La Administración de Girardot busca regular y controlar la propaganda política callejera

                                                                                                                                                                                Foto por Camilo Perdomo

FRENTE AL ABARROTAMIENTO DE PENDONES, afiches, pasacalles y vallas; Walter Hernández, coordinador municipal de Publicidad Exterior Visual, aseveró que “hay zonas específicas para la ubicación de ese tipo de publicidad política y quienes no cumplan con los requisitos serán sancionados económicamente desde 25 hasta 40 salarios mínimos legales vigentes”.Respecto del perifoneo, una de las modalidades de propaganda, según el girardoteño Orlando Melo, constituye una enorme molestia tal “contaminación visual y auditiva que generan los candidatos con dicha difusión” (sic).

Etiqueta:  Control y regulación de propaganda política

Por Camilo Perdomo, Cristian González, José Ávila

2 comentarios en “La Administración de Girardot busca regular y controlar la propaganda política callejera

  • el 25 septiembre, 2019 a las 2:48 PM
    Permalink

    Realmente es una buena idea lo que la administración del municipio de Girardot pretende hacer tratando de controlar la propaganda política, pues son varios los casos que se ven en diferentes sectores generando contaminación auditiva y visual; ya sea por su tamaño, colores ( afiches, pendones, vallas, etc) o por el ruido tan alto que generan ( perifoneos, canciones) o simplemente por el sector y/o sitio donde están ubicados. Este tipo de publicidad debería tener un sitio exclusivo para hacer campaña a los candidatos, y así no generar contaminación ni disgustos entre los ciudadanos.

    Respuesta
  • el 25 septiembre, 2019 a las 12:15 PM
    Permalink

    La administración de Girardot quiere regular la publicidad de los diferentes candidatos políticos, los cuales tienen un límite exacto de colocación de pendones, afiches, pasacalles y vallas. La administración realiza dicha labor de una forma no muy factible pese a que Girardot está llena de contaminación auditiva, visual e incluso vemos demasiados volantes que son arrojados en las calles por trabajadores (repartidores de volantes) asignados por los mismos políticos, volantes que de igual forma al ser repartidos, los mismos ciudadanos desechan y arrojan en las calles. En Girardot hace falta mucha cultura y se ha comprobado que la basura es arrojada a las calles por flojera de cargarla e ir a buscar un bote de basura los cuales son muy escasos o lejanos. Si Girardot tuviese varios botes de basura en puntos clave o en cada esquina, ayudaríamos a nuestro entorno evitando contaminar nuestra ciudad por simple flojera y falta de cultura o educación ambiental.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *