Rugby, plataforma para la vida

Los Gorillaz se abren campo en esta nueva tendencia deportiva; siendo ésta la posibilidad de llevar el balón a los barrios.

De izquierda a derecha, José Freddy Álvarez, Omar Sánchez, Clayton Ortiz, Sebastián Carrillo, Camilo Daza, Diego Ruiz, Juan Cadena, Juan, Fernando Rodríguez, Alex Zárate, Emmanuel y Álex Mora: integrantes de Gorillaz, Rugby Club. Foto de la web

Entre el barro, el sudor y las fuerzas que acompañan a cada uno de los integrantes del equipo de rugby, se ha intercalado un sentimiento de pertenencia por la vida misma, por su grupo de juego y por enaltecer el nombre de la ‘Ciudad de las Acacias’. El patear la pelota, ya no es la moda deportiva.

 

“Ya fui jugador, ahora quiero empezar la etapa de entrenador. Quiero entrenar, meterles este deporte a los niños, a los jóvenes…Cuando la gente empieza a jugarlo, no es deporte, se vuelve una familia, y, en Colombia, ya somos una familia de casi dos millones de jugadores”(sic), afirmó Alexánder Mora, fundador de  Gorillaz Rugby Club.

«Todo comenzó como un sueño, pero ya hoy es realidad», fue una de las frases predilectas de Mora, quien en compañía de Álex Zárate, creó hace seis meses este equipo en Girardot. Con entusiasmo y la voluntad de materializar sus metas han hecho posible que tres de sus 24 jugadores hagan parte la Liga del Tolima. Ese sentido de solidaridad por parte de los fundadores, les ha abierto las puertas a los jóvenes.

Tipos rudos, sin importar el sol, el sudor, el calor, nada; ése es el olor de nosotros” (sic), asevera Alexánder Mora, estudiante de Diseño de Modas y fundador del Club. Desde los 19 años, se dejó cautivar por un deporte, el cual denomina como «una pasión”; y a los 28, las expectativas asoman en grande, con unos primeros resultados que hablan por sí solos.

Gorillaz Rugby Club, en uno de sus enfrentamientos deportivos en Espinal,Tolima. foto de la web

Aunque se trata de una disciplina con gran exigencia física, no ha sido problema para cada uno de los que conforman el equipo; pues así, lo hace ver el profesional en Educación Física, Wilson Barreto, para quien “el deporte es movimiento, y nos movemos desde que nacemos. Para practicar deporte, la edad no importa. Como tal, el rugby sería bueno, a partir de los doce años” (sic).

Dedicación y perseverancia

La juventud debe sortear un sinnúmero de situaciones, que si son bien manejadas, posibilitan cambiar su vida, así lo deja ver Cristian Segura, ayudante de construcción, quien habla sobre la oportunidad dada por los líderes de rugby: “Ellos se inspiraron en este grupo para alejar a los muchachos de las drogas, y así ensañar un hermoso deporte. Alexánder ha sido un increíble anfitrión y nos ha recibido con gran amabilidad” (sic).

Muchas de las personas que llegan a la cancha ‘Número Dos’ del barrio Kennedy, a observar la práctica, se dejan contagiar de la fuerza y exigencia que allí se demuestra. Es un equipo ‘hecho a mano’, al cual se le ha dado forma progresivamente, tanto así, que su nombre comienza a sonar en los campeonatos reconocidos.

Empezamos como un juego de calle, de ir a la cancha de ‘recocha’ y todo eso. Con Álex Zárate comenzamos a crear la idea de que necesitamos llegar a un nivel más alto e integrar a más personas (sic), afirmó Carlos Vanegas, técnico en aires acondicionados y uno de los primeros practicantes del Gorillaz, Rugby Club.

Un momento de tristeza en tan sinuoso camino lo representa “el hecho de no estar en movimiento, de sentirse dependiente; de saber que me estaba perdiendo muchas cosas, por no llevar una vida sana, por no escuchar”, asevera Mora, tras haber padecido una fuerte lesión hace seis años; por lo cual hace hincapié para que la juventud no abuse de su poder vital, sino que la aproveche en pos de ser creativa y hacer deporte.

Para las pasiones no hay limitaciones ni horarios laborales que impidan los encuentros los lunes, miércoles y viernes, de 8:00 p.m. a 10:00 p.m., cuando el sudor se convierte en ‘gota gorda’, que llena de orgullo dejarla caer sobre la cancha. Son muchachos con expectativas, con sueños y compromisos: empero hay uno que hace diferencia en el devenir de sus días, el rugby. 

 

Etiquetas: Ciudad de las Acacias, Niños, Kennedy, Fútbol ,Deporte



Por: Sofía Galeano – Peter Ramírez

3 comentarios en “Rugby, plataforma para la vida

  • el 11 noviembre, 2019 a las 5:21 PM
    Permalink

    Es bueno entender que el deporte puede ser un estilo de vida bastante valioso y mas aun cuando puede incluso salvar vidas o cambiarlas, El Rugby es bastante exigente y disciplinario conocer este deporte en una ciudad de Girardot puede cambiar mucho ala sociedad que tiene actualmente este municipio e incentivar mucho mejor a todos los amantes a los deportes además la adaptación de un nuevo servicio para hacer ejercicio aparte de las tradicionales, puede que el Rugby funcione como un medio de desahogarse y al mismo tiempo de pasarla bien.

    Respuesta
  • el 6 junio, 2018 a las 10:14 PM
    Permalink

    Es importante darle un despligue a este tipo de noticias deportivas, ya que, no se conoce mucho de ellos y felicitaciones al grupo, por su trabajo con la comunidad.

    Respuesta
  • el 6 junio, 2018 a las 9:20 PM
    Permalink

    Que bueno que muestren en su página estas historias de éxito y trabajo en equipo, la mayoría de los medios sólo son amarillistas y no resaltan los valores que aún conserva la sociedad.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *