Las artes escénicas culturizan Girardot

foto-portada

Lo dijo Federico García Lorca, “el teatro es la poesía que se levanta del libro y se hace humana. Y al hacerse humana, habla y grita, llora y se desaparece”. La vida en sí del ser humano es un puesta en escena que se reinventa para dar el mejor show, los espectadores cuan críticos, se enfilan frente a ella con el fin de obtener la mejor perspectiva y poder contribuir con la trama de esa historia. Ha sido el teatro a través del tiempo la representación más fiel de los diferentes estados del hombre: la improvisación y el talento sin igual que los actores imprimen en cada acto se sienten en lo más profundo de los recuerdos o vivencias que cada uno de los que la aprecia tienen el honor de experimentar.

Girardot, como ciudad turística, ofrece a todos sus visitantes una larga lista de actividades para realizar en compañía de familia y amigos. Si bien, ha sido reconocida en el imaginario colectivo como ciudad de ocio y rumba, ha crecido y se ha reinventado con el fin de ofrecer actividades diferentes, de interés cultural y de enriquecimiento humano para propios y foráneos.

Con espacios adecuados para el deleite de las artes escénicas, el Teatro Cultural ‘Luis Enrique Osorio’, después de muchos años de olvido, alzó sus alas nuevamente con ayuda de funcionarios de la Alcaldía Municipal, quienes impulsan a través de espacios de enriquecimiento cultural, una opción novedosa que brinda la oportunidad de sembrar en Girardot un ambiente de diversidad y entretenimiento para todos, y hace que diversos medios de comunicación regionales pongan el ojo en la ciudad resaltando el valor agregado que ha aportado en cuanto al esfuerzo por rescatar mediante el arte las raíces culturales de nuestro país, como es el caso de Carolina Erazo, productora General de Región Tr3ce del canal Tr3ce, quien se ha dedicado a rescatar el valor del acrisolamiento cultural en la región.

“El teatro cada vez más ha tomado fuerza en la escena girardoteña y hace parte del itinerario en la vida social de sus ciudadanos”.

Con una compañía teatral en crecimiento que abre sus puertas a los jóvenes con talento para la actuación, Andrés Vargas , profesor de teatro, que se reúne en la tardes con jóvenes para sembrar en ellos el amor por dicho arte y permitirles tener más opciones de inversión de su tiempo libre, rememora que “cuando montamos el grupo la intención era crear un montaje de teatro clásico y hacer una gran promoción para que la gente asista a las funciones, y así ha sido” (sic). Este espacio se ha convertido en una de las mejores opciones del aprovechamiento del tiempo libre de los jóvenes como Daniel Porras, estudiante y actor, que rescata el valor del teatro diciendo que “en la vida se vive con mucho miedo a hablar en público, relacionarse con la gente, y las artes escénicas contribuyen mucho a abrir nuestra mente y perder el temor a lo desconocido”. El teatro cada vez más ha tomado fuerza en el panorama girardoteño y hace parte del itinerario en la vida social de sus ciudadanos.

El teatro será siempre un medio de comunicación, porque se ha hecho con las personas y para las personas, puesto que la representación teatral se ha dado con el ánimo de transmitir, entregar reflexiones en diferentes lenguajes que se unen para dar paso a la imaginación de los directores y actores en la escena, para el público que al final de la presentación, saldrá de la sala tocado para beneficio de la cultura de los pueblos, honrado por un entretenimiento que nutre y marcado fielmente por el conocimiento de que el arte no pierde su vigencia y el talento de la nueva generación del teatro tiene mucho que demostrar a los espectadores.

caricatura

Por: Ángela Bermúdez – Nicoll Reyes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *