Percance en el parqueadero de Uniminuto

fotooo
NEGLIGENCIA CASI TERMINA EN TRAGEDIA cuando un vigilante negó la prestación de un extintor a unos alumnos para apagar un conato de incendio que inició en el interior de un vehículo, el cual se encontraba en el estacionamiento.  Brayan Chaux, estudiante afectado, calificó como paupérrima la atención por parte del personal de brigadistas y agregó que “no hubo nadie que estuviera pendiente durante el suceso” (sic).  Por otro lado, el brigadista Geovany Monroy precisó que aunque los extintores están disponibles al público, sólo pueden ser usados por personal especializado.

Por: Ángela Bermúdez – Nicoll Reyes 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *