Detrás de un escritorio se encuentra el ‘corazón verde’ de Juan Carlos Escobar

Han sido once años al servicio de la Corporación Autónoma Regional (CAR), en la que ha buscado la forma de generar una conciencia distinta respecto de la apreciación de árboles.

“No se confíen con la institución, nosotros no podemos proteger los recursos naturales y necesitamos a todos” (sic): Juan Carlos Escobar.  Foto por Gloria Sáenz

Las entidades estatales como principales pretendidas gestoras del cambio en Colombia, y de ello es ejemplo la Corporación Autónoma Regional (CAR), que ha sido una de las impulsoras en la conservación de los ríos como Magdalena y Bogotá: proceso en el cual, Juan Carlos Escobar lidera iniciativas que buscan generar conciencia ciudadana en Girardot.

Siendo las tres de la tarde, en un día nublado, las puertas de la CAR se abrieron para los periodistas del periódico digital Giro en U. La oficina del director fue el escenario para descubrir la esencia de Escobar, quien contó sus expectativas desde el cargo que espera ocupar hasta finales de 2019.

Giro en U (G.U.): ¿Quién es Juan Carlos Escobar?

Juan Escobar (J.E.): Es un ingeniero industrial de profesión, que se desempeña como director de la CAR en la región del Alto Magdalena. Es una persona que le gusta su trabajo, le gusta proteger los recursos naturales y está muy contento con su labor, que considera loable (sic).

G.U.: ¿Qué estudios ha realizado y de qué universidad es egresado?

J.E.: Estudié en la Escuela de Ingenieros Julio Garavito. Tengo una especialización de Cuencas Hidrográficas; otra, en Gerencia de Servicios en Salud. Tengo una maestría en Gestión Ambiental y Energéticos para los Organizaciones y, pues, algunos diplomados en temas ambientales. He trabajado en la CAR regional de Río Negro, Gualivá, Sabana Norte y Magdalena Centro.

G.U.: ¿Hace cuánto está trabajando en esta región?

J.E.: La verdad llevo mucho tiempo acá, llegué en 2008 a esta parte de Cundinamarca. He estado en Ibagué, en Girardot y en Agua de Dios. Siempre me he estado moviendo en esta zona; pero como director de la CAR del Alto Magdalena estoy desde finales del 2015 (sic).

Juan Carlos Escobar, en la entrega de los tanques ‘lluvia para la vida’.
                                                                                            Foto por David García

G.U.: ¿Qué impacto social ha generado Juan Carlos Escobar en Girardot?

J.E.: Bueno, ¡mmm…! el impacto social ha sido (pensativo)…, espero que sea positivo. Nos esforzamos mucho para que sea así. Cada actividad que se hace, la realizamos con todo el corazón para que la gente sienta y se apropie de los recursos naturales. Se deben proteger el agua, los árboles, y entonces, siempre en cada escenario que voy, trato de recalcar ese sentimiento (sic).

G.U.: ¿Qué tipo de experiencias negativas y positivas le han ocurrido en su trabajo?

J.E.: Digo que la mayoría son positivas. Puede ser que uno llegue a unos lugares y se encuentre con algunas personas que tienen cierto tipo de problemas y se vuelvan atrevidos y traten de ofenderlo a uno; ése sería el único lunar, pero muy pequeño, y uno entiende porque tienen su molestia (sic).

G.U.: ¿Es muy complejo trabajar y estar pendiente de su familia y hogar?

J.E.: No, uno tiene que ser multitareas, pienso que si tú te organizas y si en tu casa hay comprensión y tienes en cuenta los escenarios, entonces, aprovechas el tiempo. ¿Por qué lo digo? Miren, aquí por lo general entro en la mañana y salgo en la noche; y ustedes no me ven por ahí; porque no me queda tiempo (sic).

G.U.: ¿Cómo se encuentra Girardot respecto del medio ambiente y de los recursos naturales propios? 

J.E.: ¡Umm…! No es el mejor escenario, porque hace falta mucha cultura de la gente para proteger los recursos naturales. No sé, es que se tiene el chip de que al río hay que darle la espalda; entonces, el afluente se lleva toda clase de basuras, y así, pensamos que soltamos el problema (sic).

“Mientras otros ven el río como un tesoro, nosotros lo vemos como una cañería”: Escobar.

G.U.: Teniendo en cuenta que el medio ambiente es el tema relevante del siglo XXI, entidades como la CAR son vitales para su protección, ¿cómo llegaría a definir su rol siendo el director de la Corporación Autónoma Regional?

J.E.: Soy la persona encargada de la autoridad ambiental y, entonces, el rol es tanto, por un lado, otorgar los permisos; y, por el otro, imponer las sanciones, cuando alguien está ocasionando algún deterioro. Partimos, como autoridad ambiental, de que cuando damos un permiso se generen unas actividades de compensación y mitigación (sic). (53 palabras)

Educación ambiental

G.U.: ¿Cómo hace la CAR para educar a la ciudadanía en torno de fomentar áreas de cultivo por parte de los campesinos?

J.E.: Tenemos un programa de mínima labranza, donde le decimos: si usted va a sembrar lo mismo en el predio va a deteriorar algunos nutrientes de la tierra. No se guíe de lo que su papá le enseñó, sino que le mostramos otro tipo de cultivo, técnicamente para que roten las siembras y no genere un impacto tan fuerte en el suelo (sic).

“Se tiene una mala cultura de los residuos sólidos” (sic), aseveró Juan Carlos Escobar.
                                                                                                                         Foto por Sandra Chacón

G.U.: ¿Cómo la CAR inculca en la ciudadanía la cultura ambiental?

J.E.: Nosotros tenemos diferentes métodos. Unos son a través de los mensajes ambientales de todo tipo; otra forma son los mensajes en la radio. Mantenemos divulgando los temas ambientales para llegarle a la comunidad y por medio de las instituciones educativas. Con cada sector económico se trabajan temas ecológicos y con celebraciones alusivas al medio ambiente (sic).

¿Cómo ha sido el acogimiento de la ciudadanía con el tema de las huertas caseras?

J.E.: En cada uno de los municipios donde se ha implementado, digamos que los productos de pancoger son muy fáciles de obtener; entonces, a muchas de las personas en el sector rural les queda fácil de producir lo que da un mejor movimiento en el momento de venderlo (sic).

“Nosotros en cada actividad que tenemos, siempre hay un componente técnico”, aseveró el Director de la CAR.

G.U.: ¿Cuál ha sido su mayor reto personal en la CAR?

J.E.: Sembrar árboles, indudablemente me la paso en esas. Para mí, el árbol tiene  mil beneficios y pues me dedico a ello. La CAR tiene unos contratos de suministro de árboles y actividades como ‘cultura del árbol’; entonces, nosotros adquirimos semillas y se las damos a la comunidad.

G.U.: ¿Cuál es su siguiente aspiración laboral?

J.E.: ¡Uy!… Mi siguiente aspiración laboral… Sé que hay que hacer un trabajo bien hecho, hay que construirse uno como persona, como profesional y capacitarse. El destino verá a dónde nos lleva y solamente le digo a Dios, que siempre llegue a donde su gracia me pueda proteger. Estoy abierto a cualquier oportunidad.

Etiquetas: Uso eficiente de energía eléctrica, Preservación del medio ambiente, Huertas Caseras, Más arboles

Por David García, Sofía Galeano, Gloria Sáenz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 comentarios en “Detrás de un escritorio se encuentra el ‘corazón verde’ de Juan Carlos Escobar

  • el 6 junio, 2019 a las 6:03 PM
    Permalink

    Como trabajador de la Corporación autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), pienso que las estrategias que hemos llevado a cabo en toda esta región del Alto Magdalena han sido efectivas, ya que desde la entrega de las BiciCar, la llegada de Doctor Krápula a las cuencas del Rio Bogotá, y finalmente el programa más exitoso que es «Agua para la Vida», donde se entregan tanques a los campesinos más necesitados, estamos llevando e incentivando un cambio en como se debe manejar el medio ambiente en Cundinamarca.

    Respuesta
  • el 6 junio, 2019 a las 5:53 PM
    Permalink

    La cultura ambiental debe ir de la mano con la Cultura Ciudadana, ya que la idea de estas concienciaciónes es construir y fomentar una adecuada cultura ciudadana, debe haber un afán de rescatar aquellos valores olvidados por muchos.

    Ahora bien, esta cultura ambiental es difícil implementarla en un país como Colombia, el cual es muy ajeno a esta realidad. Es por ello que se necesita de este tipo de entidades publicas o privadas que intervengan de manera directa en todo los municipio de su jurisdicción.

    Respuesta
  • el 6 junio, 2019 a las 5:40 PM
    Permalink

    yo vivo en Apulo, y aunque el señor Juan Carlos dice que la CAR a llegado a todos los municipios del Alto Magdalena, en nuestro municipio no se ha visto la intervención por ejemplo en capacitaciones sobre el manejo y racionalidad del agua, ya que es una de las problemáticas que más se ve en Apulo.

    Las personas que son residentes y especialmente los turistas llegan y lavan su autos y demás vehículos en la calle, desperdiciando mucha agua, es por ello que como líder comunal hago el llamado no solo a la CAR sino a la administración municipal para que llegue con estrategias y así mitigar este flagelo.

    Respuesta
  • el 6 junio, 2019 a las 5:33 PM
    Permalink

    Es importante la intervención de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) en los diferentes municipios del alto Magdalena, especialmente en la implementación, educación y entrega de las huertas caseras, ya que es la forma más fácil, económica, productiva y saludable para cultivar y obtener nuestros propios vegetales y frutas.

    Lo comento porque en mi casa tenemos una y ha sido de mucha utilidad. Las cultivamos sin necesidad de fertilizantes y pesticidas que pueden afectan nuestra salud.

    Respuesta
  • el 6 junio, 2019 a las 5:14 PM
    Permalink

    Respecto a la entrevista, pienso que el trabajo de la CAR, en la región del Alto Magdalena ha sido buena, y lo argumento desde todas las iniciativas que se ha desprendido de esta Corporación Autónoma, tales como los tanques que entregan desde el programa «Agua para la Vida», a los campesinos de las diferentes regiones.

    Otro programa que impacto mucho a esta región en la que lideró el Doctor Krápula, donde incentivan a través de la música la recuperación del Rio Bogotá. Buenas iniciativas en las que he participado y felicito a la CAR.

    Respuesta
  • el 6 junio, 2019 a las 5:05 PM
    Permalink

    Quizás cuando Juan Carlos dice: “No se confíen con la institución, nosotros no podemos proteger los recursos naturales y necesitamos a todos”, denota un «clima» poco desalentador. Ya que si es verdad que no se le puede ‘echar’ toda responsabilidad a él o a la CAR, esas no son palabras de una persona que pretende liderar iniciativas que buscan generar conciencia ciudadana en Girardot.

    Pienso que la forma correcta de incentivar este tipo de campañas es a través de las nuevas tecnologias, con frases más alentadoras y con la confianza de que la gente va a reaccionar de manera positiva ante la acción.

    Respuesta