Recuperación del espacio público en la Plaza de Mercado de Girardot

Por: Élmar Darío Pautt Gutiérrez
Periodista independiente de Girardot y columnista de La Silla Vacía

Llegué antes de las siete y treinta de la mañana a la Plaza de Mercado de Girardot, el lunes 16 de julio.

Todo indicaba que, por segunda vez en esta Administración, se recuperaría el espacio público de la Plaza de Mercado, fenómeno que en las peores épocas trajo consigo desmanes de parte y parte; es decir, de algunos comerciantes, por un lado, y del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) y la Policía Nacional, del otro lado.

El alcalde César Fabián Villalba ha sido asertivo al momento de diseñar estrategias para recuperar espacios públicos. Exactamente hace dos años, en julio de 2016, cambió los bolillos y los disfraces de Robocop, por mimos, payasos, música y fiesta. No ocurrió ningún desmán ni altercado entre la fuerza pública y comerciantes. Se demostró que era posible un cambio sin atropellos.

Hoy el panorama, siendo diferente, expelía el mismo aroma de tranquilidad y cordura. Entiéndase que no hablo de «tensa calma», sino de apacibilidad, sosiego, silencio divino.

Lo primero que aprecié no fueron los mimos que se abrazaban eufóricos como hace dos años, tomando al comandante de la Policía de ese momento como a uno más de sus colegas. Hoy tres carabineros estaban dispuestos de manera atenta pero relajada sobre el costado occidental de la Plaza de la Constitución.

Guardas de tránsito, camiones de Espacio Público y algunos agentes policiales dispuestos para lo que ocurriera, fue el escenario que avizoré tan pronto llegué al centro de la plaza.

Comenzando a bajar hacia lo que conocemos como «El Matadero», me encontré de frente a la gerente de Ser Regionales, Mónica Marcela Dimas Serrano, y al secretario de gobierno Éduar Mauricio Perdomo; ambos recién desenvueltos en sus cargos. Es posible que esa frescura sirva para superar la inoperancia y displicencia administrativa con que funcionarios anteriores permitieron la decadencia de las instituciones.

«A la ciudad hay que amarla»

Perdomo, secretario de Gobierno, con mirada profunda y penetrante, buscaba respuestas en cada movimiento que había a su alrededor. Inició con Plus Publicación una conversación informal, que, por serla, no dejó de suministrar la información necesaria para contextualizar el hecho en sí: la recuperación del espacio público de la Plaza de Mercado de Girardot.

Me sorprende cuando me informa que los mayoristas de pescado, que se encontraban en el mal llamado «Hueco», habían sido reubicados.  Cerca de donde nos encontrábamos, una bodega que pertenece al Municipio fue destinada para el traslado de los mayoristas de pescado. Al llegar al sitio, pude apreciar cómo al fondo del paisaje se apreciaba el río Magdalena bajando raudales, saludando de alguna manera una obra que, con todos sus defectos y errores, no puede ser peor al sitio insalubre, desaseado y horripilante que aterraba a los vecinos del barrio San Miguel con olores nauseabundos, carcomido de gusanos y escamas putrefactas y agallas acuchilladas, por si acaso.

Igual que la gerente de Ser Regionales, el secretario de Gobierno recuerda que este expendio de pescado se colocó provisional hace aproximadamente diez años, y allí se quedó hasta ahora.

«El Hueco». Foto por Élmar Pautt

Cuenta que en la mañana de hoy “había dos camiones dañados, malos olores, mala imagen para la ciudad […], y se logra ganar este espacio cuando esta gente entiende que a la ciudad hay que amarla […]” (sic).

El trabajo es constante y permanente, lo que sigue según el secretario, es “mantener la fuerza pública; que nos culturicemos todos, que cambiemos el chip. Y entender que nuestra ciudad debe entrar en la esfera de una ciudad ordenada, por el bien de todos […]. Cuando hacemos que la gente ingrese nuevamente a la plaza, trae seguridad, trae orden, trae limpieza; y los beneficiados somos cada uno de los que vivimos en esta preciosa ciudad” (sic).

Más adelante, analizando la situación de Girardot en el tema de espacio público, el secretario de Gobierno drásticamente señala que el espacio público debe recuperarse; “porque como su nombre lo dice, es espacio público. Lo más fuerte era contrarrestar lo que se vive en la Plaza de Mercado y sus alrededores.  Así, poco a poco iremos avanzando. Usted puede ver lo que la Secretaría de Gobierno (Camilo Oyola) hizo con la carrera novena, en donde estaban los muebles […]”.

Este hombre, con casi un metro noventa de estatura, con un carácter que parece apacible y llevadero, puede ser la mano dura que con sabiduría e inteligencia pueda acceder a espacios que deberían estar vedados a soberbios e intolerantes. 

La gerente de Ser Regionales

¿Cómo desaprovechar la cercanía de la gerente de Ser Regionales? Olvidé anotar que estaban juntos evaluando lo que ocurría; revisando cada rincón susceptible de error; conociéndose para complementarse en bien de la comunidad.

Mónica Dimas, gerente de Ser Regionales, no ocultaba su emoción. Con apenas una semana en el cargo era consciente de la importancia de lo que estaba ocurriendo.  Para su Plaza de Mercado, para su cliente objetivo, para su arrendatario.

Efusiva nos decía que “esta segunda oportunidad que nos da la vida de volver a retomar la plaza, afortunadamente, ha sido todo un éxito. La gente se ha concientizado, todo ha ido en completa calma; todos han ingresado a sus espacios por su propia voluntad, nadie ha tenido que utilizar la fuerza.  Eso nos brinda una satisfacción y garantiza que esto sí se puede lograr que Girardot vuelva a la plaza” (sic).

Ella también se emociona por la reubicación de los mayoristas de pescado apostados en el maloliente «Hueco». Reconoce que hace diez años llegaron a ese espacio temporalmente, y se quedaron, definitivamente.

Nueva bodega para mayoristas de pescado. Foto por Élmar Pautt

Pero tiene todo un camino por recorrer. Ella sabe que hasta ahora este cuento comienza y que para adelante hay demasiado trecho.  Eso hace que tenga la claridad de lo que hay por venir.  “Nuestras oficinas se volcan a la plaza de mercado. Habrá un grupo interdisciplinario atendiendo, despachando desde acá, que es lo misional; haciendo censos, levantando inventarios, mirando la parte financiera de los usuarios para llegar a acuerdos de pago. Presencia permanente en toda la plaza de mercado” (sic).

La síntesis

La recuperación de la Plaza de Mercado de Girardot, casi dos años después del primer episodio, funcionó.

Con cero represalias, cero manifestaciones, cero asonadas, cero negativismos, se da un paso necesario.

También, esto conlleva a las restricciones de los carretilleros y los vendedores informales. Ellos, según comunicado de prensa de la Alcaldía de Girardot, no podrán transitar ni comercializar sus productos desde las 9:00 a.m. hasta las 5:00 p.m.

Los límites están señalados entre carrera 14, carrera 7°, Glorieta Sena y Plaza de Mercado.

Como cualquier medida que se tome, beneficiará a algunos y afectará a otros. Pero en el caso puntual del espacio público, éste está diseñado para que los peatones puedan transitar sin ningún peligro. Implica, entonces, que este tema, sin excepción, no tiene diversidad de beneficiarios y afectados.

Aquí siempre que se hable de invasión del espacio público, el único afectado es el peatón; y el único beneficiado será el comerciante que pretende o bien ampliar su local hasta la vía pública inclusive o, en su defecto -sin pagar impuesto alguno-,invadir el andén por donde deben transitar niños, mujeres embarazadas, ancianos, discapacitados, alegando su derecho al trabajo.

Me ratifico: recuperar la Plaza de Mercado es un acto de heroísmo; no hacerlo con el resto del espacio público de Girardot es un acto flagrante de cobardía y de atropello a los más desfavorecidos.

Etiquetas: Plaza de mercado de Girardot monumento cultural, El Plan Maestro de espacio público en Girardot, Nulos procedimientos de salubridad en la galería central, Descenso de la producción pesquera en Girardot

El presente artículo fue subido con anterioridad al blog “Miel de ébano”.
Pautt, A. (16 de julio de 2018). Recuperación de espacio público. Miel de ébano. Recuperado de http://elmardario.blogspot.com/2018/07/plaza-de-mercado-de-girardot.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 comentarios sobre “Recuperación del espacio público en la Plaza de Mercado de Girardot

  • el 18 octubre, 2018 a las 4:49 PM
    Permalink

    Las estructuras de la plaza de mercado son patrimonios históricos de la ciudad y recuperar este espacio es muy importante; mantenerlo agradable y seguro beneficia a los ciudadanos y permite màs turismo en la ciudad. también permite que los trabajadores se sientan acogidos, tengan unas instalaciones para vender sus alimentos de una manera sana, limpia y muy segura que es lo importante. Este tipo eventos nos ayudan a conocer las labores positivas que se hacen en pro de comunidad.

    Respuesta
  • el 17 octubre, 2018 a las 9:16 AM
    Permalink

    Las estructuras de la plaza de mercado son patrimonios históricos de la ciudad y recuperar este espacio es muy importante; mantenerlo agradable y seguro beneficia a los ciudadanos y permite màs turismo en la ciudad.

    Respuesta
  • el 5 octubre, 2018 a las 2:57 AM
    Permalink

    La recuperación del espacio público en la ciudad de Girardot es algo sumamente bueno, un gran paso, muchas personas al pasar por ahí les da como náuseas, hambre, pena y también transmitía mucho miedo por permanecer tan solitario. Teniendo en cuenta lo leído en la noticia, estas calles y este barrio deberieron recuperarlo hace mucho tiempo… pero bueno, dicen por ahí que es bueno más tarde que nunca, y se que se aproximan grandes cambios para la ciudad.

    Respuesta