Poesía y anacronismo

Los nuevos medios de expresión

¿El arte ha muerto, moribundo o sólo se ha transformado?

Uriel Leal Zabala durante una caminata ecológica. Foto tomada de la web
Uriel Leal Zabala durante una caminata ecológica. Foto tomada de la web

En la antigüedad, el acceso a la educación era restringido, únicamente un selecto grupo era capaz de usar y entender el lenguaje escrito con propiedad. Más tarde, con la dispersión de la práctica, la literatura y sus formas comenzaron a utilizarse por todo tipo de personas que se apropiaron de la actividad, y a partir de ese momento ‘el uso y el desuso’ fue el martillo forjador del movimiento poético. Es por esto que no es extraño mostrarse pesimista al descubrir que las nuevas generaciones consideran irreverente e incluso anticuado escribir una carta.

“A veces intentamos calcular los costos del amor, ¿por qué resultamos siguiendo otros caminos?”. No logro percibir la tristeza justo antes de la que se abalance, agradezco todo lo que logre encontrarnos en el destino proyectado”, así plasma sus ideas Uriel Leal Zabala, psicólogo de la Universidad de Cundinamarca (UDEC), quien desde hace 20 años escribe poesía para rescatar los pequeños factores que llenan la vida de color. Tanta es su entrega a las letras, que dejó de ser un pasatiempo para convertirse en una necesidad el acto de escribir.

Durante su trabajo ha encontrado el tiempo para escribir poemas a cada una de las mujeres de la UDEC –asegura que son más de 600-, que luego recopila para luego realizar un folleto con todos los versos hechos desde su escritorio. Uriel expone su libro, orgulloso del arduo y voluntario esfuerzo, en la que estampa cualidades y maquilla los defectos de las mujeres, porque considera que “ambos aspectos de la personalidad son necesarios para capturar nuestra esencia, nuestro ser”. Uriel espera que su libro sea un registro histórico de las vidas que cruzaron alguna vez por la institución.

Para Winston Espinoza, estudiante de Comunicación Social y Periodismo, la poesía es una actividad enriquecedora que se ha ido perdiendo, asegurando que “antiguamente las parejas principalmente lo hombres, se interesaban en dedicar letras con actos románticos y estéticos para buscar destacar la belleza de la mujer durante el proceso de la conquista; pero, esa costumbre cada vez se ha ido perdiendo” (sic). Es por esta razón, que Winston se muestra entusiasta al oír que en la Universidad de Cundinamarca se lucha contra la extinción de esa bella actividad.

El cambio de las formas de expresión

Con respecto a la evolución de la poesía, Winston y Uriel concuerdan que la expresión a través de las palabras no tiene por qué ser estrictamente en poesía y literatura, palabras que salieron a colación mientras se discutía sobre el premio Nobel de Literatura otorgado a Bob Dylan. ”La música es una forma de expresión, es un lenguaje universal; y si ese fue el formato que Dylan decidió usar para plasmar sus ideas, no veo por qué debería generar polémica. La música es poesía, y de la más bella”, consideró Uriel.

Por su parte, William Delgado, docente que imparte clases de Interpretación y Producción Textual, se muestra más conciliador al respecto, expresando que “no es que la poesía se haya perdido. No está muerta, sino que se ha mudado a otros formatos: tal vez con menos rigurosidad y fervor; pero que se mantiene vigente en las expresiones audiovisuales. Hoy en día los jóvenes gozan con transmitir sus sentimientos a través de vídeos, fotografías y música; estas corrientes no deberían ser juzgadas, por el simple hecho de ser más populares”. 

“Cada poeta tiene siempre algo maravilloso escondido en alguna parte. El canon está recogido en los manuales de la historia de la literatura, pero yo me muevo por gustos”: Uriel Leal Zabala.

En redes sociales se ha hecho conocida la página ‘Acción Poética’, un grupo que consiste en exponer los poemas, frases y creaciones artísticas de los jóvenes, centrada principalmente en grafitis realizados en las calles de toda Latinoamérica de forma anónima. Un caso famoso es el de la oración “Aquí te espero, aunque a veces me desespero”: de Acción Poética. Y es una muestra de cómo la expresión artística se ha hecho más rápida, directa y se ha dinamizado con un pseudovandalismo muy representativo de los nuevos tiempos.

Dibujo que representa el olvido de las buenas costumbres. Hecho por Jhon Candia
Dibujo que representa el olvido de las buenas costumbres. Hecho por Jhon Candia

Por: Wílmer Piramanrique – Jhon Candia – Thimmy Rojas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *