La construcción esperada

Arreglo de la vía terciaria en la vereda Pubenza

Gracias a la ayuda de los líderes comunitarios, se logró solucionar la problemática de la deteriorada ruta de acceso que perjudicaba la movilidad de sus habitantes.

 

Primera placa huella en la vereda Pubenza Alta, sector Villa Australia.
Foto tomada por Nicolás Amaya

Desde hace cinco años, la comunidad de la vereda Pubenza, jurisdicción de Tocaima, se ha visto afectada por el mal estado de sus vías, razón que la condujo desde 2012, en tiempos de la administración de Fernando Afanador, a solicitarla ayuda por parte de la Alcaldía Municipal para el mejoramiento de la infraestructura vial. Sin embargo, se ha logrado gestionar con la ayuda de la Junta de Acción Comunal (JAC) y del concejal Luis Hernando Mahecha, la construcción de tres placas huella de 145 metros.

La ‘Trocha’, como los habitantes denominan dicha vía terciaria, es uno de los principales caminos de la vereda, puesto que en la parte alta fueron hallados fósiles de un mastodonte y figuras arqueológicas precolombinas; por tanto, la zona fue declarada como reserva paleontológica protegida. No obstante, la Alcaldía se muestra negligente frente a los proyectos culturales e históricos que pueden enriquecer el desarrollo turístico del municipio, de modo que no sólo la vía ha estado  totalmente abandonada, sino también el museo, ubicado en la parte baja de la vereda.

Tiempos difíciles

Los moradores, que se ven obligados a caminar hasta sus hogares, resultan más afectados en épocas de lluvia, como relató Marina Mahecha, para quien “el barro y la greda de las lomas cae y llega encima del pavimento, obstruyendo el paso” (sic). Ella, al igual que los habitantes de la parte alta de la vereda, tiene que afrontar tanto las largas caminatas a temperaturas muy altas, en época de verano, como también en medio del lodazal que se forma durante el tiempo de invierno.

“A veces, vienen ingenieros a mirar por cuenta de los alcaldes, pero hacen revisión y se van” (sic): Marina Mahecha.

Sin embargo, la premura por llevar a cabo el mejoramiento de la vía ha hecho que los pobladores envíen “escritos a las Alcaldías y a la Gobernación; pero nunca fue posible esta gestión (…). A veces, vienen ingenieros a mirar por cuenta de los alcaldes, pero hacen revisión y se van. Así quedan las cosas, siempre fue lo mismo, nadie colabora, no se ha hecho progreso ahí” (sic), acotó Marina Mahecha al mostrar el malestar y adversidad que ha tenido que afrontar la comunidad respecto de la inversión precaria en infraestructura física hasta hoy.

 

Aspecto de la entrada a la parte alta de Pubenza.
Foto tomada por Brayan Izquierdo

“Cuando llueve, el camino se torna imposible para transitar con normalidad”: Paola Mina.

Los jóvenes, estudiantes de los establecimientos educativos de Girardot y Tocaima, -en especial, del Colegio Departamental Rural de Pubenza-, son los más beneficiados con el arreglo de la vía; puesto que se mejorará el paso. Como mencionó Paola Mina, residente de la vereda, “así no tendremos más inconvenientes para ir al colegio, puesto que, cuando llueve, el camino se torna imposible para transitar con normalidad” (sic). No obstante, la problemática del barro en época de lluvia seguirá vigente, debido a que no se restaurará toda la ruta, sino en tres sectores: Villa Australia, Hacienda Charanguito y el nuevo puesto de salud de Pubenza baja.

Líderes comunales

Una de las razones por las cuales en Pubenza se están aprobando nuevos proyectos, reside en la participación de los líderes comunales que reclaman resultados por parte de la Alcaldía Municipal. Mario Amaya, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda, quien asumió el cargo hace cinco años, junto al concejal Luis Mahecha, asumieron el rol de ser los gestores de proyectos para el desarrollo social local. Las cabezas visibles de Pubenza aseguran que este logro se debe al trabajo unido con la comunidad.

De igual forma, el concejal Mahecha, quien vive en la misma vereda, fue apoyado por la población para que por medio de su mandato pueda tramitar una solución a todas las inconformidades que aquejan. Así mismo, Mahecha aseveró que “se logró otorgar al municipio nueve placas huellas para las diferentes veredas que la rodean, de las cuales tres son para Pubenza. Estos arreglos derivan del diligenciamiento del alcalde Wílmar Alexánder Martínez, la Secretaría de Planeación y Obras Públicas y mi gestión, como concejal” (sic).

Esta construcción en la vía terciaria de la parte alta de Pubenza, favorece no solo a los habitantes, sino también a los turistas que la visitan, por su privilegiada ubicación geográfica. Aun así, para muchos tales proyectos eran imposibles de realizar; sin embargo, Mario Amaya mencionó que “es increíble lograr este tipo de cosas en tan corto tiempo, gracias a la gestión de nuestro concejal Luis Mahecha, con el alcalde Wílmar Martínez” (sic).

Por otra parte, comentó el presidente de la JAC, que la Alcaldía realizó un convenio con la CAR, en el cual se aprobó la ejecución de un proyecto ambiental para aislar y proteger una zona de 60 hectáreas de reserva forestal, en cuyo centro, hay un nacedero de agua que surte a 18 familias, con el objetivo de evitar que las aguas corran libremente y causen inundaciones en la parte baja de la vereda. A su vez, algunos aseguran que es la primera vez que se adelantan proyectos para el beneficio de la comunidad.

Aunque se avala la solución al problema vial, las opiniones están divididas, puesto que, por un lado, algunos se quejan por la falta de atención de la Alcaldía a la vereda, no exclusivamente con respecto de las calles, sino de la iluminación y del abandono del museo, por lo cual no creen que la situación vaya a tener un mayor cambio; por el contrario, varias personas creen que al contar con un concejal natural de Pubenza, el mapa político ha cambiado radicalmente a su favor.

Etiquetas: Pubenza, Placa huella, Pavimento, Tocaima, CAR 

 




Caricatura realizada por Brayan Izquierdo

Por: Bayan Izquierdo – Nicolas Amaya

5 comentarios en “La construcción esperada

  • el 13 noviembre, 2017 a las 8:13 PM
    Permalink

    Es gratificante ver que arreglen las calles de la vereda, puesto que cuando llueven se volvían imposibles para caminar, pero creo que deberían arreglar todo el sector ya que Pubenza cuenta con un museo el cual puede ser gran empuje para el desarrollo turístico de Tocaima

    Respuesta
  • el 13 noviembre, 2017 a las 8:10 PM
    Permalink

    Siendo habitante de la vereda, este tipo de proyectos son muy buenos ya que mejora la calidad de vida de muchos de nosotros y se ve el compromiso del señor gobernador y el concejal que nos representa, además de la gran labor social que ejerce el presidente de la JAC.

    Respuesta
  • el 13 noviembre, 2017 a las 8:06 PM
    Permalink

    Me parece excelente la labor que realiza la Junta de Acción Comunal de la Vereda Pubenza Alta, ya que notamos que si están trabajando por la comunidad y están comprometidos con el bienestar de sus habitantes, además que es muy bueno tener a un concejal que viva en la vereda puesto que esta al tanto de las necesidades.

    Respuesta
  • Pingback:El problema del territorio en América Latina – Giro en U

  • Pingback:Cierre de la vía Tocaima – Agua de Dios – Giro en U

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *