Sectorización de la seguridad policial en Melgar

Ochenta uniformados llegan desde Ibagué a fortalecer el plan de contingencia sobre el orden público en el municipio.

 

Toma área de zona urbana y rural de Melgar. Foto por Kátherin Sánchez

 

 

Como sitio turístico de la región, por su ubicación estratégica, cuenta con el apoyo de la Fuerza Aérea, la Policía Nacional y el Ejército para operativos de reacción inmediata en casos de hurto, sicariato y diversas problemáticas sociales que enfrenta la localidad. Pese a ello, existen sectores donde no se está prestando la atención de seguridad, y esta situación genera desconfianza en la sociedad frente a la capacidad de respuesta por parte de las autoridades competentes.

Seguridad a medias

 La zona está conformada en un 30% por la zona urbana, donde se reflejan resultados positivos sobre seguridad; pero, la otra cara de la moneda, radica en la poca presencia de los órganos de seguridad y control en las zonas rurales, que conforman el 70% de su territorio, y donde las vías de acceso representan el principal problema, pues los habitantes residen en fincas e ingresan a pie o en animales de monta.

Por otra parte, las cifras manejadas por la Policía Nacional demuestran que el casco urbano del municipio requiere de un acompañamiento masivo de patrullaje continuo, con el que se pueda atender cualquier disturbio público originado por residentes o turistas, que afecte a los dueños o administradores de las fincas ubicadas en el sector.

 

La  Policía Nacional, dentro de su  modelo de vigilancia comunitaria por cuadrantes, hace que cada patrulla tenga corresponsabilidad en sus jurisdicciones”: Alexánder Cendales, Comandante del Distrito III.

 

Para las festividades de fin de año, la fuerza pública organiza campañas de prevención y acompañamiento policial que brinda una mejor seguridad a los residentes y turistas de la zona. También, se emplean medidas de apoyo con patrullajes del Ejército Nacional por las veredas para evitar que se sigan presenciando hurtos y homicidios, que perturben la tranquilidad de los ciudadanos.

Trabajo conjunto entre policías y ciudadanos

 Identificar a los delincuentes forma parte de la ayuda que ofrecen los habitantes al denunciar y manifestar la presencia de personas sospechosas en las áreas cercanas a sus viviendas.  “Se debe implementar un poco más la seguridad en las veredas, ya que se encuentran desamparadas debido a la ubicación tan alejada para que las personas no sufran desvalijamientos económicos” (sic), manifestó Alfonso Barrero, veedor municipal.

“Se están haciendo algunas capturas, pero la forma que lo están manejando, no es la adecuada” (sic),  Alfonso Barrero, veedor municipal.

 

A su vez, la lugareña Daniela Espinosa García aseveró que “aunque se ha visto el trabajo de la Policía le falta un poco más, ya que cada día se presentan robos y los ciudadanos se quejan mucho, no sólo los de las veredas sino también de los que nos encontramos en el sector más urbanizado, debido que existe un mismo sentir de desamparo” (sic).

 

Mapas geográficos del casco urbano y rural de Melgar.
Collage por Kátherin Sánchez

 

Un causante de la inseguridad de las zonas veredales corresponde a vías en mal estado, ante lo cual el comandante del Distrito III de policía, capitán Alexánder Cendales, argumentó que “se crearon estrategias de vigilancia por medio de los carabineros, las patrullas de tránsito, inteligencia y la policía judicial” (sic), con el fin, de entablar controles y confianza en los pobladores.

Asimismo, se han establecido diferencias en los horarios y los días de monitoreo, teniendo en cuenta que los fines de semana aumenta la población flotante con el flujo de viajeros; por lo cual el plan de contingencia, de parte de las autoridades es aumentar el número de auxiliares en las principales vías y barrios.

Aunque, cabe resaltar, que no toda la ciudadanía siente esa ausencia de protección policial. Respecto de esto, el comerciante Miguel Incapié, aseguró que “en el sector centro hay muy buena seguridad, y ya a las afueras tenemos el Fuerte Militar Tolemaida y la Fuerza Aérea, donde contamos con la seguridad de todos los militares” (sic).

Finalmente, el mejoramiento de la seguridad de cualquier población colombiana, requiere de un trabajo en equipo entre la comunidad y los entes policiales, para aumentar los índices de vigilancia y control; a la par de las respectivas denuncias para contrarrestar la delincuencia común y organizada, que se dispara aparentemente sin ningún control.

 

Etiquetas: Patrullas, Denuncias, Viajeros, Seguridad, Vigilancia.

 

Caricatura por Kátherin Sánchez




 

Por: Kátherin Sánchez.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *