Una emprendedora con ‘perrenque’ llanero

“La mujer está experimentando un cambio, quiere trabajar, cotizar a la seguridad social y tener  independencia económica»: Dora Emilce Madrigal.

Emilce Madrigal en la ‘selfie’ del día inaugural de su negocio, el Parador de la 22, en Girardot.
Autofoto por Emilce Madrigal

Bien se sabe que para ser emprendedor, no sólo se debe conocer todo sobre el  manejo que comprende una organización cualquiera, sino además, ser consciente de que de querer hacer surgir una idea de negocio, es necesario contar con el respaldo de un conjunto de características especiales que lo muestren distinto de los demás, y que hagan tener presente la importancia de vivir en sociedad.

De igual manera, la paciencia, el respeto, la disciplina y la organización son pilares esenciales por tener en cuenta si se quiere triunfar, tanto en el ámbito profesional, como en el plano personal. Sin duda alguna, a lo largo de sus cuarenta años, Emilce Madrigal lo ha tenido claro.

Un nuevo comienzo

Oriunda de la ‘Puerta del Llano’ (Villavicencio), de donde con mucho esfuerzo y dedicación salió a luchar por la vida —como regularmente deben hacerlo las personas de a pie, que no cuentan con mayores oportunidades y deben como tal buscarlas—, se erige Dora Emilce Madrigal, definida por su hermana y cómplice, Orfa Disney Madrigal, como una “luchadora incansable y aguerrida mujer”.

Tras pasar la mayor parte de la vida en su ciudad natal, Emilce cuenta que en 2014 decide trasladarse a Girardot en busca de nuevas y mejores oportunidades, siempre con la esperanza de conseguir un mejor futuro para sus tres hijas. Por esta razón, toma la decisión de emprender y fundar su establecimiento ‘Parador de La 22’, ajustándolo a la línea de las fuentes de soda locales.

Ahora bien, incursionando en el mundo de los negocios, Emilce logra luego de tres años, alcanzar reconocimiento de sus colegas y vecinos del barrio San Antonio, sector en donde se encuentra ubicado el local de su propiedad. Según Cristhian Herrera, administrador de la Panadería ‘Espiga de Girardot’, con “la ‘Mona’ -como por aquí le decimos- permite entablar una relación muy cordial y amena. Nos ayudamos el uno al otro, ya sea con respecto a productos o cuestiones económicas” (sic).

 

“Mi hermana hoy puede decir que ha logrado grandes cosas para su vida, como  es la formación de sus hijas y su negocio” (sic): Disney Madrigal.

 

Emilce Madrigal vive en el municipio de Ricaurte, puntualmente, en el conjunto José María Córdoba y, pese a la distancia, se traslada a su negocio con la idea firme de que cada día será mejor. Ella, como lo menciona su vecino Cristhian Herrera, “no se cierra en querer crecer individualmente, sino que trata de que toda la comunidad  lo haga” (sic).

En este mundo, lleno más de buenas intenciones que de malas, se ha de esperar que las positivas en todo su sentido traigan consignas que se encaminen a la  superación constante y a la equidad, en general. Son cuestiones que cada quien pensaría que difícilmente se cambiarían en una sociedad que marcha aceleradamente  hacia su mismo desmedro.

Emilce, mujer permeada de objetivos y propósitos, piensa aún, así cambiar esas miras escépticas sin importar lo que en los imaginarios colectivos se crea. Y para lograr cierto cambio, decidió contribuir en la corrección de la problemática social actual, apoyando y empleando a algunas mujeres que vienen del país vecino, Venezuela; con el ánimo de encontrar lo que en un principio Emilce también buscó un mejor futuro.

“En ocasiones, los sueños que idealizamos resultan ser ‘imposibles’; pero, ahora, gracias a la oportunidad que me ha dado mi jefa, pienso que los míos no están tan lejos de mi alcance, como creía. Estoy un paso más cerca de lograrlos, y eso, por lo menos para mí y mi familia, marca la diferencia” (sic), asevera Andreina Fernández, mesera de la fuente de soda.

Etiquetas: Emprendedor, Establecimiento, Girardot, Ricaurte




Por: Jéssica Calderón – Maira Gómez- Diana Reyes

2 comentarios en “Una emprendedora con ‘perrenque’ llanero

  • el 7 junio, 2018 a las 9:47 AM
    Permalink

    En ocasiones, los sueños que idealizamos resultan ser ‘imposibles’; pero, gracias a la oportunidades que ofrecen mujeres como Emilce, pienso que también venezolanos pueden lograr sus propias metas.

    Respuesta
  • el 7 junio, 2018 a las 9:44 AM
    Permalink

    Es interesante ver cómo esta mujer apoya a nuestros vecinos venezolanos que están en crisis, brindando la oportunidad de un trabajo y la posibilidad de un mejor estilo de vida.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *