Un nuevo camino para los empresarios de hoy

Una mirada visionaria

Joven girardoteño traspasa fronteras apoyado en el emprendimiento en línea.

 

La vida de las personas riñe con el trabajo, de actividades de creación y producción en aras de un desarrollo económico personal y colectivo. Por ende, el emprendimiento es la cuota inicial para poner en marcha toda idea y plan de negocio. Ejemplo de ello, Javier Díaz, un joven girardoteño de 24 años -administrador de empresas por profesión y emprendedor por vocación-, que a partir de un reto universitario se convirtió en uno de los jóvenes empresarios más prometedores de la región, quien a su corta edad ya es dueño de su propia empresa: Net Masters.

Karen Rodríguez (K.R.): Hablar de emprendimiento para muchos es apasionante, como me he podido dar cuenta es su caso; entonces ¿cuál fue la razón que lo incentivó a interesarse por el emprendimiento?

Javier Díaz (J.D.): La verdad desde pequeño tuve una mentalidad de independencia -creo que parte eso fue lo que me impulsó a buscar desarrollar proyectos propios-. Sin embargo, hubo un momento clave que marcó mi vida como emprendedor; fue cuando me encontraba en primer semestre de administración de empresas, la docente María Patricia Díaz nos puso un reto que consistía en reunir el dinero de lo que costaba el semestre, realizando alguna actividad empresarial. Yo me tomé el reto muy en serio y al final logré reunir todo el dinero propuesto y a través de esta actividad descubrí que me apasionaba todo el tema de los negocios (sic).

William Serrano (W.S.): En un país como el nuestro, donde las oportunidades son limitadas, ¿cuáles han sido sus mayores obstáculos a la hora de llevar a cabo sus ideas de negocio?

“No hay día en que yo despierte o me acueste sin estar pensando en negocios, emprendimiento, en generar nuevos proyectos”. 

J.D.: Cuando empecé con la idea de hacer emprendimiento, creí que lo que realmente me impedía hacerlo era la falta de dinero, la falta de ideas o la falta de oportunidades; pero cuando empecé mis propios proyectos, el mayor obstáculo con el que me enfrenté fue la comodidad (…). El hecho de tener que salir de esta zona de confort para dedicarse a lo que a uno le apasiona es absolutamente complicado… Es ahí en donde está el reto; en salir de lo conocido y atreverse a hacer cosas que lo desafían todo el tiempo, que lo hagan trasnochar, madrugar… (sic).

K.R.: Teniendo en cuenta la trayectoria y la experiencia que ha tenido como profesional y como emprendedor, ¿cuál ha sido su mejor experiencia en el  campo del emprendimiento?

J.D: Uno hace empresa con el objeto de hacer dinero, y sí, es uno de los objetivos que uno persigue; pero la mayor satisfacción que uno tiene es cuando recibe comentarios de aquellas personas que se ven impactadas con lo que uno está haciendo. Uno de mis proyectos consiste en ayudar a emprendedores a iniciar empresas exitosas (…). Es satisfactorio recibir mensajes de ellos diciendo que lo que uno hace realmente tiene un impacto en sus vidas y los ayuda a ser cada día mejores (sic).

W.S.: Bueno, es sabido que un emprendedor ve oportunidad de negocio en cualquier lado, entonces, ¿cuál ha sido la idea de negocio que le ha generado mayores resultados?

J.D.: Hace más de cinco años, inicié un proyecto llamado ´Negocios y Emprendimiento´, que hoy se consolida como una de las comunidades virtuales de emprendedores más grandes del mundo hispano. Este es uno de los proyectos del que me siento más satisfecho (…), porque es rentable y muchas personas se ven beneficiadas (…). Lo que hacemos es brindarle a emprendedores y empresarios unas herramientas, consejos y estrategias para que desarrollen negocios exitosos. Negociosyemprendimiento.org es precisamente el proyecto del que me siento más orgulloso.

K.R.: Si bien es cierto, el mundo necesita cambios, emprendedores y empresas que ayuden a los mismos, ¿por qué crear una comunidad en línea y no una empresa tangible, como, por ejemplo, de carácter social?

“En estos momentos, el único enfoque que tengo es convertir a Net Masters en una empresa a través de la cual se desarrollen proyectos con  trascendencia global”.

J.D.: Cuando yo me encontraba frente a la iniciativa de hacer emprendimiento, realmente no tenía muchísimas cosas. Tenía 16 años, no contaba con un capital propio, tenía muy poca experiencia y empecé a ver qué ideas podía emprender en aquel entonces (…). Luego me enteré de que podía ganar dinero en internet y que las herramientas digitales me permitían empezar a desarrollar proyectos a muy bajo costo. En la tecnología veo la mejor oportunidad de los jóvenes para desarrollar proyectos, precisamente, porque requieren de una menor inversión que un negocio tradicional (sic).

Es sabido que las oportunidades en un país como el nuestro son limitadas. Sin embargo, para un emprendedor no existen barreras económicas ni geográficas, porque lo más importante es salir de lo prestablecido para innovar en pro de materializar sus ideas.

W.S.: Ahora entendemos con claridad el enfoque de negocio que ha tenido. Pero hay personas como Saúl Bayona, estudiante de Administración de Empresas, quien a pesar de saber que la era tecnológica está dominando la sociedad actual, piensa que difícilmente lo digital aporte a lo social. ¿Cree que haya un componente social dentro de la labor que realiza?

J.D.: El componente social está enfocado en dos actividades: Por una parte, todos los contenidos generados en los sitios web son gratuitos y de total acceso a cualquier persona; por otro lado, en lo comunitario o local, junto con un grupo de trabajo tenemos una serie de iniciativas en las que a través de cursos y talleres les enseñamos a jóvenes a usar herramientas digitales para que puedan llevar a cabo sus proyectos. Ya tenemos varios casos de Girardot, el Espinal, Ibagué y diferentes partes de la región.

K.R.: Aunque el emprendimiento y la administración de empresas van de la mano, ¿piensa que es importante seguir creciendo profesionalmente?

J.D.: Siempre he dicho que cuando uno tiene claro para dónde va en la vida, uno deja de aprender cuándo asiste a un aula de clase. Realmente, un aula de clases es un escenario de aprendizaje; pero nuestra verdadera maestra debe ser la vida y nuestra verdadera aula debe ser el mundo. Debemos estar en la capacidad de estar todo el tiempo aprendiendo cosas nuevas (…). Pienso que todos los días debemos aprender y avanzar a nivel personal y profesional (sic)

W.S.: Fuera de Net Master, ¿Cuáles son sus ideales como administrador de empresas?

J.D.: En estos momentos de mi vida, el único enfoque que tengo es convertir a Net Masters en una empresa a través de la cual se desarrollen proyectos con trascendencia global; entonces, ese es mi principal objetivo. Pero busco diferentes cosas a nivel personal y profesional: Por ejemplo, quiero seguir ayudando a que otras personas emprendan, generar impacto en sus vidas y, en general, que muchas personas se beneficien a través del desarrollo que hagamos (sic).

K.R.: Conociendo que para cada profesión existe un perfil especial, nos podría decir  quiénes son las personas más aptas para emprender una idea de negocio:

“En la tecnología veo la mejor oportunidad de los jóvenes para desarrollar proyectos, precisamente, porque requieren de una menor inversión que un negocio tradicional”.

J.D.: Existen diferentes características asociadas al emprendimiento, yo diría que no existe un perfil ideal de emprendedor, porque a lo largo de la historia hemos visto personas que han tenido diferentes enfoques que han logrado cosas muy interesantes. Sin embargo, si tuviera que elegir una característica especial para un aprendedor, lo haría en tres elementos claves: el primero es la pasión, querer, amar lo que se hace; en segundo lugar, la determinación, acompañada de la convicción, y tercero, la resilencia, que es la capacidad de levantarse de las caídas y enfrentar los obstáculos con mucha más energía. Estas son las características principales de un buen emprendedor. (sic).

W.S: Cuando nos dedicamos a algo en la vida, independientemente de lo que sea siempre hay una inspiración para ello ¿cuál es su modelo como empresario-emprendedor y, sobre todo, como creador de una comunidad en línea?

J.D: Cuando empecé en esto del emprendimiento, me inspiraban mucho las historias de Steve Jobs, Bill Gates y de otros grandes empresarios, que literalmente cambiaron el mundo. Ellos fueron mis primeros modelos por seguir (…). Otras personas que admiro muchísimo son Jesús Guerrero, Arturo Calle y en el medio tecnológico, Andrés Barreto, quien ha generado gran impacto en mí por todo lo que ha logrado a través de la tecnología.

Teniendo en cuenta lo que ya conocimos de nuestro emprendedor, contactamos a una persona muy cercana a él, Daniel Díaz, y le preguntamos acerca de cuáles creía que han sido los factores para que la labor de Javier siga en pie, sólida y creciendo cada día más:

Daniel Díaz (D.D.): Uno de los factores principales ha sido la perseverancia. Javier siempre ha sido muy constante en lo que se propone; a pesar de que al principio se le tildaba de loco, porque no sabíamos qué era lo que hacía, nunca dejo de luchar por sus ideales, porque él ya los tenía claros. Un factor fundamental a la par de la pasión; no hay momento en el que no esté pendiente de lo que sucede con sus sitios de internet. Él definitivamente, ama lo que hace.

como todo en la vida, hay personas que nacieron para crear y otras para consumir las creaciones de otros. En tiempos como los que corren, donde la cultura de Internet y sus temas efímeros reinan, es preciso decir que cuanto más propuestas surjan para saber utilizar las herramientas tecnológicas mucho mejor: debido a que ahora los jóvenes pasan por una etapa llamada de los ´no, no, no: no trabajo, no estudio, no hago nada. Por tanto, cuanto mayores propuestas –sensatas y de impacto- sean expuestas, mejor será la aplicación de las herramientas y avances tecnológicos comúnmente usados. Finalmente, el mundo se divide en dos tipos de personas: “las que ven pasar las cosas y las que hacen que las cosas pasen¨

Por: William Serrano

       Karen Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *