Habitantes de la ‘Zona Rosa’ se cansaron de trasnochar

Problemática por contaminación auditiva en Girardot

El exceso de volumen a altas horas de la noche incomoda a los residentes del sector. Foto por Wílmer Piramanrique

 

Los habitantes del barrio Gaitán se quejan de los exagerados ruidos que producen las discotecas ubicadas en la carrera 14, más conocida como vía de la carrilera, los cuales alteran la paz y tranquilidad de los ciudadanos. “Es un problema que viene aquejando, pero a medida que han salido algunas leyes, se ha ido arreglando. Sin embargo, hay establecimientos que no respetan el alto volumen de los equipos” (sic), manifestó el lugareño durante más de 20 años, Fabio Rodríguez.

La Alcaldía de Girardot que debería haber tomado cartas en el asunto, pese a las múltiples quejas y varios derechos de petición interpuestos por los vecinos, no se les ha dado una respuesta favorable, ya que está en proceso de estudio de la autorización de permanencia de algunos establecimientos nocturnos.

Una de las medidas reside en sancionar a aquellos locales que no cuentan con el permiso de uso del suelo, puesto que en Planeación Municipal figuran como instalaciones inadecuadas para el funcionamiento de discotecas. Tal situación ha  generado polémica por parte del gremio de bares, que piensa conciliar en alguna medida para evitar el sellamiento total. Las propuestas que ofrece el gobierno local consisten en trasladar la ‘Zona Rosa’ a las afueras de la ciudad, precisamente por la vía Nariño, toda vez que se tratara de un sitio alejado de la zona residencial.

Iniciativa que no cae muy bien entre los propietarios de comercios nocturnos, porque estiman que “no es justo, al ser más de dos mil quinientas personas, que vamos a quedar sin alimento, sin trabajo; son más de cien negocios que van a quedar sin sustento” (sic), según acotó Carlos Quiroga, dueño del bar ‘La Bolirana’.

 

“Toca buscar la forma para que nos dejen trabajar;  es para el bienestar de la ciudad. Sin ‘La Carrilera’ no hay turismo. Girardot sería otro pueblo más del departamento, ya no seríamos la ciudad turística como nos tienen catalogados” (sic). Carlos Quiroga, dueño del bar.

 

Aunque aún se encuentra en etapa de estudio, lo qué se va a hacer con la ‘Zona Rosa’, llama la atención de la opinión pública en general, y ha enfilado múltiples críticas en torno de la actitud que tienen los operadores comerciales, al negarse a reinstalar sus negocios en la periferia. “En las grandes ciudades podemos ver que las discotecas se encuentran a las afueras, con el fin de que sea un lugar más adecuado y para que probablemente no se vean perjudicados los bienes de vecinos por personas en estado de embriaguez (sic), mencionó Juan Pablo Ríos, docente de Uniminuto, en virtud de que no solamente el problema radica en la contaminación auditiva también, influyen las riñas callejeras, que afectan las fachadas de las casas circunvecinas con botellas y piedras convertidas en armas arrojadizas.

Por estas razones, el secretario de Gobierno ha liderado reuniones con dichos empresarios para hacerles conocer cuáles van a ser las medidas parciales, con la participación de la Policía Nacional, haciendo diferentes controles y operativos en los establecimientos nocturnos. “Se tendrá que estudiar y verificar esas situaciones. Si tenemos que modificar los horarios y es necesario reducirlos por cuestiones de seguridad, lo hacemos» (sic), concluyó el funcionario.

Se espera una pronta respuesta para saber qué deparará la decisión tomada por la Alcaldía, cuando se aproximan las vacaciones de mitad de año, y el nivel de decibeles tiende a dispararse.

Etiquetas: Policía NacionalLa Carrilera, Vía NariñoBarrio Gaitán

Por: Carlos Díaz y Wílmer Piramanrique

 

Un comentario en “Habitantes de la ‘Zona Rosa’ se cansaron de trasnochar

  • el 1 junio, 2018 a las 5:24 PM
    Permalink

    Es evidente el exceso de ruido que existe en la vía ferrocarril- Centro de Girardot. El no vivir en la zona, muchos girardoteños manifiestan que son exageradas las denuncias, sin embargo la Alcaldía jamás a tomado la iniciativa de ayudar con éste mal que aqueja los residen de esta zona, sin embargo, en la actualidad se goza del Código de Policía donde expresa que las discotecas nocturnas deben manejar hasta cierto nivel en decibeles de sonido, sería la forma más fácil para que las personas que viven cerca de estos lugares nocturnos ganen cualquier denuncia que establezcan en alguna entidad competente, porque el alto nivel de música afecta al cuerpo Humano en la parte Fisiológica, Psicológica.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *