Santuario de flora y fauna de Girardot

Acacia, chicalá, ceiba, serán algunas de las especies arbóreas sembradas en el bosque productivo; al igual, que árboles de mango, naranjo, manzano y demás. Foto por Nicolás Rodríguez

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) proyecta adecuar un predio de 40 hectáreas situado en el barrio Talismán, a las afueras  de Tocaima, con el fin de crear un ecosistema que aloje árboles nativos y frutales; aparte de  mamíferos y aves. Ante ello, Juan Carlos Escobar, director de la CAR, manifestó que “será un bosque productor, en el que los animales pueden llegar a descansar y también tendrá unos cortafuegos, en caso de conato de incendio” (sic). En el lugar,  la comunidad podrá realizar actividades físicas, tener contacto con la naturaleza y contar con un microclima de bosque. Por otro lado, Róbinson Lozada, habitante de Girardot,  expresó que “es una iniciativa interesante, porque podríamos alimentarnos de los árboles frutales, apreciar animales propios de la región, hacer ejercicio. No genera costos, se crea educación ambiental, vida y salud” (sic).

Etiquetas: Tocaima  a la salvaguardia del ambienteHuertas caseras en Girardot

Por: Laura Ortiz – Nicolás Estrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *