Respetar las normas de tránsito, la diferencia entre la vida y la muerte

La falta de cultura ciudadana y el afán son las principales causas por las que muchos girardoteños arriesgan su integridad.
Foto tomada de la web

A pesar de las campañas y acciones de las autoridades de Tránsito y Transporte para reducir la accidentalidad en Girardot, el saldo de lo que va corrido de 2017 no ha sido positivo. Miguel Ángel Triana, jefe operativo de la Secretaria del ramo, expresó que “de cada diez accidentes que suceden en la ciudad, en ocho se ven involucrados motociclistas y peatones; por lo que se pide respetar las normas de tránsito”. A esta problemática, se suma el escaso personal con que cuenta la entidad para realizar los debidos controles. Por su parte, Alirio Urrego, habitante de Girardot, manifestó que “muchos desconocen las normas y otros, simplemente, infringen la ley” (sic). En definitiva, se estima que es obligación de todos conocer y acatar el Código Nacional de Tránsito.

Por: Leonardo Rojas

5 comentarios en “Respetar las normas de tránsito, la diferencia entre la vida y la muerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *