las 11:00 AM
    Permalink

    La problemática presentada gracias a la revolución de grupos guerrilleros en Colombia (FARC), conlleva a incentivar la creación de bandas criminales, en donde se desarrollan actos de corrupción y transporte ilegal de armas delincuenciales. Por lo tanto las fuerzas militares, la dirección nacional de inteligencia (DNI) y la policía nacional, han desarrollado estrategias las cuales buscan realizar múltiples operativos para contener el tráfico ilegal de armas, con el objetivo de así poder evitar mercados negros desde su producción y distribución con fines criminales.

    Respuesta
  • el 8 octubre, 2019 a las 10:41 AM
    Permalink

    Claramente es importante generar un mayor control vehicular por parte de las autoridades competentes (organismo de tránsito y transporte) ya que dichos controles pueden ser importantes para evitar un inconveniente mayor como lo puede ser un atentado una masacre etc… intensificar estos controles implica más esfuerzo de las autoridades, además disposición de las personas ya que también se pueden generar problemas por tales actividades, muchas veces hay personas que el vehículo de transporte (motocicleta) es su trabajo y gracias a eso llevan comida a su casa y pueden subsistir, más sin embargo esta actividad no es suficiente para lidiar con los valores exagerados del seguro obligatorio o de la revisión tecnicomecanica, y quedan en estos controles que muchas veces es para obtener su beneficio, o generar el control vehicular para el cual están delegados los agentes de tránsito.

    Respuesta
  • el 8 octubre, 2019 a las 10:32 AM
    Permalink

    La vigilancia por parte de las autoridades en el fortalecimiento de los operativos de la Policía Nacional para el mejoramiento de la seguridad debe ser constante, debido a que la delincuencia en Colombia no es un tema pasajero ni momentáneo, al contrario, es una problemática que no quiere desaparecer. Los delincuentes son muy “astutos” a la hora de infringir la ley, pues un claro ejemplo lo dice el artículo donde escondían municiones y armas en los panes. Por eso la labor de las Fuerzas Militares y de la policía debe ser ardua para dar fin con cualquier tipo de delincuencia.

    Respuesta
  • el 8 octubre, 2019 a las 10:05 AM
    Permalink

    La vigilancia por parte de las autoridades en el fortalecimiento de los operativos de la Policía Nacional para el mejoramiento de la seguridad debe ser constante, debido a que la delincuencia en Colombia no es un tema pasajero ni momentáneo, al contrario, es una problemática que no quiere desaparecer. Los delincuentes son muy «astutos» a la hora de infringir la ley, pues un claro ejemplo lo dice el artículo donde escondían municiones y armas en los panes. Por eso, la labor de las Fuerzas Militares y de la policía debe ser ardua para dar fin con cualquier tipo de delincuencia.

    Respuesta