Un joven con grandes cambios para Melgar

Quién es verdaderamente Jhon A. Perilla

El actual concejal de Melgar cuenta sobre él, también analiza qué piensa gestionar desde el cabildo y su mirada analítica frente a cómo puede cambiar la ciudad; además, de qué piensan sus opositores.

 

John Anderson Perilla, un hombre que repite por segundo periodo consecutivo será cuatro años más concejal de Melgar, aunque un nombre de diferente partido político; aunque él sostenga que no importa, con su frase desafiante: “El buen político predomina en cualquier partido, y aquéllos que me critican es porque nunca tuvieron el coraje para cambiarse a la opción del otro gobierno, que verdaderamente gestiona para el municipio.  Lo que importa son las ganas y la decisión de brindar seguridad a sus simpatizantes de que haremos las cosas bien y se cumplirá con sus proyectos para beneficiar a toda la comunidad melgarense” (sic).  Pero cambiar de bando le ha traído repercusiones desde el partido Conservador, dentro del que ejerció por primera vez como concejal, llegando a ser tildado de haberlo traicionado y de ser poco confiable.  Donde se dio su inicio en la política, lo ven ahora como uno de sus mayores contradictores por pertenecer al Partido de la Unidad Nacional y pertenecer a la vertiente del oficialismo.  Para él, la oportunidad de volver a hablar con la prensa le facilita mucho para aclarar rumores y dar su punto de vista sobre el papel fundamental que cumple en el Concejo Municipal y qué objetivos por cumplir en este cuatrienio. Llamado a sí mismo, “el concejal de los organismos de socorro» y  «el concejal más joven de Melgar”. Para algunos seguidores es un hombre, de 29 años, comprometido con su vocación; para sus opositores, un personaje político poco confiable.  Desde su despacho en el cabildo habló para Giro en U.

G.U.: ¿Por qué se hace llamar, ‘concejal de los organismos de socorro’?

J.P.: Bueno, no es el legado, es más la vocación de servicio.  Lo que nosotros hacemos no es salvar vidas, es entregar nuestra vocación de servicio, entregar los valores que nos enseñan en casa: aquellas experiencias de nuestros abuelos, que las llevábamos en la sangre, corazón, y es el hecho de representar a los organismos de socorro y a todos los colombianos. (sic)

G.U.: ¿Cuáles han sido sus aportes a los organismos de socorro, llámense Defensa Civil, Bomberos o Cruz Roja?

J.P.: Es un trabajo que venimos haciendo desde muy jóvenes con los organismos de socorro, exalto la labor que ha tenido cada uno de ellos, en cabeza de la Defensa Civil, de su presidente José Godoy.  Han venido desarrollando temas importantes de la parte de desastres del municipio.  Los bomberos que sienten cada calamidad que sucede y pertenecí antes de ser concejal a la Cruz Roja. Se pudo gestionar a las tres instituciones carrotanques, implementos de vestimenta y un carro de bomberos, por medio de la Gobernación del Tolima (sic).

G.U.: ¿Le impide ponerse el uniforme de alguna entidad de prevención de desastres, mas no el de salvar vidas?

J.P.: Me impiden para ponerme el uniforme, pero no para perder esa vocación, la cual están plantando en la corporación (Cabildo Municipal) de los colombianos (sic).

G.U.: Concejal, hablemos ahora del tema de la salud. ¿Lo busca la comunidad para que les colabore con urgencias y citas de medicina general? y ¿cómo va el plan de mejoramiento del hospital Louis Pasteur?

J.P.: Se viene avanzando en la infraestructura del hospital, y sí es verdad que le ayudamos en ciertas peticiones a la comunidad, porque venimos trabajando de la mano con los melgarenses, haciendo un trabajo social importante en el tema de la referencia y contrarreferencia, ya que son demoradas las remisiones y cirugías (sic).

G.U.: ¿Por qué el hospital Louis Pasteur tiene fama “de mala muerte”?

J.P.: Bueno, eso es más un tema político, la tilde que se le pone al hospital “de mala muerte”.  Si vamos al fondo al trasfondo de esto, quisiera saber si existe alguna clínica u otro hospital en el municipio; obvio no. Por eso, no lo debemos destruir, tenemos que avanzar para seguir transformando el servicio para bien.  Es el tema político el que tiene polarizado al hospital y en crisis  (sic).

G.U.: Un tema delicado por el cual recae en usted una investigación antes de ser concejal, dado su trabajo como funcionario en la oficina de Tesorería, en la Alcaldía de Melgar, cuando se extravió una cuantiosa suma de dinero, ¿usted está siendo investigado por ello?

J.P.: Son temas de que cuando uno llega al sector público son delicados; pero se manifestaron hechos, y si fui funcionario en ese entonces, me hacen una investigación, un proceso el cual viene adelantándose.  Lo raro de todo esto, es que los hechos donde soy implicado sucedieron en 2008; ahora, cuando soy concejal en el año 2012, suceden estas investigaciones.  ¿Qué paso durante todo estos cuatro años que no me investigan y si lo hacen cuando ejercí por primera vez en el Concejo? (sic).

G.U.: ¿Será que le tienen envidia?

J.P.: Sí, creo que de la buena.

G.P.: Hay una investigación por ayudar a la exconcejal Flor María Espitia, ¿es verdad que la Procuraduría lo investiga?

J.P.: Sí, es verdad.  En ese entonces ejercía el cargo como vicepresidente del Concejo Municipal, y trabajamos juntos, y la iban a cohibir de su cargo porque un partido lo pedía, sabiendo que fue escogida por voto popular.  Tuve que intervenir y por eso me investigan; pero le cuento que hace poco la Procuraduría cerró esta investigación, porque me halla la razón.

 

G.U.: ¿Le gusta el fútbol?

J.P.: Me gusta el fútbol, apoyo el fútbol.  No soy excelente jugador, pero me muevo, y lo hago por poder compartir con los demás  (sic).

G.U.: ¿Aspira a un puesto de mayor importancia que la Presidencia del Concejo Municipal?

J.P.: Claro que sí, a una Alcaldía y representar a Melgar en la Asamblea Departamental (sic).

G.U.: ¿Le gusta que le llamen el “ángel de los socorristas”?

J.P.: Sí.  Las personas se sienten identificadas con ese alias que me sigan llamando de esa manera.  Por mí no hay ningún problema.

 

El también concejal Leandro Lozano Suaza, avalado por el Partido Conservador y que cumple su segundo periodo es uno de los concejales también jóvenes de este municipio y, además, hijo de comerciantes locales.

G.U.: Bueno, ¿cómo ha sido el tema de la oposición en los dos periodos como concejal?  ¿Ha sido duro enfrentarse contra el que tiene el sartén por el mango?

L.L.: Bueno primero que todo es una experiencia que en cuanto a lo intelectual porque que ser oposición no es ser la piedra en el zapato del mandatario, no… Ser oposición es ser una persona que quiere el beneficio de Melgar, que le aporta al mandatario en cuanto a que… en cuanto a conocimiento en los proyectos de acuerdo que él presenta al Concejo, porque hay que recordarle a la comunidad que todas las obras que se hacen en un municipio, primero, tienen que pasar por el Concejo Municipal para que sean aprobadas. Pero entonces ya es deber de nosotros como concejales estudiar y debatir, ¿verdad? Y ayudar al alcalde ¿para qué? para que esos proyectos de acuerdo que él pasa vengan bien justificados, ¿verdad?  Que esos proyectos verdaderamente ayuden a esas comunidades, que tanto lo necesitan.  Entonces, es una experiencia que enriquece en cuanto a lo intelectual.  Uno como oposición estudia más que los de la coalición, porque lastimosamente en este país es así: cuando usted es coalición usted tiene que cumplirle al alcalde, usted no puede leer los proyectos de acuerdo o como el alcalde los envía; así tienen que aprobarlos.  La oposición no, la oposición tiene que tener un criterio serio, un estudio para poderlo debatir.  Eso es lo que también nos han encomendado ahorita el alcalde Miguel Antonio Parra: nos ha dicho en el Concejo Municipal él quiere concejales que estudien, que se capaciten, que debatan, que lo ayudemos a él a corregir esos errores que de pronto pueden venir en los proyectos de acuerdo  (sic).

G.U.: ¿Qué opina de la actual administración municipal y cómo vio su papel de opositor?

L.L.: Bueno, primero, debemos aclarar que esto es un periodo constitucional nuevo, ¿verdad? que sucedió a otra administración que dejó muy endeudado al municipio de Melgar, hay que aclarar también que la deuda pública de Melgar está aproximadamente en 10 millones de dólares, eso equivale más o menos a 29 mil millones de pesos; entonces, es bueno que la comunidad lo sepa. Esta actual administración, pues, ha tenido muchos inconvenientes, los primeros 100 días han sido muy difíciles, porque está tapando -como decimos nosotros en la red popular- esos huecos fiscales que dejó el anterior alcalde; entonces, para él se le ha complicado mucho ejercer y poner en funcionamiento su plan de desarrollo.  Cabe también resaltar que ese plan de desarrollo lo van a presentar ahorita en mayo, para que el Concejo lo estudie y lo apruebe (sic).

G.U.: ¿Cómo define usted al concejal Perilla?

L.L.: Bueno, es un compañero, es el presidente del Concejo.  Es una persona dinámica, diligente que está en la coalición del Gobierno actual.  Muy respetable porque esto es una democracia y como democracia nosotros debemos respetar las opiniones de cada cual ¿verdad? Pero sí me gustaría que el honorable presidente, pues… nos acompañara más en el estudio de los proyectos, se integrara más a los debates, que generará un pensamiento que lo pueda expresar colectivamente, que generara controversia, que para eso es que el pueblo melgarense nos elige, para controvertir y poder sacar todas las problemáticas de la comunidad adelante y darle solución (sic).

G.U.: ¿Es verdad que el Cabildo se dividió?

L.L.: Bueno, como todo en una democracia, yo tengo que explicar que una democracia existe es porque todos pensamos diferente ¿verdad? No es que el Concejo esté dividido, es que los concejales pertenecemos a varias bancadas, que como bancada pensamos diferente; pero hay veces en algunos temas que son trascendentales para Melgar que nos ponemos de acuerdo.  ¿En qué, a veces, tenemos diferencia? Pues en los debates de control político (sic).

G.U.: El Concejal John Perilla está siendo en estos momentos investigado por irregularidades cuando trabajó como funcionario en la Tesorería, y se perdió cierta cantidad de dinero, ¿usted cree que él está involucrado en esto?

L.L.: Bueno, lo que yo tengo que aportar es que hay unas investigaciones y para nadie es un secreto, y como medio de comunicación lo saben, hay un proceso en Fiscalía, un proceso en un juzgado, donde nuestro compañero está siendo investigado.  Pero como concejal no puedo hablar más allá del tema, porque esto le compete a los órganos de control (sic).

G.U.: ¿Cómo define usted al concejal Perilla?

L.L.: Es un buen muchacho, una gran persona y lo defino como una persona activa.

G.U.: ¿Cómo se define usted como concejal?

L.L.: Me defino como un gran compañero, un ser social.  Un ser que siempre está pendiente a las comunidades. Soy una persona dada a que las comunidades me exijan trabajo social, trabajo comunal, un muchacho activo, un muchacho muy disciplinado.

Por: Steven Arias – José Luis García – Renzo Vargas 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *