Mujer que trabaja por la tolerancia, sensibilidad y respeto hacia los animales

La creadora de la Fundación ‘ADAG’ explica cómo funciona la asociación, habla sobre su vida y sus aspiraciones, después de tantos años al frente de la organización.

“Amo mi trabajo, es mi vocación; me gusta lo que hago y lo seguiré haciendo”: Clara Urueña. Foto por: Xiomara Portela
“Amo mi trabajo, es mi vocación; me gusta lo que hago y lo seguiré haciendo”: Clara Urueña. Foto por Xiomara Portela

Apasionada por los animales así es Clara Urueña, quien se radicó en la ciudad para proteger y velar por los más desamparados, a través de su labor como representante legal de la Asociación Defensora de Animales de Girardot (ADAG). Además de ser madre y esposa, es quien orgullosamente se encarga del sostenimiento del albergue. Por todo ello, Giro en U decidió entrevistarla para sus lectores.

En el ámbito familiar

Xiomara Portela (X.P.): Cuéntenos, ¿cómo fue su infancia?

Clara Urueña (C.U.): Bueno. Mi terruño es La Dorada, Caldas. Allí crecí, hice mis primeros estudios; la primaria y la secundaria, con monjas. En ese lapso siempre hubo perritos en mi casa, siempre vi la entrega de mi madre por cuidarlos, corriéndoles cuando se enfermaban, y ese recuerdo lo tengo vivito. Desde niña aprendí a valorar los animales y aprendí a quererlos (sic).

X.P.: ¿Su familia la apoya en su labor?

C.U.: Por supuesto [risas]. Mis hijos, sobrinos y hermanos adoran los animales. Tengo una hermana que recoge al animal que puede de la calle. No tiene albergue, no pertenece a ninguna asociación; pero ha recogido muchos: tiene más de media docena en la casa. Mi sobrina, que vive en Yopal, también ha recogido animalitos. Entonces, es relevante en la familia el amor por los animales. Me apoyan totalmente (sic).

En el ámbito laboral

Yadi Vargas (Y.V.): ¿Qué es ADAG?

Clara Urueña (C.U.): Bueno, es una entidad civil defensora de animales, particular sin ánimo de lucro, que por iniciativa mía se fundó hace 17 años, en Girardot: exactamente, el 17 de marzo de 2000. Desde esa época venimos trabajando muy duro por la problemática del animal callejero, abandonado y enfermo. No sólo de Girardot, la verdad; estamos ayudando animalitos en Flandes, Ricaurte y las veredas aledañas (sic).

Y.V.: ¿Cuál fue su motivación para crear la fundación?

 C.U.: [Suspiros]. Bueno, la verdad fue una cuestión de sensibilidad por parte mía, por ver un animalito en un basurero impresionantemente desnutrido, vuelto nada; ahí, en ese momento, nace la iniciativa de crear una asociación, que contó con la ayuda de otras personas para poder fundarla con el debido registro que debe tener y toda la normatividad que se necesita para tener una entidad (sic).

“Los animales son un regalo de Dios, que debemos valorar y cuidar. Son seres vivos que sienten igual que nosotros, no hay que olvidar nunca eso. El hecho de que no hablen no quiere decir que no sientan; por el contrario, es uno de los seres vivos más tiernos, que brinda amor” (sic): Clara Urueña.

Y.V.: ¿Cómo es trabajar con ADAG?

C.U.: [Risas]. Ha sido duro. El inicio fue muy duro, han sido años de arduo trabajo, una tarea difícil por el bienestar de los animalitos, recogiéndolos de la calle; tratando de recuperarlos, esterilizarlos, buscándoles un nuevo hogar. Ha sido complicado debido  a que no hay ayuda gubernamental, la cual  se necesita tanto. De todas maneras, seguimos trabajando, hemos logrado muchas cosas y nuestra tarea es seguir (sic).

Respecto de su opinión personal

Y.V.: Tenemos entendido que ustedes trabajan en pro de hacer cumplir las leyes, ¿considera que en Girardot se cumple con las leyes de protección animal?

C.U.: [Suspiro]. Es muy triste. Lo único que tenemos en este país son leyes y no todas se cumplen; pero al menos la ley 1774 si se está cumpliendo. Acá, se han judicializado como a seis personas por maltrato, personas que tratan mal el ganado, animales domésticos (…). Creo que sí se está cumpliendo, no en la magnitud que quisiera realmente para sentar un precedente (sic).

Y.V.: ¿Cuál cree que deben ser las medidas adecuadas para hacer cumplir en su totalidad las leyes al respecto?

C.U.: Bueno, definitivamente, esto es un acto de conciencia de los entes gubernamentales que tienen en sus manos el poder de hacerlas cumplir. En este caso la Policía Ambiental, Inspectoría de Policía y la Policía, en general, haciendo efectivo el nuevo código de Policía. Dependemos de las personas que tienen ese aval de hacerlas consumar. En últimas, acatar la ley o pagar con cárcel (sic).

Se contactó a Jesús Mejía, veterinario voluntario de la asociación y compañero de trabajo de Clara Urueña desde hace diez años, quien aseguró que, gracias a Clara, “se procura en Girardot tener una tendencia responsable por los animales, ya que se encarga de promover el cuidado animal”. Mejía contó que tienen una buena relación dentro y fuera del albergue. “Es una mujer muy optimista y ambiciosa en su labor” (sic).

Xiomara Portela (X.P.): ¿Cuál es su objetivo trabajando junto con Urueña?

Jesús Mejía (J.M.): Me vinculo como voluntario para dar asistencia y cirugía a los animalitos, promoviendo la esterilización en caninos y felinos, durante jornadas que se hacen en Girardot. Además, de tratar de dar asistencia al mayor número de animales que la fundación protege, con Clara se está haciendo un trabajo que es muy criticado, pero que ya arroja resultados; pues me atrevo a decir que se ha reducido la reproducción indiscriminada (sic).

“Nuestros animales de compañía, en particular el perro, son nuestro mejor amigo; pero el hombre no es el mejor amigo del perro; hay una gran cantidad de seres humanos lastimándolos y ellos no merecen esa suerte” (sic):  Clara Urueña.

X.P.: ¿Cómo caracteriza a Clara Urueña?

J.M.: [Pausa]. Es una persona con mucha conciencia; ojalá hubiera más personas como ella. Educa a la comunidad a través de su labor, pues no sólo se encarga del refugio, también hace campañas para concientizar a los ciudadanos, para tratar de que en el futuro haya más personas concientes de la protección animal y del medio ambiente [risas]. Puedo decir que es muy alegre y espontánea (sic).

X.P.: ¿Cuál es la virtud más destacable de Clara?

J.M.: Yo creo que esa conciencia tan grande que posee en favor de la ayuda hacia los animales, pues muy pocas personas la tienen. Hay que reconocer que no cualquiera entrega gran parte de su vida para ayudar como lo hace ella, siempre con su positivismo y con aspiraciones de mejorar el futuro y la vida de los animales más necesitados (sic).

Clara Urueña, al finalizar la entrevista con gran timidez, se pregunta “¿por qué escogerme a mí?”. Antes de dar una respuesta, aclara que ella no quiere “hacer nada diferente”, solamente le pide a Dios salud y fortaleza para hacer su trabajo. Reitera que no tiene mucha ayuda, necesita recurso humano; sin embargo, afirma que seguirá con su labor, pues “es algo que se siente, que nace” (sic).

Etiquetas: Bienestar animal, Defensores de animales, Rescate animalAdopción

 

Caricatura por Yadi Vargas
Caricatura por Yadi Vargas

 

Por: Xiomara portela – Yadi Vargas

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “Mujer que trabaja por la tolerancia, sensibilidad y respeto hacia los animales