Funciones, derechos y deberes del Concejo de Girardot

El acuerdo Municipal 008 de 2015, “por medio del cual se adopta el nuevo reglamento interno del Concejo Municipal de Girardot Cundinamarca” fue constituido y aprobado en los términos de la ley 136 de 1994 en dos (2) debates reglamentarios en sesiones ordinarias, verificados los días 22 de junio y 29 de julio de 2015, teniendo como presidente a Luis Geovany Ortiz y como secretario general a Álvaro Mantilla Bernal.

El acuerdo 008, motivado por el artículo 18 (ley 1551 de 2012), establece que son atribuciones legales del concejo, exigir informes escritos o citar a los secretarios de la Alcaldía, directores de departamentos administrativos o entidades descentralizadas del orden municipal, al contralor y al personero, así como a cualquier funcionario municipal, excepto el alcalde, para que haga declaraciones orales sobre asuntos relacionados con la marcha del municipio. Además, podrán citar a control especial a los representantes legales de las empresas de servicios públicos domiciliarios, sean públicas o privadas, para que den respuesta a inquietudes sobre la prestación de servicios públicos domiciliarios en el municipio.

También se les prohíbe dar votos de aplauso o de censura a actos oficiales. Con todo, la corporación podrá pedir la revocación de los que estime ilegales o inconvenientes, exponiendo los motivos en que se funde.

Así mismo, son funciones del presidente del concejo presentar, al término de su gestión, un informe sobre la labor cumplida. Según el artículo 46, son deberes abstenerse de invocar su condición de concejal para la obtención de algún provecho personal indebido, y también deben declarar bajo juramento, el monto de sus bienes y rentas, antes de tomar posesión del cargo y al retirarse del mismo.

Según el artículo 47, son derechos de los concejales al reconocimiento y pago de honorarios por su asistencia comprobada a las plenarias, conforme a la reglamentación legal, siempre que haya estado presente a más del 70% del tiempo que dure la sesión. En Girardot, que es un municipio de segunda categoría en la liquidación de honorarios (Ley 617 de 2000), cada concejal, por sesión, recibe un valor de $ 268.380 (cada año los honorarios se incrementarán en un porcentaje equivalente a la variación del IPC). De los 365 días del año, se pagan ciento cincuenta (150) sesiones ordinarias con tres periodos entre enero y febrero; junio y julio; octubre y noviembre y hasta cuarenta (40) extraordinarias al año.

Igualmente, el concejal, puede postularse para ser beneficiario de un subsidio de vivienda para la adquisición de casa nueva, usada, construcción en lote propio o mejoramiento de vivienda con cargo a la Bolsa Especial de Vivienda para Concejales. Y sobre todo, a presentar proyectos de acuerdo de iniciativa propia, que no sean de iniciativa exclusiva del alcalde y a que se les dé trámite al interior de la corporación.

Actualmente, al ayuntamiento de Girardot, asisten muy pocos concejales electos, a muy pocos se les conoce el rostro, a algunos se les escribe por las redes sociales como Facebook y WhatsApp y no responden, parece que en su papel de concejales se les olvidó atender a los ciudadanos. Muy pocos responden a las solitudes de los periodistas e incumplen con las citas apalabradas.

Será que estos concejales que no visitan las instalaciones de la alcaldía, que no están prestos a atender las necesidades de su pueblo y dan a conocer ante la ciudadanía su rostro solo cuando hay sesiones ¿merecen ser recompensados con las 150 sesiones pagadas? Por eso, cada pueblo elige sus dirigentes…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario sobre “Funciones, derechos y deberes del Concejo de Girardot