Oportunidades de Desarrollo para todos

                                            Foto de la web

Por:  Lesly Vásquez – Arnold Ricaurte

El desarrollo de una ciudad está en las manos de los mandatarios que  se comprometen con el pueblo a cambiar su calidad de vida y a mejorar sus condiciones de trabajo, ofreciendo un sinnúmero de  posibilidades de salir adelante para ofrecer un bienestar a sus familias. Pero para obtener un resultado positivo en esta labor el administrador o gobernante debe estar en la capacidad de gestionar, no sólo recursos monetarios, también debe gestionar oportunidades de cambio por medio de la cultura, la inversión y el fortalecimiento de lo social.

En aras de hablar del desarrollo turístico de Flandes, jurisdicción ubicada  en el oriente del Tolima,  y también conocida por estar situada en la cuenca alta del río Magdalena, y con gran variedad de ingresos gracias al modelo turístico que comparte con Girardot, en la que gran porcentaje de los casi 30.000 habitantes se lucra de la pesca que les brinda el río, hay que aprender  a seleccionar, entre otros, como producto para ofrecer al turista el mejor plato típico de la región: el viudo de capaz.

Pero así como Flandes tiene avance en el desarrollo turístico, existe la otra cara de la moneda  en demás tipos de aspectos que no permiten el desarrollo en gran escala del municipio. Un ejemplo de estos problemas es la inseguridad que a diario martiriza a pobladores como a turistas, perdiendo la confianza de ser un pueblo tranquilo, cálido y amable; digno de ser tierra tolimense. Este problema ha sido la piedra en el zapato para administraciones anteriores, debido a que no hay una adecuada gestión por parte de los mandatarios para acabar con un mal que afecta el progreso de los flamencos.

Como habitante de este municipio importante del departamento, he tomado las riendas de unos ideales que me permiten hoy, ser el aspirante a la Alcaldía que desea mejorar e implantar un cambio desde lo social, porque es desde ahí,  donde se generan las oportunidades para todos. Pero esto no lo puedo hacer solo. Gracias a la conformación de varias mesas de trabajo he descubierto falencias y males de mi municipio, desde ese momento me tomé la tarea de implementar un programa de gobierno con el que pretendo mitigar los males de nuestra sociedad, que ha sido ignorada por administraciones anteriores.

Con el propósito de cambiar las relaciones de poder hemos invertido la figura del triángulo, donde la Alcaldía será base del pacto social y las comunidades en lo alto del triángulo, a través de las juntas de acción comunal: donde los puntos de encuentro estarán ungidos por el poder. Esta nueva relación entre el Estado y la sociedad civil enaltecerá los principios de la soberanía popular e inclusión de los representantes de las comunidades flamencas. A continuación, el grafico de nuestro proyecto político.

El concepto del triángulo del poder se desarrolla cruzando transversalmente los diferentes sectores de la vida pública y triangulando el accionar de los tres actores de poder que se interrelacionarán para lograr los objetivos propuestos, encaminados a la mejora del estándar de vida de nuestros habitantes de Flandes. Es por eso que mi equipo está en la capacidad de darle un giro a lo que se viene haciendo en estas  tierras, teniendo en cuenta a los que piden a gritos un cambio y un nuevo destino para el progreso de todos.

Ahora bien,  la acción de la comunidad se constituye con el conjunto de ciudadanos organizados con la capacidad de aceptar el reto del triángulo del poder, con el propósito de aunar los esfuerzos de gestión comunitaria con la Alcaldía para la solución de las necesidades. Esto se logrará invirtiendo la figura del poder jerárquico, en la cual se pone cómo la máxima autoridad a la comunidad beneficiaria del programa de gobierno  representada por las juntas de acción comunal y los puntos de Encuentro, que tendrán la responsabilidad del proceso de gestión.

Esto se conseguirá basados en el principio de la inserción que permitirá que las leyes de la Acción  Comunal sean aplicables y se logren mediante acuerdos comunales y convenios solidarios conducir el manejo de los recursos públicos para que sean ejecutados por las juntas de acción comunal. Por medio de líneas de acción se iniciarán procesos de capacitación que le permitirán a la Alcaldía  y a las JAC conocer el manejo interno del nuevo modelo de gobierno.

En un proceso de gobernanza, los gobernantes y sus gobernados, trabajarán conjuntamente para darle aplicación a las leyes que permitan empoderar a las comunidades en la canalización  de los recursos públicos y así volverlas partícipes de cada decisión tomada para el bienestar y completo desarrollo de los habitantes. Ya encaminados dentro de la misión de lograr el cambio estaré a la disposición de cada uno de los flamencos que quieren buscar la renovación de las políticas públicas y entumecidas desde antaño por personas negligentes  en estos procesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *