El aprovechamiento del tiempo libre y la adopción de una disciplina cultural

Impactar el estilo de vida de la inocencia melgarense

 

Ensayo del grupo instrumental ‘Cuerdas Frotadas’, de la Casa de la Cultura, en el Auditorio Municipal de Melgar.
Foto por Kátherin Sánchez

 

Desde 2012, la Casa de la Cultura de Melgar integró a su equipo de desarrollo el grupo de ‘Cuerdas Frotadas’ (instrumentos de cuerdas), integrado por docentes, niños, jóvenes y adultos, que sirven de ejemplo para la sociedad. Este modelo de formación busca brindar un espacio integral a la ciudadanía, prestando un servicio de enseñanza en las modalidades de violín y violas, con el que  puedan aprender el amor por la música y los valores fundamentales.

La entrega y dedicación a las labores profesionales de la música les ha dado la oportunidad de representar el municipio en diferentes concursos locales y departamentales, en las cuales ponen a prueba el interés y la prácticas que han desarrollado en el transcurso de su formación académica durante cinco años de trascendencia. De tal manera que  Sandra Álvarez, directora del grupoCuerdas Frotadas, afirmó que “el violín es netamente instrumental y emocional”. 

Por medio del dicho instrumento se enseñan cualidades y valores como el respeto iniciando por el propio y después hacia a los demás el trabajo en equipo y la autoestima mediante las cuales el esfuerzo de los estudiantes se ve motivado por la expectativa de las presentaciones en público. A su vez, la agrupación está conformada con una base de 18 de ensamblaje; general de 25 y uno adicional, pertenece a la Casa de la Cultura que aglutina más de 85.

“Queremos que los padres sean un poco más responsables, que estén pendientes del joven en las actividades que se realizan, que visiten la Casa de la Cultura y hablen con los maestros de la evolución de sus hijos” (sic): Armel Velandia.

Por otra parte, no existe en el Tolima otro grupo que tenga la misma amplitud de cupos, cuatro horas de ensayos y la participación en eventos culturales. De paso, existe un comprometido apoyo de los padres de familia que va de la mano con la instructora musical. En cuanto a ello, Patricia Bernal, madre de familia, corroboró que “dichos espacios alejan a la futura generación de las distracciones destructivas” (sic).

Participación y aceptación

Por consiguiente, los pequeños músicos reciben ayuda por parte del Concejo Municipal donde el concejal Armel Velandia, presidente del Cabildo, manifestó que “se aprueban los recursos destinados a la cultura, por un monto  de más de mil quinientos millones de pesos al año”, con el fin de generar el progreso socio-cultural; de la localidad así, como también, se realizan visitas de verificación sobre la realidad  de cada capacitación. 

 

 

 

Ensayo del grupo instrumental ‘Cuerdas Frotadas’, de la Casa de la Cultura, en el Auditorio Municipal de Melgar.
Foto por Kátherin Sánchez

 

 

La Casa de la Cultura está conformada por  mil ochocientos jóvenes que aprovechan las diferentes alternativas de aprendizaje como danza, teatro, pintura, instrumentos musicales, entre otros. Al respecto, Jéssica Osorio, violinista y beneficiaria, quien a su corta edad de diez años toca cuatro instrumentos, manifestó que le  gustaría “ingresar a una filarmónica, con el fin de ser una gran música” (sic).

Finalmente, la meta de la agrupación es poder constituirse en una gran orquesta instrumental de ‘Cuerdas Frotadas’, conformada por chelos, contrabajos, violas y violines. Asimismo, la entidad encargada de proyectos de desarrollo estructural de los espacios musicales presentó ante la Alcaldía la propuesta de adquisición de predios que validen construir un lugar adecuado, donde los niños y jóvenes puedan practicar sin interrupciones y bajo las condiciones correspondientes.

Etiquetas: Melgar, Estudiantes, Música, Agrupación, Padres de familia



Por: Kátherin Alejandra Sánchez Herrera – Claribel Valero

Un comentario en “El aprovechamiento del tiempo libre y la adopción de una disciplina cultural

  • el 29 noviembre, 2017 a las 4:10 PM
    Permalink

    en la actualidad con tanta tecnología disponible para los jóvenes, se pierde el amor por la cultura y por realizar nuevas actividades extra clases, por ende estos espacios brindan la oportunidad a la niñez para que realicen pasatiempos en los tiempos libres.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *