Las empresas en Colombia, entre la oportunidad y la ilegalidad

Por Juan Pablo Ríos Agudelo
Comunicador social-periodista, especialista en Gerencia de la Comunicación Organizacional.

¿Sabía que existe un decreto del Gobierno que faculta a las pequeñas y medianas empresas registradas ante cámaras de comercio en Colombia para contratar y ser proveedores de entidades oficiales? ¿Tiene claros los pasos para legalizar su idea de negocio?, aquí le contamos todo lo que debe saber.

Basta con hacer un recorrido por cualquier ciudad de Colombia para observar un aumento acelerado de comercios, negocios y franquicias de diferentes marcas. Algunos son el resultado de políticas públicas que fomentan ideas innovadoras de emprendimiento; otros son derivadas de inversión extranjera: mientras muchos más son el resultado del rebusque, los efectos del desempleo y la necesidad de sobrevivir de muchos compatriotas.

Según estudios del Ministerio de Hacienda (MinHacienda), el 53,7% de las empresas en Colombia son informales, en su mayoría, debido a la falta de conocimiento sobre legislación comercial o por miedo a recibir sanciones y multas por parte de los organismos regulatorios.

En Colombia, todas las personas naturales o jurídicas que desarrollen actividades consideradas por la ley como mercantiles, deben estar registradas ante las cámaras de comercio existentes en las principales ciudades del país.

La formalización, el camino para sobrevivir

Según MinHacienda, el 75 % de las empresas se cierran o liquidan antes de completar tres años de existencia; sin embargo, también afirma el estudio que luego de este tiempo muchas de estas organizaciones tienden a formalizarse.

Y es que las ventajas adquiridas por un empresario al momento de legalizar su negocio, son numerosas, dado que, además de cumplir con un requisito de ley, les permite vincularse a redes de negocios y a participar de un cluster o sistema de fortalecimiento en su sector.

Así mismo, las cámaras de comercio constantemente ofrecen a sus afiliados procesos de capacitación para mejorar el desempeño de sus organizaciones productivas, brindándoles acceso a licitaciones y oportunidades de negocio en los sectores público y privado.

Quizás la mejor excusa para formalizar una idea de negocio son los clientes, entendiendo que una empresa que no cuenta con NIT -que es la cédula de identificación para las organizaciones- genera desconfianza, baja reputación y, por ende, muchos clientes optarán por no adquirir productos y servicios de este tipo de negocios.

Según la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, una empresa que no está legalmente constituida, ni cumple con sus obligaciones tributarias, no tiene protección legal ni puede acceder a oportunidades de negocio con los sectores público y privado.

“El decreto 3806 de 2009 le facilita a las MiPymes formales contratar con el Estado y ser proveedores de bienes y servicios con entidades oficiales” (Fuente: Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia).

Otro de los beneficios que obtiene una empresa legalmente constituida respecto de aquellas que no lo están, es la posibilidad de contratar créditos bancarios, debido al riesgo que implica apalancar una organización que no se ubica dentro del sistema tributario legal.

A continuación, el paso por paso para crear empresa mediante las cámaras de comercio:

  • Consulta de nombre, previo a la constitución de la empresa.
  • Suscripción de la minuta (sólo persona jurídica).
  • Protocolización de las escrituras públicas (solo persona jurídica).
  • Inscripción en el registro mercantil.
  • Pago del impuesto de registro (sólo persona jurídica).
  • Inscripción en el Registro Único Tributario (RUT).
  • Obtención del Nit.
  • Inscripción de los libros de comercio.
  • Inscripción en industria y comercio de su municipio.
  • Notificación a los entes públicos sobre a apertura del establecimiento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *