La corrupción, un fenómeno presente en El Espinal

Los dineros oficiales continúan en manos de los deshonestos;

cada vez  es más notoria la negligencia gubernamental.

Nuevamente, el presupuesto público sigue dando de qué hablar, pues la actual Administración sigue siendo protagonista de penosos actos de peculado, en los que los impuestos  de los constribuyentes se ‘embolata’, y parece utilizarse para propósitos individuales y no para servir el interés colectivo de todos los espinalunos, como debería de ser.

Esta vez el turno es para la vereda Montalvo, ubicada a dos kilómetros al oriente de El Espinal, la cual constituye el motor de la economía local por contar con reservas hídricas y una muy aceptable calidad en sus terrenos; pero nada de lo anterior parece tener importancia para su clase dirigente, quienes a pesar de la obra que allí se demanda desde hace dos años han optado por continuar aplazándola.

Para poner en contexto, en 2016 por las fuertes lluvias, el puente que conecta la vereda con el municipio colapsó, lo que provocó la desconexión de sus habitantes. Por ende, la Alcaldía de El Espinal gestionó mediante el Concejo los recursos necesarios para sus reparaciones, dinero que fue aprobado con éxito y con la brevedad requerida, dada la difícil situación de transporte que se presentaba.

La denuncia contra la Administración surgió porque, pese a la aprobación del presupuesto para adelantar las obras, a la fecha no se han visto resultados. Quienes respaldan la medida como Camilo Duque, representante por las juventudes ante la Alcaldía y candidato al Concejo, calificó la gestión como “infame e inaudita”, dado que “el alcalde debe responder de manera pública a la ciudadanía, pues después de dos años no se han iniciado los estudios que se requieren”

Aunque todo parece indicar que el problema proviene de los dirigentes encargados, no se puede negar la ausencia de compromiso y apropiación de la ciudadanía respecto de  los caudales públicos, algo sumamente preocupante, pues después de dos años sólo se ha presentado un derecho de petición para exigir respuesta oficial. Lo que podría servir como base para analizar por qué la corrupción sigue campeante.

Tal desinterés general, que se ha convertido en un problema nacional, para el profesor en Derecho de la Universidad Cooperativa de Colombia, Carlos Medina, estriba en “la falta de responsabilidad social ha llevado a pensar que no se pueden cambiar las cosas; llevó aceptar la corrupción como parte de la cultura”(sic). Lo que se refleja en los diferentes espacios de participación, donde la gente elige a los mismos representantes que han desangrado los recursos de todos.

Se debe reconocer que en los pasados comicios legislativos los ciudadanos mostraron poco respaldo a aquellos ‘caciques’ electorales que se hacían reelegir; empero no deja de ser preocupante que cada cuatro años se vea al alcalde de turno envuelto en investigaciones, denuncias que comprometen su ética y buen nombre o en procesos judiciales que señalan delitos como el enriquecimiento ilícito por medio de apropiación del presupuesto.

“Las personas se ven afectadas por la no construcción del puente, ya que muchos viajan al municipio por mercados y diferentes enseres; al no existir una vía principal afecta la economía y la calidad de vida de los habitantes de la vereda” (sic), acotó Carlos Medina, abogado especialista en Derechos Humanos.

Para muchos, la denuncia contra el burgomaestre  es algo difícil de creer y raya en la desfachatez, ya que “una obra de tan vital importancia, con un presupuesto tan excesivo debió estar terminada hace mucho tiempo” (sic), precisó el concejal Fabián Moreno. No obstante, en algunos de los ciudadanos que respaldan lo dicho por Moreno, su indignación no llega a la acción popular y cualquier alternativa se estanca en la indiferencia.

¿Qué se podrá esperar entonces de una Alcaldía que presenta demoras  ante una obra de tal alcance? ¿Qué tipo de medidas deberían tomar entonces los entes de control? No se puede permitir que sucesos de esta índole sigan ocurriendo. Se debe  reconocer que lo que acontezca con el municipio afectará a todos por igual y exigir que aquéllos que utilicen su cargo para beneficiarse deban  responder ante la ley.

Se deberá entonces asumir un compromiso con la población; no puede seguir facilitándose  que aquellos funcionarios, cuya labor es preservar los recursos y actuar en pro de la ciudadanía, sigan haciendo lo que deseen: que la presión y el compromiso ciudadano los obliguen a responder por sus acciones y demuestren una verdadera gestión, tal como la ley lo demanda. De lo contrario, seguiremos  sumidos en un mar de corrupción.

Caricatura por Heidy Miranda
Infografía por Heidy Miranda

 

Etiquetas: Corrupción, Indignación popular, Elecciones Fuertes lluvias 

Por:  Sebastián Barrero – Heidy Miranda – Carlos Díaz

Un comentario en “La corrupción, un fenómeno presente en El Espinal

  • el 14 noviembre, 2018 a las 3:40 PM
    Permalink

    Es un llamado de atención para la comunidad, la cual debería saber elegir a los candidatos a conciencia, teniendo en cuanta que ellos sean de beneficio para el municipio, además de que cumplan con sus proyectos; teniendo en cuanta que las se puede hacer uso de diferentes peticiones, gracias a la democracia, el pueblo tiene voz, para hacer que se realice los acuerdos, así obtener el beneficio en su población. Dado que la corrupción es un tema que se aborda en todo el país, es conveniente que se tomen buenas decisiones a la hora de votar, para ello se recomienda investigar sobre los candidatos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *