Nuevas regulaciones respecto de las ventas callejeras

                                                                                           Foto por Génesis Torres

POR OCUPAR INDEBIDAMENTE EL ESPACIO PÚBLICO, los policías les imponen comparendos a los expendedores ambulantes y estacionarios, al incumplir el artículo 92 del Código Nacional de Policía. Ante la situación, la vendedora ambulante Martha Salamanca se declaró en desacuerdo, pues, “el trabajo en las calles es decente”; pese a ello, la comerciante Rubiela Reyes defiende la medida, pues, “los costos fijos de un negocio incrementan el precio final del producto”, frente a los que se mercadean informalmente.

Etiqueta: Formalización de vendedores ambulantes informales

 

Por Génesis Torres, María José Aranzazu

4 comentarios en “Nuevas regulaciones respecto de las ventas callejeras

  • el 15 marzo, 2019 a las 1:29 PM
    Permalink

    Se entiende que la invasión al espacio público por parte de vendedores ambulantes puede generar problemas de movilidad de los transeúntes o visitantes de estos sitios, sin embargo las entidades encargadas deben generar alternativas para esta población que en su mayoría se encuentran en vulnerabilidad y su única oportunidad de trabajo es la informalidad, las constantes multas y penalizaciones a esto produce más presión y molestas en la comunidad, en vez de generar un verdadero cambio como se esperaría.

    Respuesta
  • el 15 marzo, 2019 a las 11:03 AM
    Permalink

    Los vendedores ambulantes tienen derecho a vender sus productos libremente, por lo tanto, el Estado debería reubicarlos o darles algunas garantías, pues es su único sustento para sobrevivir, no todos pueden pagar un local o los impuestos que exige la ley, ya que la mayoría son de escasos recursos. Los comerciantes deberían entender que estas personas están emprendiendo igual que ellos y más adelante pueden llegar a la misma posición, pero con conciencia de ayuda al prójimo y solidaridad.

    Respuesta
  • el 12 marzo, 2019 a las 8:26 PM
    Permalink

    Miles de personas exhiben en espacios públicos sus productos, productos que son el sustento de sus familias y quizá no es la mejor manera, pero ante las dificultades la sobrevivencia es lo que prima. Sin embargo, lo que beneficia a unos se convierte en una problemática de espacio público que afecta al comercio, a los peatones y a la ciudad en general. El problema de este fenómeno no son las ventas ambulantes sino la desprotección del Estado hacia comunidades menos favorecidas, deberían brindar apoyo con un empleo digno o una reubicación.

    Respuesta
  • el 12 marzo, 2019 a las 2:52 PM
    Permalink

    Considero que tiene que haber una mejor pedagogía con el manejo de los vendedores ambulantes y de ambas partes como lo es la policía nacional,que esta haciendo el procedimiento correcto;el vendedor ambulante busca una economía mas estable pero no quiere decir que la policía nacional haga abuso de autoridad y atente contra ellos y su negocio ,el código de policía dice que no se puede infringir el espacio publico siempre y cuando el vendedor tenga permiso pero los vendedores ambulantes no cuentan con oportunidades o beneficios donde puedan utilizar dicho espacio con el fin de crecer económicamente.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *