El grafiti, estrategia de expresión social

Iniciativa que busca crear espacios de comunicación y ambientes culturales para jóvenes en estado de vulnerabilidad, al tomar el arte como herramienta de esparcimiento.

El grafiti es una forma de visual, cuya práctica se ha prolongado históricamente e incluso hoy en día se conservan ilustraciones hechas por el hombre prehistórico. En la actualidad se ha convertido en un formato popular de comunicación callejera, en la mayoría de los casos, de autor desconocido: en el que la protesta, la denuncia y la imaginación son las principales protagonistas.  

Pero hablar de grafiti en Colombia es hablar de violencia. De una época mordaz marcada por luchas entre partidos políticos-conservadores y liberales, que marcaron grandemente la historia del país con los asesinatos realizados por grupos de “limpieza social”, se dio paso a una nueva forma de intimidación con mensajes aterrorizantes pintados en paredes; es decir, el grafiti nacional en sus primeras apariciones tuvo un corte represor y agresivo como sinónimo de presión política sobre cualquier manifestación social de disconformidad.

Pasado el tiempo y gracias a la influencia del hip-hop, tales prácticas ya no fueron vistas desde el conflicto bélico a instancias de la coacción, sino como mecanismo de exteriorizar inconformidades contra el modelo de desarrollo imperante y la toma de decisiones del Estado o comportamientos sociales. Por ende, pasó a ser un recurso para visibilizar lo que calla el pueblo. Así, pues, en la actualidad, estas formas de expresión son inspiradas y plasmadas por los jóvenes.

Nuevas estrategias de Rescate a jóvenes en condiciones de calle

De esta manera, existe en Girardot una iniciativa de la organización ‘Way of life Clan’, que “busca ayudar jóvenes en estado de vulnerabilidad por medio de música, baile y grafiti” (sic), menciona César Salazar, profesor voluntario del grupo ‘Way of Clan’. El desenvolvimiento de las actividades del grupo se realiza entre semana en horas de la tarde, dentro del antiguo ITUC, que actualmente se cae a pedazos por su precario estado estructural, bajo la mirada impasible de la Administración Municipal. 

“No hay necesidad de ser vándalos para llegar a tocar a la gente, sino por medio del arte lo podemos lograr” (sic): César Salazar, profesor voluntario del grupo ‘Way of life Clan’. 

En aras de resaltar la cultura del grafiti Salazar, pretende el embellecimiento de las paredes de la antigua edificación, que es ahora el Centro de Convivencia Ciudadana local. Se hace con el propósito de llamar la atención de los organismos de control de la localidad para que evalúen la vida útil de la infraestructura y llevar un mensaje en pro del medio ambiente a toda la comunidad, debido al mal uso de los desechos.

El arte callejero busca tocar fibras en los girardoteños y “se pretende embellecer la ciudad para que sea agradable para todos los visitantes” (sic), señala Leydi Rodríguez, estudiante de grafitismo del grupo ‘Way of life Clan’, quien resalta que “haciendo el bien común y creando conciencia se pueden hacer grandes cosas” (sic). Por otra parte, se espera que más jóvenes se sumen a la iniciativa, que no genera ningún gasto monetario a los interesados.

A su vez, se reconoce el graffiti como una forma de moderna de expresión, “desde la impresionante habilidad y agilidad de los jóvenes para recrear imágenes profundas”, según afirma Nelson Díaz, licenciado en Arte y Folclor y docente de Uniminuto Girardot, que los elige como actores centrales de la sociedad del espectáculo. En conclusión, el sentir artístico es el pilar fundamental para la construcción social, y todavía hay tiempo para retomar el rumbo de las comunidades.

Etiquetas: Vestido de cultura, Jueves cultural en Uniminuto, Apuesta por el arte

Por Kátherin Sánchez, Nicolás Díaz, Ánderson Hernández, Nicolás Aranda

4 comentarios en “El grafiti, estrategia de expresión social

  • el 22 mayo, 2019 a las 4:43 PM
    Permalink

    Este artículo de crítica contiene aspectos periodísticos importantes como una adecuada contextualización, jerarquizan apropiadamente la información conforme a los objetivos de la pirámide invertida. Sin embargo, el artículo carece de un preámbulo a cerca del grafiti como medio de expresión a nivel mundial, un recurso tan importante como las cifras podrían ayudar a analizar el tema desde otras perspectivas. Las citas parciales hubiesen sido un recurso dinamizador del tratamiento periodístico de las fuentes. Además, siendo un artículo de crítica, es inaceptable que no posea una caricatura, pues esta se caracteriza por ser un elemento crítico, sarcástico y humorístico.

    Respuesta
  • el 22 mayo, 2019 a las 2:46 PM
    Permalink

    Para comenzar, la organización de la información por párrafos permite entender el contexto histórico y actual del grafiti; sin embargo, la puntuación errónea, como en la frase «en aras de resaltar la cultura del grafiti Salazar, pretente», cuya coma está mal ubicada, y ciertos yerros en cuanto a palabras que no van en el lugar adecuado, restan cohesión al texto. Con respecto a ciertos adjetivos negativos que se le adjuntan a la estructura física del ITUC, era necesario haberle dado un poco más de importancia al tema con la fuente respectiva, para conectar la temática con dicha situación.

    Respuesta
  • el 22 mayo, 2019 a las 2:31 PM
    Permalink

    La organización de la información por párrafos permite entender el contexto histórico y actual del grafiti; sin embargo, la puntuación errónea, como en la frase «en aras de resaltar la cultura del grafiti Salazar, pretente», cuya coma está mal ubicada, y ciertos yerros en cuanto a palabras que no van en el lugar adecuado, restan cohesión al texto. Con respecto a ciertos adjetivos negativos que se le adjuntan a la estructura física del ITUC, era necesario haberle dado un poco más de importancia al tema con la fuente respectiva, para conectar la temática con dicha situación.

    Respuesta
  • el 22 mayo, 2019 a las 2:26 PM
    Permalink

    La organización de la información por párrafos permite entender el contexto histórico y actual del grafiti; sin embargo, la puntuación errónea y ciertos yerros en cuanto a palabras que no van en el lugar adecuado, restan cohesión al texto. Con respecto a ciertos adjetivos negativos que se le adjuntan a la estructura física del ITUC, era necesario haberle dado un poco más de importancia al tema con la fuente respectiva, para conectar la temática con dicha situación.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *