¿Comunicación en Uniminuto?

f437d2_0eeea1c23a7e415e8f1f1263d31f7ee5

Con la demanda de información y la necesidad de acceder a ella, es de vital importancia que los canales destinados a dicho fin sean efectivos.  Uniminuto dispone de un Área  de Comunicaciones, encargada de registrar y dar a conocer los diferentes eventos -todas las actividades de carácter académico o institucional- que suceden en el plantel y sus distintos Centros Regionales de Educación Superior (Ceres). Sin embargo, existen factores que influyen en la poca asistencia y participación de los estudiantes y docentes en las actividades. ¿Será que sí se han adoptado estrategias para informar con anticipación?

En Uniminuto, la comunicación tiene un proceso que empieza cuando una coordinación solicita difundir información acerca de su evento,  hacen una solicitud formal y se crea un diseño y  estrategia específica, dependiendo de lo requerido. La analista de Comunicaciones, Martha Liliana Herrera Gutiérrez, puntualizó que “todo responde al proceso de planeación; el Área de Comunicaciones es transversal. Se busca garantizar que los públicos de interés asistan; por esta razón, se usan los diferentes medios de comunicación con los que cuenta la universidad;  uno de los más efectivos es el voz a voz apoyado por los docentes”. (sic) 

Sin embargo, algunos alumnos se quejan de la escasa  difusión de  eventos  realizados. En ocasiones llegan a la universidad y se está llevando a cabo una actividad de la  que  poco o nada saben y, fuera de esto, se cruza con las horas de clase; por lo que unos docentes no permiten la asistencia de sus estudiantes. Ello  causa molestia, ya que  las actividades están hechas para todos y son muy pocos los que pueden asistir. Pero será la inasistencia sólo culpa de la escaza publicidad o en su defecto el desinterés por parte  de los estudiantes para participar en las actividades.

Por lo que la estudiante de Trabajo Social Yuri Valenciaafirmó que “en el tiempo que llevo estudiando se han evidenciado varios eventos de los que no se tiene conocimiento para  quiénes va  dirigido, quiénes pueden participar y quiénes lo están liderando. Es necesaria la publicidad constante para organizar nuestro tiempo y estar presentes en eventos que nos pueden servir a nivel profesional y personal” (sic).  Además, es innegable  la falta de espacios propicios para desarrollar estos actos culturales, ya que el ruido que se produce genera interrupción y malestar en las aulas.

Entre tanto, Herrera comentó que “hay factores que influyen en la inasistencia como el hecho de tener un acto académico relevante, por ejemplo, un taller,  parcial o la explicación de un nuevo tema” (sic). La asistencia no es obligatoria y depende  de la voluntad del estudiante y su interés  en la actividad,  si va enfocada a su profesión; y más difícil resulta generar la participación de educandos que no demuestran motivación alguna: muchas veces aun sin tener nada qué hacer, hay una buena parte  que prefiere seguir “sumergidos” en sus móviles o computadoras.

Los profesores son importantes en el apoyo de los eventos, en lo referente Orlando Sochimilca, docente de la facultad de Comunicación Social-Periodismo, recalcó al respecto que “ahora la información se difunde a través de las redes sociales. Se ha descubierto que Facebook es la red  más utilizada por los alumnos, a diferencia de los medios institucionales como las aulas virtuales o correos” (sic). Aunque, tales redes  no aseguran que la comunicación sea efectiva y llegue a todo el público objetivo. Al identificar y analizar la situación y el contexto en  que los alumnos se desenvuelven,  se deben encontrar varias vías comunicacionales para alcanzar la meta.

Pese a que, el Área de Comunicaciones está utilizando los diferentes canales institucionales y las redes sociales de la corporación, se continúa trabajando en estrategias efectivas para difundir la información oportunamente. Lo pertinente en este caso es un equilibrio entre la motivación propia de los estudiantes para que asistan voluntariamente y, por parte de la institución, la difusión eficaz de la información. Sin embargo, para lograr este objetivo se debe tener en cuenta algo importante que sería rescatar el sentido de pertenencia del alumnado y así fortalecerse académica y personalmente.

Por: Liliana Rubio

    Younly Hernández

     Danny Cubillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *