Los dilemas del paraíso turístico del centro del país

Con una población de 9.232 habitantes, distribuidos en catorce veredas y en cuatro barrios en Ricaurte,  no estaban preparados para un incremento demográfico exponencial.

Centro Comercial Peñalisa Mall, uno de los tantos que se construyen en la localidad de Ricaurte. Foto por Andrea Peña

 

El desaforado crecimiento que ha tenido en la última década Ricaurte – Cundinamarca, generado por  las masivas licencias de construcción para proyectos de segunda vivienda, en su mayoría con fines de veraneo, lo han posicionado como el nuevo eje de descanso del centro del país; no obstante, ha traído consecuencias negativas en la movilidad y el equilibrio del medio ambiente en el municipio.  

El auge inmobiliario que estalló en la zona la convirtió en un polo de inversión que cada vez crece más y ha desplazado a Girardot y Melgar como los sitios tradicionales que escogían los capitalinos a la hora de vacacionar, puesto que está a sólo dos horas de Bogotá: debido al atractivo de la localidad para el turista, por la seguridad y la exuberante riqueza natural.

En toda situación, y sin lugar a dudas en el desarrollo turístico, hay dos maneras de entender lo que acontece: elementos positivos como el desarrollo de la infraestructura física que origina empleo, posibilidad de negocios, y fuereños interesados en apoyar el crecimiento de la región, como manifestó el docente universitario William Delgado. 

“En toda situación, y sin lugar a dudas en el desarrollo turístico, hay dos maneras de entender lo que acontece: elementos positivos como el desarrollo de la infraestructura física”: William Delgado, profesor universitario.

Entonces, “en muchos municipios, entre los que está Ricaurte, surge el turismo como una alternativa económica”, comentó Marcela Dávalos, informadora turística del Fondo Nacional de Turismo (FONTUR)Sin embargo, las cosas positivas son para planearse, no para hacerlas de manera apresurada. Pese a que aumentaron los empleos, no se tomaron medidas respecto del trato que se da al uso del suelo y a los problemas eco-medioambientales. 

 Cambios en el Esquema de Ordenamiento Territorial (EOT)

Se han entregado 1.867 licencias con el fin de construir viviendas en zonas urbanas y rurales, en los últimos cinco años. Dicha situación, ha generado un acelerado crecimiento en las unidades habitacionales, yendo a la par de las modificaciones del EOT, a través de tres acuerdos expedidos por el Concejo Municipal, en aras de transformar el uso del suelo: de urbano a industrial. 

Dicha situación, ha generado un acelerado crecimiento en las unidades habitacionales yendo a la par de las modificaciones del Esquema de Ordenamiento Territorial (EOT), a través de tres acuerdos expedidos por el Concejo Municipal.

La expansión desmedida también afecta a las localidades aledañas en cuanto a la provisión de agua, debido a que la planta de tratamiento de Acuagyr ubicada en Ricaurte, no da abasto frente a la alta demanda que presenta la época vacacional. Además, otro impacto pernicioso se da en cuanto al flujo vehicular, porque la vía principal colapsa durante los fines de semana y días festivos, circunstancia que no  pasaba años atrás.  

Movilidad en la vía Girardot-Ricaurte.
Foto por Wílmer Piramanrique

A parte de los problemas de contaminación visual y auditiva, Osvaldo Páez, habitante del Conjunto Hacienda Peñalisa Mango, es uno de los tantos habitantes de la población, quien se manifiesta sobre el problema de circulación vial en la zona, pues “para salir de los apartamentos de la Constructora Bolívar, (…) hacia la parte del centro, es muy difícil atravesar la autopista donde se ven diariamente accidentes de tránsito. Se necesita urgentemente un semáforo” (sic).

Aunque la construcción masiva causa estragos en la localidad que no estaba preparada para  un incremento demográfico exponencial, hay quienes aseguran que es más conveniente que trae consigo el boom inmobiliario del sector, porque “se ha logrado que Ricaurte comience a tener un reconocimiento a nivel nacional para el descanso de los visitantes” (sic), declaró Julián Sanabria, secretario de Turismo, Cultura y Emprendimiento de la Alcaldía Municipal.

El crecimiento se ha producido dentro de un debate político local que se hace evidente, dado a que el poder lo ha tenido la dinastía política del liberal de Campo Elías Prada, Alcalde Municipal en dos períodos. Sin embargo, lo que sucede tras bambalinas del desarrollo turístico no parece importarle a la ciudadanía ni a los paseantes.

Etiquetas: Polo de inversión, EOT, Seguridad, Movilidad, Turismo


Por: Andrea Peña – Wílmer Piramanrique

3 comentarios en “Los dilemas del paraíso turístico del centro del país

  • el 14 diciembre, 2017 a las 8:00 AM
    Permalink

    Con este aumento en el sector turístico del municipio que de alguna manera enriquece al mejoramiento económico, se deben tener en cuenta estrategias que procuren el bienestar de los residentes del municipio y de los visitantes.

    Respuesta
  • el 30 noviembre, 2017 a las 10:47 AM
    Permalink

    La construcción a la que se a sometido Ricaurte incrementara las visitas de ajenos trayendo consigo déficit en el abastecimiento de agua, debido a la gran población y a las edificaciones que se encuentran allí, por ende se debe crear un plan estratégico que ayude a mitigar los problemas que se presenten a futuro.

    Respuesta
  • el 28 noviembre, 2017 a las 7:40 PM
    Permalink

    El hecho de asemejar al epicentro turístico de Melgar, Ricaurte esta lejano en conseguir su cometido ya que no se encuentra preparado para la ampliación estructural ni la embarcación de población visitante.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *