Alcaldía de Juan Pablo Suárez, ‘contra las cuerdas’

El mal estado de la malla vial y el colapso del alcantarillado son las principales causas.

 

La realidad sociopolítica de Flandes se encuentra dividida. La administración de Juan Pablo Suárez ha tenido un desempeño superlativo en algunos sectores: la seguridad ha mejorado de forma significativa, y la educación ha sido garantizada para cada menor del municipio. No obstante, en materia de movilidad y alcantarillado, la actuación ha sido deficiente.  

En el transcurso de su mandato, el alcalde de Flandes ha intentado reparar problemas que, para su solución, requieren medidas mucho más drásticas de las empleadas hasta el momento. Resulta evidente que ‘reparchear’ las calles de forma superficial, no constituye más que ‘paños de agua tibia’; intentos infructuosos para mitigar un daño que, estructuralmente, es demasiado complejo para solventarse con estrategias superfluas.

Como se puede evidenciar por cualquier habitante del municipio flamenco, procurar reparar la malla vial, aplicando delgadas capas de asfalto sobre profundas fracturas en el concreto base, no ha resultado ser efectivo ni inteligente; pues, debido a esto, se han empleado de forma equívoca recursos públicos: casi, literalmente, se ha enterrado la ‘platica’ de la ciudadanía.

Juan Camilo Devia, ingeniero civil, explica que “el problema de Suárez se resume en una palabra, ‘tacañería’”. Según el experto, las fallas infraestructurales de la malla deben ser superados en profundidad, así, el nuevo material podrá compactarse de forma adecuada y el problema se soluciona permanentemente. El asunto se complica al hablar de presupuesto; no es difícil inferir que una reparación profunda implica una inversión proporcionalmente más alta.    

¿No hay fondos para solventar los gastos pertinentes para las reparaciones o sólo es cuestión de clientelismo?

Como si los imperfectos de la capa asfáltica no fueran suficiente, en Flandes, la movilidad e incluso la salubridad se han visto afectadas debido al pésimo estado del alcantarillado. Diez minutos de lluvia equivalen a todo un día de aguas estancadas, lo que no solamente genera problemas de circulación vial, sino que incrementa el índice de accidentes de tránsito, y compromete la salud de los habitantes por la proliferación de zancudos.  

Arley Torres, ingeniero ambiental y docente de la Universidad de Cundinamarca, resalta la relevancia de “instalar un buen sistema de alcantarillado, antes de realizar las reparaciones de la malla vial”; de lo contrario, el problema, a simple vista solucionado, podría reaparecer en corto plazo. También comenta que “las aguas estancadas representan un serio riesgo para la integridad de los habitantes”. 

“Es imprescindible velar por el bienestar de los habitantes, aunque esto implique una inversión monumental”: Arley Torres.

A decir verdad, la alcaldía de Suárez ha excusado su falta de efectividad en materia de pavimentación, con la incapacidad del Ayuntamiento para costear los gastos del cambio de alcantarillado. Según el burgomaestre, le compete a la Gobernación del Tolima autorizar los recursos pertinentes para el inicio de una megaobra, de la que presuntamente, ya se tienen estudios adelantados en el municipio. 

La encrucijada parece estar lejos de resolverse. Para pavimentar se necesita haber cambiado la antigua red de alcantarillado, y para esto se requiere una inversión de marca mayor que debe aprobarse desde Ibagué, pues sobrepasa la capacidad presupuestal de la localidad. Entre tanto, los flamencos siguen conviviendo con el drama de la inseguridad, los accidentes de tránsito y el incremento de la población de mosquitos. Un panorama bastante obscuro.

No resta más que esperar que se dé pronta solución a uno de los temas que empañan el gobierno de Suárez. Desde la incomodidad de transitar por una calle en mal estado, poco estética y que contribuye a la disminución en el flujo de visitas de turistas, hasta “el desgaste que los huecos ocasionan a los vehículos y, peor aún, a las personas”, como lo sugiere Alejandro Ruiz, técnico en Mecánica Automotriz.

Etiquetas: Alcantarillado, Educación, Proyecto, Presupuesto

Caricatura por Juan Lugo



Por: Luis Suárez y Juan Lugo

 

3 comentarios en “Alcaldía de Juan Pablo Suárez, ‘contra las cuerdas’

  • el 16 mayo, 2018 a las 9:16 PM
    Permalink

    Excelente proceso de información, aunque no es el único lugar en donde se vive esta problemática es algo muy común y lo seguirá siendo ya que no se ve el apoyo a la comunidad y lo que esta en el papel se queda en el… Triste realidad.

    Respuesta
  • el 16 mayo, 2018 a las 5:16 PM
    Permalink

    Son muchas las quejas de la comunidad por el mal estado de las vías en todos los sectores de la ciudad. Flandes tiene vías principales, reconocidas por dirigir a otros municipios del departamento y se encuentran en pésimas condiciones de transitabilidad, además causa molestia a los vehículos de los transeúntes. Por eso, muchos de los ciudadanos se preguntan a diario ¿qué pasa con los recursos que se recaudan?,

    Respuesta
  • el 16 mayo, 2018 a las 3:49 PM
    Permalink

    Muy buen informe, pues con esto sabemos la realidad del municipio que ha ido decayendo por el mal manejo de los recursos económicos de los mandatarios. Es absurdo que después del daño hecho durante tantos años vengan a tapar sus fechorías con arreglos mal hechos. Ahí están las consecuencias. Buen cotejo de fuentes, contraponen las opiniones y logra un balance en la narración de los hechos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *