Seis palabras mágicas para usar en los negocios

Existen seis palabras mágicas que los seres humanos estamos utilizando desde hace miles de años atrás: alrededor de las fogatas los hombres en las cavernas ya las utilizaban; los filósofos de la antigua Grecia las planteaban; en las selvas de América del Sur también las pronunciaban, y estamos seguros de que cada uno de ustedes las ha utilizado para convencer en alguna reunión o cerrar algún negocio.

Estas palabras pueden mover montañas, construir ciudades, movilizar masas y hasta cambiar vidas. Cuando quiera despertar el interés y que un grupo preste atención, todo lo que necesita es pronunciar esas seis palabras mágicas; las personas sacudirán sus cabezas, apagarán sus teléfonos y cualquiera que lo perciba, se enfocará fijamente hacia usted.

Este relato lo escuché de la propia voz del actor principal de la serie de Netflix “House of Cards”, Kevin Spacey, durante su disertación sobre estrategia en Wobi Business Forum, de Nueva York. El discurso fue muy interesante al revelar a la audiencia esas seis palabras mágicas que son:

“Déjeme que le cuente una historia”

Ya habíamos tocado este maravilloso tema en otro de nuestros artículos, el Story telling: el arte de contar historias. Las historias son la esencia misma de nuestra experiencia, un buen relato puede tocar corazones; además, de unirnos. Vivimos contando historias – en el autobús, en nuestro coche, en los escenarios, en la cena – se escuchan en la TV, en el cine, en los libros, en la música, en los Podcasts y en YouTube: todos los días se suben miles de ellas. Es bueno dejar claro que…

“Debemos de entender que estamos en el negocio de la narración, en el negocio de contar historias”

Las marcas cuentan una historia. Starbucks es una marca que conecta muy bien con sus clientes, porque va más allá de vender una taza de café. Todos tenemos una marca personal que cuenta una historia que favorece conectar con el lado más profundo de los seres humanos; por lo tanto, permitirá engranar mejor con nuestros clientes, empleados y socios. De tal manera, que el Story telling es una poderosa herramienta para hacer negocios, porque permite una conexión emocional de nuestras marcas con las personas que las usan o consumen.

Definitivamente, cuando contamos mejores historias nuestras empresas tienen mejores oportunidades de ofrecer una experiencia memorable y alcanzar el éxito con sus productos. Bien lo decía Simon Sinek: “Las personas no compran lo que vendes sino porqué lo vendes”.

Por: Fredy Valdés García, administrador de empresas, especialista en Finanzas, con maestría en Educación.

Un comentario en “Seis palabras mágicas para usar en los negocios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *