Educación en línea para el desarrollo

El ITFIP trabaja en la implementación de una plataforma virtual

 

Las plataformas virtuales educativas, actualmente, son una herramienta muy importante en la interacción de estudiantes y docentes. Foto tomada de la web

El Instituto Tolimense de Formación Técnica Profesional (ITFIP) pondrá al servicio de toda la comunidad universitaria una nueva herramienta que le permitirá mejorar y ampliar su oferta educativa. La institución cuenta actualmente con 3.500 estudiantes, distribuidos entre su sede principal, ubicada en El Espinal, y los ocho centros regionales (Guamo, Ibagué, Flandes, Venadillo, Chaparral, Ricaurte,  Tocaima e Icononzo), lo cual ha representado, en buena medida, una oportunidad para poder avanzar hacia la meta de convertirse en la primera institución técnico-profesional de la región.

Así pues, la entidad  planea incursionar en la prestación de servicios educativos a distancia, hecho que hasta el momento ha sido imposible, tal vez, por la falta de recursos económicos para la total  ejecución de la iniciativa. Referente a ello, Ricardo Granjas, docente de Administración de Empresas del ITFIP, comentó que con el semillero de investigación  ‘Jóvenes Emprendedores’ se concluyó la primera parte del proyecto denominado ‘Estudio sobre la influencia de los medios tecnológicos en la vida estudiantil’, que busca reducir el hacinamiento en las aulas de clase y abrir las puertas a nuevos alumnos que aún no han podido acceder.

No obstante, el ITFIP oferta programas técnicos, tecnológicos y profesionales en una única modalidad -presencial-; por ende, la comunidad educativa, en general, reclama la creación de estrategias que complementen la calidad de la educación, debido a que atender a la demanda de tantos discientes con la infraestructura actual parece no ser factible. David Reina, estudiante de Ingeniería Civil en el  ITFIP Centro Regional Tocaima, mencionó que “todas las actividades que se realizan se hacen de manera presencial: recibir notas, entregar trabajos y hasta las consultas académicas, porque no contamos con una plataforma virtual que nos permita acceder desde nuestras casas” (sic).

En constante movimiento

El mundo avanza a la par de la tecnología y esos tiempos en los que la enseñanza debía desarrollarse explícitamente dentro de un aula de clase, parecen ser un asunto del pasado. Jimmy Vergara, docente de Ingeniería de Sistemas, en la Universidad Piloto de Colombia (UPC)Seccional Alto Magdalena, afirmó que “la educación virtual contiene muchos beneficios, debido a que las personas que tienen inconvenientes por motivos de desplazamiento, temas laborales o económicos, puedan formarse profesionalmente sin necesidad de dirigirse directamente a los encuentros en un claustro educativo” (sic).  

“Todas las actividades que se realizan se hacen de manera presencial: recibir notas, entregar trabajos y hasta las consultas académicas, porque no contamos con una plataforma virtual que nos permita acceder desde nuestras casas”: David Reina

Sin embargo, para que una plataforma virtual se sostenga sobre una base sólida, se debe hacer un análisis del mercado, en el que se establezca la cantidad de estudiantes y el cuerpo administrativo al cual estará abierta. Posteriormente la institución tendrá que adquirir la infraestructura tecnológica: servidores de acceso a la web, sistemas operativos, sistemas de información y dominio de la red. “Hay que ser muy cuidadosos en ese análisis, porque esos ajustes técnicos generalmente resultan costosos”, así lo mencionó Efraín Másmela, docente de Tecnología en Informática de la Corporación Universitaria Minuto de Dios-Regional Girardot.

Como soporte científico, Jorge Núñez Jóver, director de Postgrado de la Universidad de La Habana, aduce que “el desarrollo tecnológico está alterándolo todo, desde lo económico y lo político hasta lo psicosocial”, esto en relación con que en Colombia hasta 2016 sólo había 65.000 mil estudiantes virtuales, cantidad que debería ir en aumento, puesto que las herramientas digitales están al  alcance de todos. La paradoja surge cuando habiendo tanta utilidad de por medio, ésta se convierte en ocasiones en ‘un arma de doble filo’.

Etiquetas: Claustro educativo, Nuevas tecnologías, Escaso desarrollo tecnológico, Educación para todos 

Por: Mónica Arias- Lizeth Villarreal – Róbinson Grajales.

Un comentario en “Educación en línea para el desarrollo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *