Trabajo Social, entre la mirada social y los saberes técnicos

Circular del MEN y el DANE crea tensión dentro del gremio académico

Estudiantes se movilizan en diferentes ciudades del país para debatir sobre la reubicación de Trabajo Social al área de las Ciencias de la Salud.

portada

En días pasados, los estudiantes de Trabajo Social de distintas universidades del país, se dieron cita en la Universidad Nacional de Bogotá, con motivo de la circular 079 que emitió el Ministerio de Educación Nacional (MEN) y el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), en la cual se clasifica el programa del área de Ciencias Sociales a Ciencias de la Salud, en el campo de Bienestar. La reubicación, que según las dos entidades busca adaptar el programa a estándares internacionales, ha generado descontento en la academia, pues se argumenta que la decisión limita el campo de acción de los trabajadores sociales.

Dentro de las inquietudes, está la fecha de socialización de la circular, teniendo en cuenta que ésta se redactó en 2015; además, de la conformación de las salas de evaluación del MEN, compuesta por profesionales de la medicina, lo cual pone en cuestión la idoneidad de esta reclasificación, puesto que no cuenta con la presencia de trabajadores sociales; pero sí, con siete médicos que evalúan la pertinencia de Trabajo Social en el área de las Ciencias Sociales. No obstante, cabe aclarar que el ministerio en la circular deja autonomía a las universidades la decisión de acoger tal recomendación.

Postconflicto con mirada reduccionista

Si bien la coyuntura, que actualmente vive el país, exige una mirada panorámica para poder entender y atender problemas que van más allá de la firma de un acuerdo y la desmovilización de miles de guerrilleros, la apuesta está en la reconstrucción social que, sí o sí, hay que hacer desde distintos sectores y disciplinas, y que difícilmente se solucionará atendiendo a adultos de la tercera edad o mujeres embarazadas. Sin embargo, a la luz de los hechos, las intenciones del Gobierno Nacional son otras. Tal parece que el postconflicto lo pretenden abordar desde un enfoque asistencialista que está totalmente alejado del contexto.

“El MEN desconoce el contexto colombiano y se acoge a una recomendación dada por la UNESCO, que tiene en cuenta el contexto europeo y americano”: Magnolia Rivera.

“La circular limita nuestras funciones en cuanto a la gerencia social, la coordinación de programas sociales, los procesos de formulación de políticas públicas y la investigación. Además, afectaría la malla curricular del programa puesto que habría materias de contexto que no tendrían cabida en este enfoque de bienestar y asistencialismo”, afirma Magnolia Rivera, docente y trabajadora social del programa de Trabajo Social en Uniminuto Girardot, quien también expresó que las ofertas laborales actualmente están regidas bajo parámetros del área de la salud, lo cual desconoce el papel de intervención social que se realiza desde esta profesión.

Colombia es un país que acostumbra a hacer marchas por distintas causas. En esta oportunidad, la comunidad académica del sector público y privado, alzó su voz con ahínco frente a una determinación que, según ellos, responde al contexto europeo y no latinoamericano. Sin embargo, Nicole Lozano, estudiante de IV semestre de Trabajo Social de Uniminuto Girardot, aseguró que “aunque el programa participó en la reunión de la Universidad Nacional, ha sido poca la recepción por parte de los estudiantes. Hay muchos que desconocen la situación, y la información la coordinación la ha manejado de manera lenta” (sic).

“Los compañeros deben leer e instruirse de lo que está pasando, pues esto nos afecta a todos”: Nicol Lozano.

La situación que afronta el programa es crucial para lo que será el futuro del mismo. La movilización se espera que se dé no solamente en las principales capitales, para que las acciones colectivas regresen del olvido y tomen fuerza entre la comunidad estudiantil de todo el país. Aparte de que existe expectativa referente a cómo tomará la vocería la academia y demostrar hoy más que nunca cuál es el papel que desempeña en una sociedad que afronta diferentes problemáticas.

Ciencias sociales, a la luz de la sombra

Es necesario que Trabajo Social se una como gremio para salvaguardar su enfoque de ciencia social, no pueden quedarse callado y permitir que el Gobierno haga este tipo de cambios, asegura Mariana Ariza, docente universitaria y comunicadora social–periodista, quien desde su perspectiva teórica y académica, insiste en que es una obligación defender el espacio de dicha rama del saber humano qué tanto le ha aportado al país en diferentes momentos históricos. Es ahí cuando entra al debate otro punto que, quizá desde hace algunos años, ha venido creciendo en Colombia: el retroceso de las ciencias sociales ante los saberes técnicos.

Desde gobiernos pasados, la apuesta ha sido por programas técnicos como los que ofrece el Sistema Nacional de Aprendizaje (SENA), que si bien aportan mano de obra al mercado laboral, quedan cortos ante los desafíos que afronta el país. Es por esto que la situación con Trabajo Social se estima preocupante, pues no sólo se trata de una circular que “recomienda” hacer una reubicación. Es un mensaje claro que al parecer muestra que el gobierno actual tiene tendencias tecnócratas, que, de una u otra manera, buscan debilitar las ciencias sociales sin importar cuán necesarias son en el contexto colombiano.

“Sin duda las profesiones tienen que renovarse y actualizarse, no es algo solamente del ministerio, va asociado a la demanda. Creo que el país seguirá necesitando trabajadores sociales. Considero que reubicarla en otras facultades no la hará desaparecer”, son las palabras de Mario Hurtado, jefe editor de Semana Educación, quien en entrevista con Giro en U, aseguró que este tipo de cambios son necesarios, pues, además de estar ligados con la dinámica laboral nacional e internacional, oxigenan los programas para darles otro rumbo.

Las opiniones están divididas. Mientras algunos consideran la circular como un atentado contra la historia y el futuro del programa; otros piensan que sería provechoso un cambio. Así las cosas, más allá de una opinión, algunos reclaman que es urgente que el Gobierno Nacional replantee cualquier estrategia como está, si pretende afrontar el postconflicto. Resulta irónico que Juan Manuel Santos hable del fin del conflicto, si al mismo tiempo se emiten medidas que desprecian las ciencias sociales. Aquí nada está resuelto, un país tan roto como éste tomará mucho tiempo en pegar todos sus fragmentos. Es ahí donde profesiones como Trabajo Social sirven de puente para atravesar y superar la desazón que por años ha sido protagonista en Colombia.

portada1

Por: Smith Barbosa – María Isabel Serna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *