Las ganas de servir no son suficientes

f437d2_1ab287ce126248518ddd2cb13a834814

Girardot por ser conocida como la ciudad turística por excelencia del centro del país, es anfitriona de diferentes eventos culturales que resaltan sus atractivos emblemáticos; además, de contar con un sinnúmero de actividades que brindan un espacio de interacción de  lugareños y  visitantes.  La organización de algunas festividades tradicionales ha sido quizás la mayor debilidad, no por las estructuras de sus escenarios, sino por la ausencia de talento humano que garantice la protección de los asistentes.

Las organizaciones que prestan servicio de seguridad, no siempre cuentan con personas aptas para desempeñar labores que implican un alto grado de responsabilidad, ya que en diversas ocasiones la vida de algunos está en manos de otros; todo esto  producto de la falta de rigor a la hora de seleccionar el personal. Hay que enfatizar que no sólo se trata de salvaguardar la vida de los individuos en los eventos sociales, sino en todo tipo de situaciones que requieran la ayuda de otro ser humano.

La Defensa Civil  es una organización que funciona en la mayoría de  países con el objetivo de apoyar a las poblaciones en caso de vulnerabilidad, es decir, cuando una catástrofe natural o accidentes imprevistos destruyen su entorno. Igualmente, está conformada por un  conjunto de individuos representativas de una comunidad que desarrollan y ejecutan actividades de ayuda,  las cuales buscan proteger  la integridad física de la población y su patrimonio ante los efectos de los fenómenos naturales o tecnológicos que causan  desastres.

Constituye una entidad sin ánimo de lucro que respalda todas las labores relacionadas  con el medio ambiente y atención a víctimas y asimismo, sirve humanitariamente a toda la comunidad que se encuentre en riesgo. “A pesar de ser sin ánimo de lucro  cuando hay un evento social asistimos y hacemos un cobro mínimo para el sostenimiento de todo lo que tenga que ver con funciones de rescate”, afirmó Jorge Mejía, presidente de la Defensa Civil.

En cada urbe debe haber una Defensa Civil que se encargue de los casos de emergencias locales; sin embargo, cuando se requiere de mayor apoyo se puede acudir a los voluntarios de municipios aledaños con el consentimiento de las autoridades de la ciudad que solicite la ayuda. La Defensa Civil en sus 50 años de servicio a la comunidad se ha caracterizado por ser “la institución social y humanitaria más grande del país”, según página web de la defensa civil ; no obstante, es necesario innovar las técnicas de selección de los colaboradores, puesto que algunos no cumplen los parámetros mínimos que demandaría una situación extrema.

Funciones

Las labores que debe desempeñar este cuerpo de auxilio y rescate radican en  ejecutar o participar en planes, proyectos, programas o acciones específicas de prevención de desastres correspondientes al ámbito de su competencia como integrante del Sistema Nacional de Prevención y Atención de Desastres. Por otro lado,  ejecuta  misiones de búsqueda, rescate, primeros auxilios y establecen el sistema inicial de clasificación de  heridos; de igual manera, colabora con las autoridades en actividades cívicas que contribuyan a la conservación de la seguridad interna y al mantenimiento de la soberanía nacional.

<<La Defensa Civil en sus 50 años de servicio a la comunidad se ha caracterizado por ser “la institución social y humanitaria más grande del país” >>. Página web Defensa Civil

En caso de emergencia, en la “Ciudad de las Acacias” la población debe comunicarse al 3114610811, que corresponde no a una línea de emergencia, sino al número personal del presidente municipal de la Defensa Civil, algo inapropiado si partimos del hecho de que no todo el mundo cuenta con un teléfono celular y, si lo tienen, muchas veces no cuentan con minutos disponibles. Además, la mayoría de las personas desconocen el numero personal de Mejía; por consiguiente, lo ideal sería implementar una línea de emergencia gratuita.

Los diferentes gobiernos municipales han sido apáticos en todo lo relacionado con la Defensa Civil. Activamente las entidades que prestan colaboración con el trasnporte para movilizar a los voluntarios  son la Corporación Prodesarrollo de Bomberos y el alcalde Diego EscobarAunque la ayuda proporcionada por la Alcaldía Municipal debería ser más notoria en todos los sentidos, puesto que la Defensa Civil les presta un servicio significativo: hoy por hoy los mandatarios se excusan al indicar que la asistencia que les proporciona es esporádico y sin trascendencia.

Colaboradores por vocación 

El organismo cuenta con una junta directiva y 54 colaboradores que están prestos a servir en cualquier evento social o catástrofe; y los voluntarios son personas del común con ocupaciones que sacan de su tiempo para contribuir al el bienestar social. Yolanda Uchuvo, voluntaria de la Defensa Civil, afirmó que le gusta servir a la comunidad, porque se siente útil para Girardot y ratifica que no interesa la edad, la posición económica ni la profesión; lo único importante es la vocación y empeño de ayudar.

Los requisitos para ser voluntarios consisten en aprobar el curso virtual de primeros auxilios básicos de 40 horas, asimismo, como disposición de tiempo; un rango de edad entre 15 y 45 años, acceso a internet y actitud positiva. Aun así,  las ganas de servir no son suficientes, tampoco lo es la paupérrima capacitación que reciben los voluntarios y si a esto se le suma la incredulidad ciudadana que genera la organización en cuanto a sus funciones; el panorama en el ámbito local de la Defensa Civil resulta desalentador.

La lugareña Laura Rodríguez, expresó su inconformidad hacia los voluntarios pues asegura que únicamente hacen presencia cuando hay desastres naturales; por otro lado, hace hincapié en la escasa participación de los colaboradores en los eventos culturales, y resalta el hecho de que la mayoría son personas de la tercera edad que no podrían generar un auxilio oportuno. No obstante, se priva de juzgar a quienes desinteresadamente contribuyen con su grano de arena y considera que si las personas jóvenes se interesaran en generar un aporte social, la ciudad iniciaría una transformación.

La mayoría de las personas le adjudican su falta de conocimiento a la Alcaldía o a las instituciones, tal es el caso de Marina Díaz, que como residente no se percata de la responsabilidad de estar al tanto de los programas,  actividades y organizaciones del municipio, debido a que es de vital importancia que se responsabilice y asuma su papel como girardoteña, preocupándose por estar  documentada de lo que tiene su ciudad; no todo puede llegar  en “bandeja de plata”.

<<La Defensa Civil en Girardot a pesar de trabajar con las uñas es la prueba reina de que servir desinteresadamente siempre será mejor que recibir>>. Página web defensa Civil 

A pesar de las críticas y de las opiniones divididas, hay quienes defienden con argumentos la labor del importante cuerpo. El guarda de seguridad Leonardo González, enaltece el trabajo de todos aquellos que dedican un poco de su tiempo a esa noble causa, toda vez que ha sido testigo de cómo estos “héroes”, como él los llama, han salvado no sólo vidas, sino promovido cualquier cantidad de marchas por el respeto y la tolerancia.

f437d2_c91b994a28de494fb242fe22f0b07c11

Aquellos que deseen hacer parte de la Defensa Civil necesitan coraje, compromiso y dedicación para mantenerse firmes en los objetivos, porque a pesar de la falta de herramientas y del apoyo de parte de la población, la institución  no pierde la esperanza de que en algún momento sean más quienes apuesten por esta insigne labor. La Defensa Civil en Girardot, a pesar de trabajar con las uñas,  es la prueba reina de que servir, desinteresadamente, siempre será mejor que recibir.

La Defensa Civil Colombiana proyecta en su visión institucional que  “en 2018 esta será una institución moderna, especializada en preparación y respuesta a las emergencias y desastres, con reconocimiento en cooperación internacional y gestora de proyectos sociales y ambientales que contribuyan al desarrollo sostenible del país”; sin embargo, esto sería posible si todos los habitantes de cada una de las localidades del país promueven una cultura responsable y preocupada por el bienestar de los demás.

Por:  Mayra Delgado

María José Arango

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *