El capitán Diego Álvarez, a cargo de la seguridad de Girardot

Han sido dieciséis años de servicio al pueblo colombiano, brindando lo mejor en seguridad.  Balance de su trabajo hecho en la ‘Ciudad de las Acacias’.

 

El verde oliva hizo presencia en la niñez de Álvarez.
Foto por Mayra Ruiz 

Siendo un hombre con una agenda apretada, comprometido en su labor de ser policía y más al estar al mando, el capitán le abrió las puertas del Comando Distrito de Girardot a Giro en U para poder relatar un poco de su carrera profesional y de los logros que ha tenido en la última semana.

Sindy Padilla (S.P.): ¿Quién es el capitán Diego Álvarez?

Capitán Álvarez (C.A.):  Mi nombre completo es Diego Pastor Álvarez Sáenz. Soy un ciudadano más presto a servir a la comunidad, originario de esta región, porque tengo la oportunidad de ser de un pueblo cercano como El Espinal, Tolima. Me siento identificado y agradecido por haber llegado a aportar un granito de arena para este sector del país (sic).

Mayra Ruiz (M.R.): ¿Cuánto tiempo lleva sirviéndole al país?

C.A.:  Aproximadamente, llevo dieciséis años sirviéndole al país, a la seguridad ciudadana, que necesita la intervención policial: por medio de un plan educativo, donde en ocasiones se ha llegado al comparendo (sic).

S.P.: ¿Pensó ser policía en su niñez?

C.A.:  Desde que tengo uso de razón he estado envuelto en el verde oliva de la institución. Afortunadamente, tengo la guía y la mayor experiencia por parte de mi padre, mis hermanos y familiares muy cercanos, que se han dedicado a este oficio; por lo tanto, creo que esto lo llevo en la sangre, lo de ser un servidor público (sic).

M.R.: ¿De dónde viene el capitán Álvarez?  

C.A.:  Antes de llegar acá me desempeñaba como el comandante de estación de Policía de San Cristóbal, en Bogotá. Por el crecimiento en mi carrera profesional tuve la oportunidad de ser trasladado a la jurisdicción de Cundinamarca, y pues me siento agradecido de estar en Girardot.

Girardot, tierra de oportunidades

S.P.: ¿Cómo ha sido el recibimiento de la ciudad?

C.A.:  Girardot tiene su propio calor humano, aparte del clima. Las personas son muy agradecidas y hasta el momento todo ha sido acogedor. Por eso, el municipio se destaca: por ser turístico y tener visitas de gentes de diferentes partes del país, porque se sienten en un buen ambiente.

M.R.: ¿Cómo se ha venido trabajando en la ciudad para atacar la delincuencia?

C.A.:  Lo importante de tener en cuenta es que la seguridad ciudadana la hacemos todos. Recordar que la policía tiene unos procedimientos, unos protocolos, que hay que seguir: respecto de los cuales somos muchas veces aplaudidos por los logros que tenemos; pero en ocasiones, infortunadamente, la comunidad ignora esto, llegando al punto de recibir odio por parte de la misma. La idea que se tiene en el momento es atacar los puntos de inseguridad, donde vemos que se presentan actos delictivos como lo es el microtráfico, el hurto, el homicidio. Dicho lo anterior, podemos evidenciar que Girardot se encuentra con una constante presencia de un cuerpo armado que brinda seguridad pública (sic).

S.P.: ¿Qué medidas se han tomado para minimizar la inseguridad en Girardot?

C.A.: El servicio público de la Policía tiene una esencia en su profesión y es la necesidad estar brindándole seguridad completa a la ciudadanía; por lo tanto, siempre está comprometida a salir a la calle a enfrentarse a cualquier situación sin importar el ser vulnerados. El delito nunca se va a acabar, porque siempre va existir la “oveja negra”. De los logros que tenemos en el momento es que la delincuencia se ha podido controlar (sic).

Girardot cuenta con un amplio equipo de seguridad.
Foto por Sindy Padilla

M.R.: ¿Dónde ha hecho más presencia la Policía?

C.A.: En este momento, la Policía está enfocada en diferentes sectores donde más se presentan delitos: en barrios vulnerables como lo son Kennedy, Alto de La Cruz, Diez de Mayo, Pozo Azul; puntos turísticos e ingresos del municipio, para lograr un ‘Plan Candado’ que brinde tranquilidad a la ‘Ciudad de las Acacias’ (sic).

El servicio público de la Policía tiene una esencia en su profesión y es la necesidad estar brindándole seguridad completa a la ciudadanía; por lo tanto, siempre está comprometida a salir a la calle a enfrentarse a cualquier situación sin importar el ser vulnerados (sic), afirmó el capitán, Diego Álvarez.

S.P.: ¿Hasta el momento qué logros hemos tenido en la ciudad?

C.A.: En la semana que llevo ejerciendo el cargo de comandante del Distrito Dos de Girardot, se han logrado capturas importantes de grupos delincuenciales con graves antecedentes; incautaciones de estupefacientes y armas de fuego en el sector de La Quince, entre otras actividades, que han minimizado los actos delictivos (sic).

M.R.: ¿Habrá algún plan educativo para la comunidad?

C.A.: La ciudad mantiene en constante aprendizaje y conocimiento. De esto no podemos estar exentos, por lo que la institución está trabajando en unas mesas en compañía de la Alcaldía Municipal para capacitar a los girardoteños en la ley 1801 de 2016, que expide el Código Nacional de Policía y Convivencia: puesto que la idea es controlar el espacio público, que Girardot sea una ciudad pasiva, donde no se presente ninguna clase de delito (sic).

S.P.: ¿Capitán, alguna invitación a la ciudadanía?

C.A.: Sí, claro. Invito a Girardot a que apoyen la seguridad; las líneas de emergencias 123 están disponibles para que nos informen y denuncien cualquier acto delincuencial que se presente. La idea es que la comunidad esté articulada con la Policía, poder hacer un equipo para sacar a la ciudad del estigma del peligro: de que el turista no viene a Girardot por miedo a que lo hurten; o dejar de tener la fama del tráfico sexual (sic).

Etiquetas: El Espinal, Microtráfico, Alto de La Cruz, Seguridad

Caricatura por Mayra Ruiz

 

Por: Mayra Ruiz – Sindy Padilla 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *