Reivindicación cultural: del dolor a las artes

Por muchos años los aguadedioscenses fueron estigmatizados y olvidados, ahora esa misma historia es la que los honra.

Agua de Dios, tierra lejana y soleada, data su origen desde el aislamiento que sufrieron las personas que, durante el siglo XIX y parte del XX, afectadas por la enfermedad de Hansen o Lepra. La Ley 104 de 1890 dictaminó la creación de los lazaretos, debido a la emergencia higiénica que se vivía en el país. Así mismo, se prohibió el ingreso de personas sanas y familiares de los pacientes, lo que convirtió a dicha colonia en la ‘Ciudad del Dolor’, por muchos años.

De dicha manera, las artes cobran una fuerte importancia en los ‘elefanciacos’, puesto que al ser privados de toda clase de derechos encuentran en expresiones como la música, la poesía, la pintura y la escultura aquella libertad que de alguna manera el Estado les había arrebatado. En los diferentes trazos o tonadas se podían percibir el dolor y la soledad a la que fueron sometidos los portadores del bacilo.

La pintura se convirtió en una de las terapias más practicadas entre los lazarinos y en otras ciudades del país contar con su presencia “era un asombro, y más sí se presentaban en una exposición tan importante como la galería del Convenio Andrés Bello (sic), relata el artista local Ángel Alfonso. De igual modo, los cuadros visibilizaron las historias de las que no había registro, más que “los recuerdos de quienes se dotaron del pincel y el lienzo”, concluye Alfonso.

“El arte ayudaba mucho a la formación académica como a la espiritual, algo que los jóvenes de ahora no aprecian”, comenta el pintor Ángel Alfonso.

Los habitantes que hoy se denominan herederos y encargados de transmitir el legado artístico de los antepasados se encuentran con un sinsabor, al percatarse de que los relatos que los llenan de orgullo son poco atractivos para los jóvenes.  “Es ésta una de las razones por las que se incentivan las diferentes escuelas de formación artística”, dice José Castañeda, coordinador del Centro de Memoria Histórica, quien a su vez expresa que dada la situación se hizo necesario que la disposición “quedara plasmada en un acuerdo municipal”.

La Alcaldía busca propagar y fomentar el desarrollo de los centros formativos, los cuales se han convertido en poco atractivos y cautivadores para las nuevas generaciones, que son segadoras de una cultura que advierten como completamente ajena a lo que el mundo globalizado les ofrece: ya de hecho, se ha tornado en algo tan sin sentido ver el monumento del maestro Luis A. Calvo en el parque central e, incluso, escuchar las nuevas historias que se tejen en torno de él.

El legado, ¿en riesgo de extinción?

Como uno de los mayores riesgos que ha podido identificar la comunidad para la pervivencia de las artes, sobre todo de las plásticas, aparece el constante uso de dispositivos electrónicos, caso del celular, que “dispersa a los jóvenes de los imaginarios colectivos que vivencian en su localidad”, manifiesta Leonel Moreno, profesor de arte, quien, de paso, resalta que la información recibida de la web los desliga de la esencia que tiene el usar el lápiz y el papel.

La disyuntiva se plantea, entonces, en función de cuál es el aporte de la cultura al desarrollo económico del país, y de esta manera, el por qué las expresiones artísticas en lugares tan ricos en narrativas, como el caso de Agua de Dios, siguen siendo la cenicienta dentro de los planes de gobierno de muchos candidatos que solamente buscan el incremento de obras de cemento que los lleve a perpetuarse en el poder.

Etiquetas: Memoria HistóricaCultura para fortalecer la sociedad, Escuelas de Formación cultural, Artes escénicas que culturizan

 

                                                                           Infografía por Laura Garzón

Por Laura Garzón, Lisa Rincón, Yussen Hernández, Carlos Díaz

6 comentarios en “Reivindicación cultural: del dolor a las artes

  • el 29 mayo, 2019 a las 10:13 AM
    Permalink

    Como artista, me parece muy interesante este tipo de notas periodística que permitan a los jóvenes de nuestro municipio conocer como estamos en cuanto a estas prácticas y que así se incentiven a querer ser parte de ese legado cultural.

    Respuesta
  • el 29 mayo, 2019 a las 9:57 AM
    Permalink

    Agua de Dios es recordada por ser ‘la ciudad del dolor’ debido a las personas que contraían estas enfermedades pero a su vez practicaban el arte , la música, la poesía, la pintura y la escultura con el objetivo de rescatar lo que el Estado les había arrebatado, sin embargo, la web 2.0, como el uso de los juegos electrónicos y Apps, generan mayor atracción en los jóvenes que el conocer la historia de su municipio, por ello,todo ese legado se ha ido perdiendo por parte de la nueva generación y es ahí en donde la sociedad debe tomar conciencia con los niños para que desde pequeños les enseñen la importancia de la historia y el arte como un objetivo principal en su crecimiento.

    Respuesta
  • el 29 mayo, 2019 a las 9:07 AM
    Permalink

    Es bueno conocer de la historia de Agua de Dios en estos escritos, tambien es importante que nuestra juventud no pierda esa cultura y esos valores para que el municipio no quede en el olvido tan rapidamente, falta más apoyo del estado para que los niños no cojan vicios y aprovechen el tiempo libre en el arte, así como ayudó a calmar el dolor de los enfermos tambien puede ser un metodo de construcción y salvación de los jóvenes

    Respuesta
  • el 28 mayo, 2019 a las 11:16 PM
    Permalink

    La ciudad del dolor como es conocido el municipio de Agua de Dios por su reconocida historia de los enfermos de lepra es el pueblo más rico culturalmente hablando, pues, desde esos tiempos de dolor las víctimas de la enfermedad comenzaron a gestionar el arte mediante distintas actividades para ocupar su mente en ejercicios que no recalcaran tanto el sufrimiento y aislamiento por el que estaba pasando. En cuanto a la nota periodística es un excelente trabajo ya que brindan información profunda con datos y leyes sobre la lepra, además, en la infografía nombran a un importantes artísticas como es el caso de Luis Antonio Calvo que afronto su enfermedad a través del arte y hoy día hay un museo en su reconocimiento.

    Respuesta
  • el 24 mayo, 2019 a las 8:30 PM
    Permalink

    El arte brinda numerosos beneficios; como este, el poder expresar mediante un lienzo lo que se siente con toda la libertad y sin ningún temor a ser juzgados o callados, y así lo demostraron las personas de Agua de Dios que están pasando por esta enfermedad, que no sólo les causa dolor físico, también les causa dolor emocional, pues el alejarse de las familias en situaciones como estas causa un sentimiento de dolor indescriptible, debido a que son momentos como estos en los que se necesita la compañía de los seres amados.

    Respuesta
  • el 23 mayo, 2019 a las 9:43 PM
    Permalink

    “La libertad dentro de un presidio”, era para aquellas personas que desafortunadamente adquirieron una enfermedad infecciosa llamada lepra. No obstante, para la sociedad el aislamiento era la única solución, así fue como se formó la Ciudad del dolor, un dolor que se debía expresar, los habitantes de Agua de Dios transmitieron ese sufrimiento, pero también alegrías por medio de la pintura. El lienzo era el papel y el pincel su herramienta más preciada para informar, dos instrumentos que con el tiempo han quedado en el olvido, los jóvenes perdieron la esencia de transmitir los pensamientos que se adherían con una mirada.

    Respuesta

Responder a Karen Cárdenas Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *