Aparente caso de corrupción en la alimentación escolar de Melgar

Supuestas noticias falsas detonan fuerte cuestionamiento de padres de familia hacia el programa asistencialista.

Los beneficiarios de la iniciativa en el municipio, ascienden a los tres mil estudiantes en la zona urbana. Foto por Camilo Martínez

Luego de la polémica que se desató en redes sociales, debido a una publicación que fustigaba a la Administración local por la alimentación escolar, y en virtud de todos los escándalos nacionales de corrupción en la materia, padres de familia alzaron sus voces y manifestaron su inconformidad en el plantel educativo de donde salió la foto, según expuso Elías Morales, rector de la Institución Educativa Técnica Sumapaz (I.E.T.S).

La nutricionista del programa alimentario, Lesly Gutiérrez, explicó que la finalidad es cubrir el veinte por ciento de las necesidades nutricionales de los niños, según su grupo de edad, el cual “está compuesto siempre por un cereal, una fuente de proteína y una bebida o una fruta” (sic). Gutiérrez supervisa el suministro de los operadores antes de ser entregado a los menores, verificando que corresponda con los lineamientos del Ministerio de Educación.

 

Consideraciones del PAE

El Programa de Alimentación Escolar (PAE), del Ministerio de Educación Nacional, estandariza las porciones y establece las minutas que con el rigor nutricional requerido sirven de complemento alimenticio y “no de desayuno para los alumnos, como afirman algunos padres de familia”, señaló Heidy Ortiz, docente de la sede Santa Clara de la I.E.T.S.

Sin embargo, Edgardo León, jefe de Prensa de la Alcaldía, aclaró que la foto fue tomada por un padre de familia en el momento cuando uno de los empleados hizo llegar los alimentos hasta los salones de clase, dadas las adecuaciones que se vienen adelantando en la zona de los comedores; así, “algunos platos se revolvieron en el trayecto y es cuando de manera malintencionada capturan la imagen” (sic).

«La finalidad es cubrir el veinte por ciento de las necesidades de los niños, según su grupo de edad, el cual está compuesto siempre por un cereal, una fuente de proteína y una bebida o una fruta”, explicó Gutiérrez.

El rector comentó que el colegio no ofrece desayunos, aunque “para muchos niños sí sea el primer alimento del día”. Invitó a toda la comunidad  educativa a informar sobre cualquier novedad o irregularidad ocurrida con los estudiantes para solucionarlo en pro del bienestar general. También aseguró que todos son veedores, iniciando por él, y que “hasta el momento, no se ha comprobado ninguna inconsistencia en el programa” (sic).

Etiquetas: Padres de familia, Empleados, Colegio, Bienestar                                                                                       

     

                             
Por:  Cristhian Camilo Martínez Vega – Karen Dayana Vera García

7 comentarios en “Aparente caso de corrupción en la alimentación escolar de Melgar

  • el 2 noviembre, 2018 a las 5:11 PM
    Permalink

    Esto no es de tiempos atrás señores, esto ya había pasado y sigue pasando. Los refrigerios o comidas de escuelas colegios o jardines son productos aveces «vencidos, viejos, muy poco» porque al gobierno le duele invertir en niños de bajo estrato; pero para tener una mejoría toca alzar la vos, porque los niños son el presente y el futuro, no se puede permitir que le den productos putrefactos a nuestros niños, y OJO que en algunos casos puede haber hasta veneno.

    Respuesta
  • el 2 noviembre, 2018 a las 3:03 PM
    Permalink

    Por eso yo trabajo duro para que en mi casa no falte nada, y mis hijos no tenga que estar mendigando de nadie un plato de comida, su desayuno y sus onces les empaco para que después no tengan excusas de traerme malas notas. El que no tenga para mantener a sus hijos, ¡no los engendre! para que luego no ande repartiendo culpas a ver de quién era la responsabilidad de alimentarlos y de quién la de vestirles. Yo tengo dos y viven bien porque a mi me criaron bien y punto.

    Respuesta
  • el 2 noviembre, 2018 a las 2:52 PM
    Permalink

    Lo que están es ardidos porque se les destapó la olla, tratando a los niños como si fueran peones o qué van a decir ahora, que la imagen del pan con moho también fue «montaje» o fue un padre de familia «mal intencionado» que tomó la foto, ¡no acomoden la verdad! que ustedes saben que eso no es así. Recuerden que igual que nosotros, ustedes también tienen hijos y todo lo que uno hace en la vida se devuelve.

    Respuesta
  • el 2 noviembre, 2018 a las 2:41 PM
    Permalink

    ¿Cuál Alcaldía señores? si es que el dinero que va destinado al Programa de Alimentación Escolar no es de la caridad de ninguno, ¡son nuestros impuestos! de donde sale toda la financiación para todas estas «benevolencias el Estado» como creen algunos, ¡es lo justo! y además, Colombia no es pionero con este proyecto ni mucho menos, hay países que sí nos dan ‘sopa y seco’ con el funcionamiento y la cobertura de este programa.

    Respuesta
  • el 2 noviembre, 2018 a las 2:31 PM
    Permalink

    Aquí el problema es que le quieren recargar toda la responsabilidad de la alimentación de la infancia a la Alcaldía, y eso no es así, es desde las casas que se les debe garantizar el primer plato de comida a los niños, son nuestros hijos, no los del alcalde ni los del secretario de Educación y mucho menos del rector. Definitivamente, hay mucha tela que cortar con este asunto.

    Respuesta
  • el 2 noviembre, 2018 a las 2:23 PM
    Permalink

    No es posible que salgan con el cuento de que «se revolvió» la comida cuando en la fotografía tenía apariencia de descompuesta, pero si estas irregularidades antes eran enmascaradas, ahora no, es más, las redes sociales nos permiten hacer un mayor control de estas situaciones, porque mientras unos esconden, nosotros publicaremos y vehementemente me declaro líder social para no dejar que les entreguen a los niños alimentos en esas condiciones.

    Respuesta
  • el 2 noviembre, 2018 a las 2:17 PM
    Permalink

    Eso ya se sabe que la Alcaldía nunca quiere quedar mal, y consigue medios de comunicación para que les echen ‘shampoo’, de lo cual no estoy de acuerdo. Los periodistas no deben ser cómplices de las inconsistencias de los secretarios de despacho, quienes son los primeros responsables ante la comunidad de los rubros que la nación designa para la alimentación de nuestros menores.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *