¿Y si no hubiera reinado?

f437d2_c296d30e4dbf404d8253b58d8d7020d8

La “Ciudad de las Acacias” es conocida en el centro del país debido a su clima, gente y tradicional Reinado Nacional del Turismo, el cual se celebra cada año en octubre como celebración de su aniversario. Empero, antes de este evento la ciudad es tomada por las aspirantes de los barrios y veredas aledaños con el sueño de ser las anfitrionas del certamen mayor. Éste quizás sea la meta de algunas para darse a conocer, utilizando su imagen como plataforma para lograr, de alguna forma, más rápidamente sus anhelos personales.

Qué tan profundos pueden llegar a ser estos si estamos acostumbrando a los jóvenes a ver como cultura un ritual de belleza. Girardot y desde luego los habitantes no buscamos otra manera de ser el foco de atención. El director de Danzas de la Casa de la Cultura, César Cuéllar, manifestó que “se requiere mayor enfoque cultural en la ciudad, no todo debe ser reinados, ya que estos en definitiva no sustentan ni económica ni culturalmente a la ciudad” (sic). Teniendo en cuenta que esta forma de atraer turistas a la ciudad ha sido tradición desde hace unos años, no debería ser la única, puesto que es más la inversión que la Administración aporta que los ingresos generados.

Los actos protocolarios que en días pasados engalanaron el certamen “Señorita Girardot”, como  preámbulo del Reinado Nacional del Turismo, no estuvieron exentos de crítica tanto por los visitantes como  por oriundos, al encontrar que el evento no fue accesible al público y que las muestras folclóricas fueron escasas.  Argumentos que  debería tomarlos en cuenta la Alcaldía,  ya que es la imagen que se da a conocer de la población, misma que cuenta con poco pero ejemplares referentes culturales que no son  aprovechados durante la puesta en escena de espectáculos que  terminan siendo exclusivamente exhibiciones vernáculas para los padres de los participantes de dichos grupos.

Como todo acto social siempre acarrea  el riesgo de tener apreciable acogida ante los espectadores o por el contrario ser  el blanco de negativos comentarios que afectan a los realizadores del mismo. Respecto de ellos,  Alfredo Másmelas maquillador profesional, afirmó que “es muy fácil juzgar; pero cuando el triunfo  es para una de nuestras candidatas no hay nada qué decir. Este tipo de eventos nos permiten mostrar nuestro trabajo”.

Aunque ante los ojos de muchos, el certamen especial no haya sido el mejor, para aquellas personas que participan en él es un medio que permite adquirir experiencia, y  nutrir nuevas expectativas personales.

Sin embargo, cabe resaltar  que este tipo de actividades  a su vez generan oportunidad laboral para aquellos que esperan las particulares  fiestas del municipio, pues es la semana en la que los vendedores ambulantes, los restaurantes, los hoteles, entre otros, aprovechan para brindar sus servicios. Por otro lado,Jaime Agudelo, estilista profesional, aseguró que “el Reinado Señorita Girardot es una fuente de ingresos. Llevo cinco años preparando  candidatas, ofrezco mis servicios de manera independiente me gustaría participar en el Reinado Nacional del Turismo; pero  no soy el estilista  seleccionado por la Alcaldía”. 

Girardot, más allá de ser el centro  de uno de los certámenes de belleza importantes del país,  como lo es el Reinado Nacional del Turismo, cuenta con  agrupaciones culturales que carecen de la realización de otro tipo de actividades, que permitan convocar a gran cantidad de habitantes del municipio para  aprovechar y compartir espacios  en los cuales se presenten  grandes espectáculos expuestos por grupos teatro, danzas, bandas musicales, entre otros. Es por esto, que la Alcaldía de Girardot deberá implementar estrategias  que generen  hábitos  culturales en el municipio.

Por: Álixon Larrota

         Jenny Ramírez

       Thimmy Rojas

Un comentario en “¿Y si no hubiera reinado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *