Crisis ambiental

GIROENU

La falta de control y supervisión en diferentes tramos del barrio Santa Paula Resort está generando problemáticas ambientales. Los malos olores y el aparecimiento de mosquitos son evidentes, como lo expresó Cecilia Sáenz- habitante del sector-, pues constituyen “un problema que lleva tiempo sin ser solucionado. Las botellas plásticas, restos de animales y demás residuos son botados con total imprudencia; por ende, esto provoca olores nauseabundos que afectan a la comunidad. Los animales carroñeros siempre están ahí” (sic). Debido a que el Santa Paula Resort no tiene organizaciones civiles sin ánimo de lucro, Benigno García León, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Santa Isabel, con el cual colinda, informó que “la ayuda por parte de los entes encargados del cuidado ambiental es mínima, a pesar de las solicitudes para que se vinculen a brigadas de recolección (…). De igual manera, la comunidad no demuestra mayor interés por ayudar a mejorar el entorno” (sic). No obstante, destacó que “se vienen estudiando proyectos viables como jornadas dominicales de limpieza y reciclaje; además, de cestas ubicadas en puntos estratégicos” (sic).

Por: Karen Gil – Jhon Patiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *