Asamblea permanente para exigir el mejoramiento de la Universidad de Cundinamarca

El comité examina las alternativas para mejorar la calidad académica para impedir que cierren los programas.

Indefinido cese de actividades hasta cuando se logre llegar un acuerdo con los estudiantes. Foto por Wílmer Piramanrique

En Girardot, la problemática que viven los alumnos y educadores se agrava cada vez más, puesto que desde años atrás se ha disminuido la calidad en la educación superior  y el presupuesto de la entidad, lo cual llevaría a su posible cierre. Los educandos tomaron medidas al organizar asambleas permanentes y promover la suspensión de labores académicas y administrativas en la sede. Si no se llega a un acuerdo con las directivas, se iniciaría un paro estudiantil, que podría perjudicar incluso a los comercios aledaños al claustro.

Gestión de reuniones en pro del estudiantado

“Todos los estudiantes planteamos propuestas y posibles soluciones para que sean leídas por el rector, pero no hemos recibido respuesta alguna; no nos prestan la debida atención. Por eso, hemos decidido hacer una especie de votación para ver si decidimos entrar en paro o no” (sic), acotó Brayan Smith, estudiante de Ingeniería Ambiental, preocupado por la negligencia dirigencial. Por otra parte, distintos docentes de la ciudad han expresado su inquietud ante el tema, afirmando que se deberían tener en cuenta las peticiones y exigencias del derecho a la educación, pues previenen acerca de que un paro estudiantil perjudicaría el orden público local y causaría el cierre temporal de establecimientos por más olas de vandalismo.

Respecto de la problemática, Juan Pablo Ríos, docente de la Corporación Universitaria Minuto de Dios  Girardot, manifestó que si a los discentes no se les brinda participación en los comités directivos y atención a las demandas de optimización educativa, no se deben presentar vías de hecho, pudiendo ejercer su derecho a la protesta “al impedir que los que sí decidan recibir clases normales sean violentados por otros”.

Por la falta de respuesta, se han realizado manifestaciones a las afueras de la Universidad PilotoUniminuto para hacer sentir su inconformismo respecto del atraso en infraestructura, y con el ánimo de hacer saber a la ciudad su situación. Las jornadas de protesta siembran algo de incertidumbre en la comunidad, puesto que se teme que sobrepasen los límites cuando se concrete el paro.

Distintos comerciantes del sector han afirmado que el cese de actividades les ha perjudicado porque disminuye el flujo de caja por concepto de ventas: “Cuando no hay paro se hacen entre cien a ciento setenta mil pesos, y cuando hay, las ventas bajan a cincuenta mil pesos”, manifestó Rosa Hernández, comerciante del sector universitario, que con su negocio de fotocopias brinda servicio al estudiantado.

La Policía Nacional  permanece atenta a la problemática, dado que en cualquier momento se puede desatar un caos, a través de constantes patrullajes por la zona para salvaguardar la integridad y los bienes de la comunidad, principalmente, la de los vecinos de  la Universidad.

Etiquetas: Calidad académicaDerecho a la educaciónComerciantes


Por: Wílmer Piramanrique – Carlos Díaz

3 comentarios en “Asamblea permanente para exigir el mejoramiento de la Universidad de Cundinamarca

  • el 17 mayo, 2018 a las 12:09 PM
    Permalink

    no entiendo cómo van a tener mala calidad este tipo de universidades, así van a privar a los jóvenes que tengan buena educación.

    Respuesta
  • el 17 mayo, 2018 a las 12:07 PM
    Permalink

    Los estudiantes tienen que luchar por sus derechos, esto con el fin de que haya mejor calidad estudiantil.

    Respuesta
  • el 17 mayo, 2018 a las 12:06 PM
    Permalink

    Una universidad pública no debería tener tantas problemáticas ya que son de las pocas opciones que tienen las personas para poder estudiar de calidad y en óptimas condiciones.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *