Reforma en Girardot

Una nueva cara para la ciudad

El municipio apuesta por el mejoramiento armonioso de la infraestructura con reestructuraciones y el apoyo al comercio informal.

foto-portada

La Administración Municipal comenzó un proceso de reparación estructural, que comprende avenidas, edificios públicos y patrimoniales, con el fin de organizar aspectos como la movilidad ciudadana, el comercio ambulante y el embellecimiento de espacios para el fortalecimiento del turismo; además, de realizar acuerdos con la comunidad para la información y adopción de las nuevas medidas. Estas se vienen adelantando con los habitantes de los distintos barrios y veredas, a la luz de generar participación en la toma de decisiones que mejoran el proceso de desarrollo en la ciudad.

Por ello, las secretarías de Gobierno y de Infraestructura están desarrollando mancomunadamente un proyecto de reubicación dentro de la Plaza de Mercado, del barrio San Miguel, con los comerciantes que trabajan en el espacio público a su alrededor, en lo que se ha avanzado de forma notable. Amén de que se les ofrecen beneficios como microempresarios, que pueden llegar a ser apoyados con crédito destinado por el Fondo de Solidaridad para la Microempresa y el Empleo (FOSOMI).

Una de las principales inversiones realizadas por el estamento fue destinada al mantenimiento de la malla vial, que “en el caso de Girardot está dañada en un 80% y la restauración de la misma cuesta alrededor de ciento treinta mil millones de pesos. Estos dineros están invertidos paulatinamente, pues el coste total es una gran carga para el municipio, y, por ende, se ha seguido la línea de inversión que se lleva desde la Administración pasada” (sic), aseveró Jeison Trujillo, técnico operativo adscrito a la Secretaría de Infraestructura.

Entre tanto, “la Alcaldía ha hecho una labor ornamental en el Parque Central, pintar la Galería y dotar de herramientas para el buen desempeño de los trabajadores ambulantes (…); todo esto para facilitar la vida de las personas e incentivar el comercio del municipio, pues se está pasando un buen momento con la organización de los vendedores ambulantes y las jornadas de limpieza que se están realizando a lo largo y ancho de todas las comunas” (sic), acotó Mario Adolfo Morales, coordinador de Espacio Público de la Secretaría de Gobierno.

“Este proceso favorecerá el crecimiento en su totalidad, sobre todo en una ciudad que se está rediseñando”: Mario Morales.

En general, todos estos cambios se ejecutaron para superar situaciones de inseguridad y mal aspecto que se presentaban en áreas de alta concurrencia, como es el caso de los suburbios centrales, pues «la  ‘Ciudad de las Acacias’ es una urbanización que cuenta con una multiplicidad en carácter arquitectónico y de verdad celebro la preocupación por limpiar las calles y ordenar la arborización; y así se incrementa la belleza visual la ciudad” (sic), resaltó Armando García, historiador de Girardot.

Incomodidades de la población, delincuencia y cosas por mejorar

Por otra parte, los vendedores ambulantes ubicados en el Parque Principal se muestran conformes, pero no convencidos con los proyectos que adelantan en el Palacio Municipal. Al respecto, Martha Salamanca, vendedora ambulante, dijo que “al menos nos dan la participación de estar en el parque; pero la carnetización no sirve, porque cualquiera viene y se hace acá” (sic), lo que muestra el desacuerdo con el trato para los comerciantes que emigran de otras ciudades en las temporadas vacacionales.

Se evidencia que la participación de la ciudadanía ha contribuido en la gestión que ha propuesto la Alcaldía; sin embargo, no toda la población se siente beneficiada por dicho proyecto en razón de que no se ha tenido en la cuenta los distintos fenómenos de comercio informal externo, que no se contemplan dentro del esquema social que se está ejecutando, lo que ha generado descontento al interior del grupo de trabajadores informales con los que se han adelantado procesos de educación frente a la forma de ejercer su oficio.

Por: Nicolás García –  Brayan Alfonso Ávila – María Paula Espitia – María José Reyes Mur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *