Convenio e irresponsabilidad bipartitos

Avenida Circunvalar: una obra de nunca acabar

Un año y cuatro meses han transcurrido, luego de que se firmara el convenio entre la Alcaldía de Agua de Dios y la Gobernación de Cundinamarca, que tiene como objeto la pavimentación de la vía Circunvalar del municipio.

exgobernador de Cundinamarca Álvaro Cruz
Foto: Daniel Reina Romero / SEMANA

Un tramo de dos kilómetros que atraviesa de occidente a oriente la “Ciudad de la Esperanza”, comprende la Avenida Circunvalar (sic) que lleva más de una década, esperando una intervención que atienda el deterioro de esta arteria vial. Pareciera que la mala suerte del exgobernador de Cundinamarca Álvaro Cruz, -hoy procesado por el denominado ‘Carrusel de la contratación’ pero, quien antes de ser acusado, logró destinar los recursos para la ejecución de esta obra-,  se empeñara también en que la pavimentación de esta vía no llegue nunca.  El 14 de agosto de 2015, el exmandatario departamental, en medio del discurso de inauguración del puente fronterizo entre ‘Antonio Nariño’, Tocaima  y Agua de Dios, hizo público su compromiso para las obras de pavimentación.

La desesperada espera

El anuncio alegró no sólo a las casi 200 familias que habitan a lo largo de la referida avenida, sino a todo un pueblo, que durante años ha vivido en ‘carne propia’ los traumatismos de circulación ocasionados por los cráteres que se reproducían casi que a la par de los ingresos de políticos como Cruz.  La Concesionaria del Desarrollo Vial de la Sabana (DEVISAB) fue el contratista asignado por la Gobernación para adelantar los trabajos de pavimentación asfáltica, pero lo que ellos no sabían era que, primero el municipio, debía entregar construidas las redes de acueducto y alcantarillado de tal tramo vial. 

Mil trescientos millones fue el valor del contrato para la construcción de estas redes, y estaría a cargo del Consorcio PaniviFelizzola, representado legalmente por el “ingeniero brillante”, como ahora se le conoce en Agua de Dios al ingeniero Civil  Ánthony Nieto, no porque sus obras deslumbren a la vista; sino porque cada vez que ha sido llamado al Ayuntamiento a rendir cuentas, ha brillado por su ausencia.  El ingeniero civil Édgar Rodríguez, jefe de Planeación de la Administración anterior, indicó que “el plazo para la entrega de las redes de acueducto y alcantarillado era de cuatro meses, tiempo que se extendería gracias al incumplimiento contractual por parte del consorcio y la permisividad de la interventoría departamental, por no pronunciarse ante las demoras en la obra”.

< El 14 de agosto de 2015, el exgobernador Álvaro Cruz  hizo público su compromiso para dar inicios a las obras de pavimentación en la Avenida Circunvalar>.

Líderes comunales alzaron su voz de protesta al unísono con algunos cabildantes y habitantes del sector, quienes en varias reuniones sintieron el abandono absoluto de la Administración local, y tuvieron que ver cómo sus plegarias no trascendieron más allá de firmar en un acta de compromisos: “Todo se quedó en el papel”.  Las famosas prórrogas contractuales escudaron la irresponsabilidad de PaniviFelizzola, quienes necesitaron de cinco meses más, para entregar terminada la obra.  “Fue casi un año que nos tocó aguantarnos, no sólo el polvo que emanaba de los trabajos, sino la grosería de los jornaleros, el desorden de escombros y hasta los accidentes de tránsito” (sic), exclamó Germán Valdés, líder comunal y residente de la zona.

Compromiso fugaz

El turno era ahora para DEVISAB, quien tenía la responsabilidad del vertimiento de la capa asfáltica para la restauración de la vía Circunvalar, pero como si fuera una novela de nunca acabar, “la concesionaria luego de realizar unas pruebas técnicas a lo largo del circuito de redes, evidenció 50 perforaciones en la red de alcantarillado”, así lo explicó el ingeniero Rodríguez.  Las fugas de fluidos en esta red, no eran nada consecuentes con el tiempo que se destinó para la obra, y paradójicamente, la comunidad se preguntaba quién, cómo y por qué se habían recibido y certificado en estas condiciones.

“Empresas Públicas de Cundinamarca (EPC), ya intervino el contrato, y le dio plazo al consorcio PaniviFelizzola, para que antes del 31 de mayo repare las perforaciones en la red de alcantarillado y de una vez por todas continuar con la pavimentada” (sic), precisó el concejal del Partido Cambio Radical, Antonio Prieto.   A tan sólo 15 días para que se cumpla este término, ni los líderes comunales, ni mucho menos los pobladores, le conocen el rostro al “ingeniero brillante” Nieto; sin embargo, esperan que si en esta oportunidad le incumple a EPC, la justicia les dé la oportunidad de conocerlo, como la mayoría de ellos conocieron al exgobernador Álvaro Cruz: en la televisión, privado de la libertad.

Por: Alberto Olivero – Adriana Sánchez 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *