Estudiantes motivados por el servicio a la comunidad

La importancia de la comunidad en Uniminuto

La proyección social en Uniminuto está siendo liderada por los estudiantes de Trabajo Social prestantes al servicio de la comunidad.

reportaje

La importancia del servicio a la comunidad radica en satisfacer necesidades dentro del macro-objetivo de compensar o aliviar determinada insuficiencia. En este sentido, se deben analizar las carencias a partir de lo que las personas conciban desde la amplísima gama de faltantes; algunos evidentemente reconocibles (alimentación, descanso, respiración, hidratación). Para la Corporación Universitaria Minuto de Dios – seccional Girardot, dentro de su modelo de atención, responde a un servicio de acompañamiento a la población. 

Aspecto en el que los estudiantes del Programa de Trabajo Social desarrollan, desde el Modelo de Atención Social Interactivo e Iterativo, un proceso que busca involucrar la atención de las diferentes problemáticas concernientes a personas en condición de discapacidad y cuidadores, víctimas de conflicto armado, personas mayores, jóvenes, al ámbito familiar, habitantes de la calle, proyectos interfacultades e interinstitucionales. Asimismo, se pretende realizar un proceso de análisis y reflexión dentro de sus prácticas profesionales, evidenciando no sólo el compromiso de los estudiantes con su desarrollo profesional, sino también con el servicio a la comunidad.

Respondiendo a esta iniciativa, los estudiantes de octavo semestre realizan las prácticas profesionales en el Consultorio Social, así lo dio a conocer la estudiante de Trabajo Social, Natalia Moreno Quiroga, quien expresó que “trabajamos en alianza con la Secretaría de Gobierno en la línea de adulto mayor, específicamente, con 95 grupos de adulto mayor que hacen parte de Centro Vida” (sic). Iniciativa que tiene como objetivo evidenciar el problema del anciano, evidenciando que la cobertura del programa no es suficiente para la población.

Para los alumnos de Uniminuto, tal cometido se aborda desde una perspectiva diferente que les permite conocer de cerca las necesidades del grupo objetrivo. Según Quiroga, “son 21.701 adultos mayores y la cobertura de los programas es de 6.000 y no alcanza a cubrir las necesidades, y muchas de las personas adultas se encuentra en abandono total”, dada la consideración de que la falta de una política pública en Girardot y se hace evidente en la falta de programas para los efectos, mayor en los barrios como Alto de las Rosas, Corazón de Cundinamarca y Kennedy. Para Quiroga “la universidad realiza un trabajo importante; es hablar por los que no tienen voz. Es brindarle cambio a este tipo de personas que necesitan” (sic). 

Este trabajo se ha visto reflejado en el agradecimiento de la comunidad y el desarrollo del proyecto por parte de los estudiantes, así lo manifestó Quiroga, tras remarcar que “en el Alto de las Rosas se hace un trabajo gratificante y muy bonito” (sic). Muchos casos son los que evidencian el abandono de las personas en condición de discapacidad; sin embargo, Guillermo González, habitante de la localidad, consideró que son importantes los programas de atención para las personas y conoce algunos proyectos que tiene la Alcaldía, por lo que cree que “hay más personas que los que necesitan más que yo en estos momentos”. 

Para la docente del Consultorio Social Uniminuto, Adelia María García Gómez, “a través del consultorio se realizaron alianzas estrategicas que permitieron realizar un diagnóstico situacional, con el fin de poder identificar aspectos demográficos y socio – ecológicos de esta población y poder determinar acciones que permitan realizar procesos de intervención social y la construcción de una política pública en el municipio” (sic). Además, la docente manifestó que “las alianzas buscan fortalecer la oferta institucional que tienen estas instituciones y de esta manera la academia se involucra en estos escenarios y fortalece su proyección social”.

Gran parte de la población se ha visto excluida por parte del Gobierno Nacional así lo manifestó el habitante de la localidad, José Antonio Perdomo Chavés, quien manifestó que “la plata se está distribuyendo mal, no se está apoyando a la tercera edad”. Sin embargo lo que pretenden este tipo de proyectos es involucrar a la población juvenil a ser involucrarse en las problemáticas sociales que afectan a la población.

Por: Johana Cajamarca – Thimmy Rojas – Laura Cruz – David Rivadeneira

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *