Se disparó la delincuencia infantil y juvenil

El setenta por ciento de los delitos que se cometen en Girardot tienen hoy como sus autores a menores de edad.

El 60% de los jóvenes capturados, según la Fiscalía General de la Nación, no había llegado a completar el primer ciclo de la escuela secundaria. Foto por Johan Hernández

Tras el asesinato de un hombre de 24 años por robarle sus pertenencias y la desarticulación de dos bandas criminales, conformadas en su mayoría por jóvenes de 15 y 16 años, que se habían encargado de generar todo un escenario de delincuencia, la Fiscalía General de la Nación presentó un balance de percepción de inseguridad en la región del Alto Magdalena, posicionando a Girardot como la ciudad con más hechos delincuenciales cometidos por parte de infantes y adolescentes.

Durante el último trimestre, los habitantes de la ‘Ciudad de las Acacias’ han padecido las consecuencias de la delincuencia infantil, pues el panorama de preocupación que refleja la situación es alarmante, debido a los disparados índices de inseguridad, que se traducen en un aumento del 60%. 

“Los barrios Las Acacias, Obrero, Kennedy, Corazón de Cundinamarca y Puerto Montero han sido los más afectados por el flagelo” (sic), acotó el mayor Diego Álvarez, comandante de la Estación de Policía.

Mientras la tranquilidad de los girardoteños disminuye, la Secretaría de Seguridad y Justicia expone el crecimiento de las cifras oficiales del período actual, respecto de 2018, de los crímenes ocasionados por menores de 18 años. El incremento en homicidios registra un 12%; en hurtos y robos, en distintas modalidades, un 54%, y en microtráfico y porte ilegal de armas, un 35%. 

La radiografía no únicamente resulta inquietante al visibilizar los defectos formativos de las nuevas generaciones, sino porque en muchos casos las sanciones que reciben son percibidas por la comunidad como una burla a la justicia, debido a que “en Girardot un joven comete un crimen y está libre uno o dos días después de sólo recibir charlas psicológicas”, aludió el lugareño Javier Camacho. 

Estrategias adoptadas por las autoridades

Por medio de conferencias, charlas y capacitaciones en los diferentes colegios locales, las autoridades buscan frenar la delictividad infantil y generar participación cívica de los jóvenes. Además, el aumento en el presupuesto de seguridad, la instalación de más de 350 cámaras y el refuerzo del pie de fuerza de la Policía han sido también los factores principales para mitigar dicho flagelo.

El trabajo conjunto adelantado por la Policía, desde los departamentos de Prevención Ciudadana, Tránsito y Transporte y la Seccional de Investigación Criminal (SIJÍN), ha dado como resultados “golpes certeros en lo relativo a hurtos, homicidios y microtráfico; así mismo, el desmantelamiento de más de diez bandas delincuenciales y la incautación de 50 armas de fuego” (sic), aseveró el mayor Diego Álvarez, comandante de la Estación de Policía.

A la problemática se suman los grupos delincuenciales que para transgredir la ley recurren a muchachos, con el aliciente de que en caso de ser aprehendidos y condenados sólo irían por poco tiempo a centros de rehabilitación; pese a ello, la comunidad considera que el plan ejecutado por las auotridades no es suficiente, pues “el fenómeno está ligado a causas de desempleo, de elevada descomposición social y la poca accesibilidad a la educación” (sic), relató Andrés López, docente de Comunicación Social y Periodismo de Uniminuto. 

Este año, 545 menores de edad capturados eran hombres y 223, mujeres. Foto por Johan Hernández

¿Y el Estado?

La preocupación no es únicamente el crimen en las calles de Girardot y la atmósfera de inseguridad, sino también el desinterés que tiene la Administración local, dado que “no hay planificación de proyectos o actividades ni inversiones al área de psicología y educación que busquen ayudar a jóvenes que estén inmersos en el mundo de la delincuencia” (sic), así lo manifestó la coordinadora del programa Infancia y Adolescencia, Érika Rodríguez.

“El reto es mejorar la atención efectiva de los adolescentes que cometen delitos, y que el Estado defina unas políticas públicas más fuertes para la prevención de la delincuencia juvenil, teniendo a la familia como epicentro de ello”, puntualizó el girardoteño Javier Camacho.

Tras la denuncia por parte de servidores públicos y residentes, la Gobernación de Cundinamarca impulsa la iniciativa ‘Parques de Convivencia’, con un modelo de atención a niños y jóvenes en situación de riesgo, en el que se promueven actividades para el uso positivo del tiempo libre más unos talleres de prevención de la violencia.

La estrategia de la Gobernación incluirá la inversión de quinientos millones de pesos para educación y salud, y se espera que a partir de julio arranque con la propuesta planteada para la prevención de la delincuencia juvenil, y que esta contribuya a disminuir los índices de participación de adolescentes y jóvenes en fenómenos de violencia y delincuencia.

Etiquetas:  Inseguridad en Girardot, Política pública para menores de edad, Delincuencia en menores, Rescate de la juventud Flamenca

Caricatura:

                                                             Caricatura por Johan Hernández
                                                                  Infografía por Johan Hernández

 

Por Heidy Miranda, Johan Hernández

8 comentarios en “Se disparó la delincuencia infantil y juvenil

  • el 6 junio, 2019 a las 6:38 PM
    Permalink

    Con los casos de delincuencia que se han presentado en el municipio y en la región es notable que esta problemática ha incrementado y que las propuestas establecidas no han dado soluciones. El artículo cuenta con buen nivel de contexto, proximidad, análisis, pero faltaron datos de contacto.

    Respuesta
  • el 6 junio, 2019 a las 6:12 PM
    Permalink

    La delincuencia infantil ha sido un flagelo que no solo ha afectado a la región, si no también al país. Es importante que los entes de seguridad y las Administraciones publicas generen propuestas viables para mitigar la problemática. El artículo cuenta con una buena contextualización, con buenos datos de información y prospectiva, pero faltó mas nivel de análisis.

    Respuesta
  • el 6 junio, 2019 a las 5:58 PM
    Permalink

    Es importante que los medios de comunicación le den relevancia a estos temas que aquejan tanto a la ciudadanía y permiten dar la problemática clara y entender que los niños no son el futuro de la sociedad si no el presente y hay que protegerlos.

    Respuesta
  • el 16 mayo, 2019 a las 3:48 PM
    Permalink

    En primer lugar, considero que es un buen informe porque menciona las estrategias adoptadas por las autoridades para que se pueda frenar la delincuencia en el municipio, que ha venido afectando a la comunidad con el elevado índice de robos, cuenta con el lenguaje periodístico conveniente. En segundo lugar, el autor del artículo escribió las cifras de porciento unidas y tienen que ir separadas o en letra, teniendo en cuenta que esos son los requerimientos de los textos periodísticos; el video muestra la tercera fuente en el centro y debe ir acorde a la ley de tercios.

    Respuesta
  • el 16 mayo, 2019 a las 12:01 PM
    Permalink

    Este informe especial contiene elementos periodísticos importantes, como el uso que le dan a la temática, jerarquizan adecuadamente la información y los párrafos están construidos de forma deductiva, porque la idea principal esta al comienzo del párrafo y después las ideas secundarias. Por otro lado, las cifras que presenta el artículo, son en su mayoría, referencia del plano nacional, por lo que era necesario indagar sobre cifras que demuestren la problemática en Girardot. Además, la caricatura periodística suele presentar un tema con humor, ironía y sarcasmo, es evidente que el toque humorístico no fue pensando para la caricatura de este artículo.

    Respuesta
  • el 16 mayo, 2019 a las 11:29 AM
    Permalink

    Es bastante lamentable en lo que se esta convirtiendo la niñez y la adolescencia del presente, considero que esto sucede por la falta de valores y principios que se inculcan desde casa; no entiendo la necesidad que tienen estos pequeños de hurtar e incluso llegar a causar muertes si existen distintas clases de empleo digno para poder obtener dinero y hacer de su vida cada vez mejor. Que gratificante estrategia la que esta implementando la policía nacional para que la delincuencia cambie por un deporte por algo productivo, por algo que realmente aporte a la sociedad.

    Respuesta
  • el 16 mayo, 2019 a las 10:25 AM
    Permalink

    Girardot vive una ola de inseguridad, tal y como lo dice la Fiscalia General de la Nación; la urbe presenta el índice más alto de delincuencia juvenil, siendo ejercida en su mayoría por adolescentes entre 14 y 17 años. Por otro lado, la policía ha mitigado la criminalidad acabando con bandas dedicadas al tráfico de estupefacientes, sicariato y hurto. Además, se debe brindar acompañamiento y educación a los pubescentes girardoteños con el fin de alejarlos de la de la ilegalidad, garantizando un bienestar individual y colectivo, generando un ambiente tranquilo y próspero para propios y visitantes.

    Respuesta
  • el 15 mayo, 2019 a las 10:59 PM
    Permalink

    En los últimos meses transcurridos, se puede notar como la seguridad en la ciudad de Girardot se ha visto comprometida seriamente a causa de la delincuencia juvenil, como lo recalca el artículo, un setenta por ciento de los delitos los cometen personas que son menores de edad. A pesar de que ha intervenido la fuerza pública y el proyecto de poner 350 cámaras en la urbe, no han sido totalmente efectivos estos métodos para mitigar la criminalidad, puesto que cada día los índices se elevan, afectando así la tranquilidad del habitante de la metrópolis.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *